26 enero 2022

ASESINATO EN EL MAGARIÑOS

Por Vicente Ramos

Aunque por el título parece que se tratase de un cuento macabro, resulta que en los años ochenta, cuando el comando Madrid de ETA fué más activo y cometió las masacres más atroces, hubo un plan para asesinar a una persona que iba a entrenar al Magariños.

Os pongo en antecedentes. El comando Madrid estaba compuesto por Iñaki de Juana Chaos, tristemente famoso, asi como por Soares Gamboa, arrepentido posteriormente de su actividad asesina, junto a Esteban Esteban y la Tigresa Idoya López Riaño. Todos estos personajes los recordaréis de los años de plomo y posteriores.

Existía por aquel entonces un equipo denominado Los Plumillas compuesto, entre otros, por periodistas como José Antonio Arízaga, Luis de Benito, Pedro Macía, César de Navascués y por exjugadores del Estu que compartían equipo, como Jesús Codina, Antonio Díaz Miguel y Leopoldo Codina. El Estudiantes les facilitó cancha para entrenar y encontrarse posteriormente un grupo de amigos con raíces y afición por el baloncesto.


Los Plumillas en La Nevera. Años 70

En algún momento determinado de loa años ochenta se unió a ellos Pedro J. Ramírez, a la sazón director de El Mundo, puesto que había jugado en su colegio de Logroño y es un gran conocedor y aficionado al mundo del baloncesto. Habían pasado de entrenar una noche a la semana en La Nevera a entrenar con similar frecuencia en el Magariños. Y aqui es donde se cierra la trama. Pedro J. fué en aquellas fechas objetivo del comando Madrid de ETA.

El arrepentido Soares Gamboa le confesó a Pedro J. en una carta que se disculpaba por haberle tenido en el punto de mira y éste le convocó a una entrevista, de la que os extraigo un fragmento, en el que explican como se programó el atentado en el Magariños. 

Vamos, que si alguno de nuestros amigos periodistas y exjugadores hubiera acompañado esa noche a Pedro J. podría haber volado por los aires junto a él en caso de haberse consumado el atentado.



La entrevista completa entre Pedro J. y el etarra podréis encontrarla en el siguiente enlace.

https://www.youtube.com/watch?v=2uzbW-ouQHc&list=WL&index=4&t=180s



24 enero 2022

MI RUTA DE LAS PALABRAS INVENTADAS

Por Nicolás Pérez-Serrano Jáuregui                                                                                      Aula 64

(Dic 2021)

 

Mi ruta de las palabras inventadas

 

Os quiero hablar de mi “Ficcionario, Diccionario inventológico y Piccionario” de 3.141 palabras de nuevo cuño, que acabo de editar con Círculo Rojo.

 

Índice

 

Primero.                                  Breve introducción.

Segundo.                                 Una actitud, un divertido anclaje a la vida.

Tercero.                                    Todo empezó con “cristálida”.

Cuarto.                                      Un juego adictivo que abarca campos infinitos.

Quinto.                                       Un apartado en que se habla de sexo.

Sexto.                                            Un acompañamiento familiar entrañable, creativo, solidario.

Séptimo.                                   Una recomendación del alma: que continúe la lectura, a cuyo efecto recomiendo unas cuantas palabras seleccionadas y agrupadas en trece materias.

 

 

 

 


 

Primero.                              Breve introducción.

 

En verdad, aunque la cosa comenzó mucho antes, y el trabajo se solapó con el de más “enjundia” de emular (aunque con sólo mil palabras) al diccionario de Autoridades (añadiré, para evitar malas interpretaciones o confusiones que a este segundo parto de palabras nuevas lo titularé “Diccionario de Fautoridades” (Falstoridades), dadas sus características), he de añadir que la fecha de su finalización fue en medio del confinamiento por el maldito republicanovirus[1], licencia que me tomo en su denominación para expresar que, a la sazón, todo era tan desbarajustado como en nuestras dos épocas de república. O sea, que acabé la tarea coincidiendo con el último día de abril del más que tétrico 2020, y ello a pesar de las buenas intenciones o posibilidades que le atribuí en mi Christma de la Navidad del 2019, donde jugaba con la repetición del 20 (2020) y otros desatinados augurios.

 


 

Segundo.                             Una actitud, un divertido anclaje a la vida.

 

            Jugar con las letras, combinarlas, sacar partido a esos trueques en busca de nuevas palabras, de paradojas, forzar significados con elementos de voces varias, crearlas sobre la base de raíces griegas, romanas o del habla común, ha llegado a ser pasatiempo entrañable e incluso actitud con la que amarrarme a la vida, para así llenar de sentido momentos de máxima dificultad vital.

 

El ancla estaba a mi alcance. No necesitaba sino pluma y papel. Me puse a ello. En seguida comprobé que así, con esos pobres elementos, era capaz de llegar a puerto insospechado pero de enorme intensidad y contenido: acariciar felicidades que se me negaban o que yo no sabía encontrar.

 

Esa distracción ha llegado casi a alcanzar la categoría de forma de ser, y hoy pertenece a mi entraña, formada poco a poco, aunque debo reconocer que la cosa viene de lejos. En casa, de soltero y de casado, siempre hemos tenido propensión, predisposición diría para ser más exacto, a eso que considero al fin y al cabo como una manifestación de un sentimiento irónico de la vida, al cual no puede ser ajeno el lenguaje, nuestra señal de referencia para comunicarnos. Mi padre era un exquisito del lenguaje. Mi boticaria madre no le iba a la zaga. Mis hermanos, tampoco. Marta, e hijos y nietos, han vivido -a veces padecido, he de reconocerlo- en esa aventura diaria de buscar la frase feliz, de encontrar maneras nuevas de manifestar los sentimientos de nuestras pequeñas colectividades, clanes familiares que se iban dotando, al menos a través de cuatro generaciones, de un vocabulario particular que todos entendíamos y practicábamos de manera fluida, espontánea, natural y satisfactoria. Un tesoro que, en la medida de mis capacidades y fuerzas, he tratado de enriquecer, a mi manera por supuesto, pero por medio de un esfuerzo en que me he visto siempre muy bien acompañado. 


PARA SEGUIR LEYENDO 

 http://interesactualidad.blogspot.com/2022/01/mi-ruta-de-las-palabras-inventadas.html

19 enero 2022

PASEO DEL PRADO, PATRIMONIO MUNDIAL DE LA UNESCO

POR JOSÉ LUIS CERDÁN

https://youtu.be/FYb6SW9-CnA

Paseo del Prado y alrededores.

Paseo del Prado, Patrimonio Mundial de la UNESCO 2021

Espacio conformado desde la segunda mitad del siglo XVIII hasta el siglo XX. Comienza en la plaza de Cibeles y acaba en la de Carlos I (Atocha)

En su origen denominado Salón del Prado, diseñado por José Herosilla a instancias de Carlos III.


16 enero 2022

KURT, UN GRANDE DE NUESTRA ÉPOCA

POR NICOLÁS PÉREZ-SERRANO

Nuestro compañero del Ramiro de Maeztu, Kurt Schleicher Tafel, murió el viernes 14 de enero. La noticia nos sorprendió, nos amargó hasta lo indecible, en el desayuno del sábado 15. En televisión el concierto de la 2 empezaba con La bienvenida, del Tannhäuser de Wagner. Esa misma tarde varios capítulos en el canal de Historia nos revelaban los últimos descubrimientos acerca de Tutankamon. No parecía casualidad. Todo empezaba a recordarme a Kurt, sus orígenes alemanes (nació en Stuttgart, pero ¿no era más castizo que cualquiera de nosotros?), su pasión, entre otras muchas, por Egipto, que supo transmitirnos sin altanería, con la sencilla humildad de los auténticos conocedores de las cosas.

En la semana pasada logré hablar varios días seguidos con él y Mari Carmen, antes de que ya no me cogieran el teléfono a partir del día 11. Aunque él sabía que su mal empezaba a hacer mella en la médula, hicimos de verdad risas auténticas, cordiales, pasamos espléndidos ratos y nos intentamos convencer de que, aunque había que subir otra montaña, pronto vendría la meseta de la mejoría. Todo se ha precipitado, sin embargo, y hoy ya le echamos de menos.

Nos hemos quedado sin uno de los grandes amigos, un hombre bueno, cordial, animoso, lleno de espíritu sano, emprendedor, comprensivo, inteligente, amable, con su lista sonrisa siempre a flor de piel, lleno de ideas y saberes, irónico, muy seductor. De la época del Ramiro guardo recuerdos a partir de las clases de alemán, en que sólo estábamos, con Don Domingo Hernández o con Carmina Ortiz, unos ocho alumnos, los Valdovinos, Marsá, Casas…Era su época de ponerse más nervioso en el hablar. La cabeza le iba deprisa. El corazón aceleraba . Y su lengua no se acompasaba a tanta velocidad como quería. Luego vinieron los años intermedios. Él, de ciencias. Yo, de letras. Se separaron nuestras vidas. Pero el reencuentro, a partir de 2014, al celebrar los 50 años de nuestro Preuniversitario, fue fácil. Reanudamos la conversación como si no hubiesen pasado cinco décadas.

Ya maduros, comprobamos pronto que teníamos muchos magmas comunes, valores compartidos, aficiones que nos transmitíamos sin esfuerzo, cariño y admiraciones que afloraban de inmediato, capacidades hasta ese momento no descubiertas sino atisbadas desde antiguo, pero atractivas, llenas de matices, dignas de ser contadas ante la atenta escucha del otro. Todos en la Promoción 64 hemos visto cómo era, y podremos imitarle, pero siempre será insustituible. Cuando se acercaba la Navidad, dibujaba, y lo recordaréis bien, en la pizarra del aula, en su mano un christma de Ferrándiz, una escena para competir con los de las demás clases. Pudo dedicarse a muchas cosas, pues sus talentos abarcaban gran cantidad de campos y actividades. Pero creo no equivocarme si digo que, con lo que hizo en sus setenta y cuatro años de vida intensa (habría cumplido los tres cuartos de siglo el próximo 8 de junio), supo acertar en su ser y en su estar en el mundo. Parte de la buena culpa que hay en todo ello se debe a Mari Carmen y a David, a quienes mando el más fuerte de los abrazos.

Hay muchos cielos, el universo es inmenso. A ellos se dedicó Kurt en cuerpo y alma. Viajar en avión es hoy, gracias a él, más estable, más cómodo, más seguro. Todos somos mejores tras haberle conocido. Todos tenemos una inmensa deuda de gratitud a lo que hizo, a cómo fue, a su paso por la tierra y a sus vuelos por el espacio, tan incomprensible para algunos como yo, pero que él dominó como pocos. Gracias, Kurt. 

Nicolás Pérez-Serrano Jáuregui.

15 enero 2022

KURT IN MEMORIAM

POR MANOLO RINCÓN

Una fría mañana de enero recibí una triste noticia, Kurt, el compañero de toda la vida de primaria y bachiller había fallecido. Aunque temida noticia no la esperaba y me sumió en una gran tristeza.

Dejé volar mis recuerdos. Le estoy viendo con pantalón corto en aquella clase de Iniciación A, donde le conocí en el curso 53-54. Un pelo muy rubio y un acento extranjero al hablar. Luego con D. Luis estuvimos tres cursos. Y como se reía cuando D. Luis intercepto mensajes que nos enviábamos Carlos Iradier y yo y los leyó para toda la clase.

En el bachiller estuvimos juntos los 7 cursos, salvo en la clase de Alemán a la que él iba con D. Domingo y Carmina. Recuerdo que a menudo nos decía que le gustaban Carmina y la Sra. Gálvez. Recuerdo como se tiraba en plancha sobre nosotros cuando nos apiñábamos en la barandilla del campo de baloncesto. Tenía una enorme vitalidad.

Sé que me despedí de él al terminar preuniversitario. Él se iba a Aeronáuticos y yo a Teleco. Después le vi un día con el uniforme de milicias universitarias aéreas, muy chulo.

Luego vino un tiempo largo de desconexión, hasta que pasados 40 años de la salida del Instituto nos vimos en un acto financiero. Allí decidimos preparar el 50 aniversario de la salida del Instituto e incorporar a Vicente y Alfonso al grupo de preparación. Comimos los 4 en un sitio que Alfonso conocía y en ese momento comenzó la organización de nuestro evento, al que se dedicó con gran tesón.

Visitamos a la Sra. Gálvez y a Carmina, lo que le hizo gran ilusión, ya que en sus sueños juveniles estaba enamorado de ambas.

Me hizo partícipe de sus escritos, en general de ciencia ficción salvo una biografía de su padre. Hice un viaje con él y su mujer a Galicia donde recorrimos la provincia de Orense, con los Cañones del Sil. Guardo un grato recuerdo de aquel viaje. Siempre estaba contento y animoso y con muy buen apetito.

Solíamos quedar a menudo en el Embarcadero, un restaurante en el Lago de la Casa de Campo, donde comíamos cuando él iba a remar a las barcas.

También fuimos a casa de Alfonso donde se recreó con la maqueta de tren eléctrico que Alfonso ha construido y que le encantó.

Hizo buena amistad con Rosa María Muro y le gustaba oír sus historias sobre el Ramiro y su gente.

Sus viajes a sitios exóticos los plasmó en magníficas fotos, ya que era muy aficionado al arte fotográfico y realizó varias exposiciones fotográficas por medio de su Ayuntamiento.

Mucho me contó de su experiencia en el Airbus que marcó toda su trayectoria profesional.

En los últimos tiempos por el covid y su enfermedad los contactos que tuvimos fueron por Zoom. Al último de diciembre ya no pudo acudir por estar en el hospital.

Si, al cerrar los ojos le veo en el Ramiro con su sonrisa amplia y su cabellera rubia. Son escenas imborrables.

Deseo que descanse en paz. Yo he perdido un gran amigo y la promoción un gran compañero, que supo llevar con honra la herencia recibida en el Ramiro. No le olvidaremos nunca. 









12 enero 2022

CONFERENCIA SOBRE ARMAMENTO. GASES NERVIOSOS

 POR ILDEFONSO ARENAS

El Instituto de Ingeniería de España ha girado una invitación a nuestro compañero Alfonso Arenas para dar una charla sobre gases nerviosos, tema que ha sido muy estudiado por su parte para la confección de sus libros. 

La charla va dirigida a ingenieros de armamento y químicos principalmente y versará sobre lo que pudo ser y aún puede ser la guerra química a gran escala.



PROGRAMA

 

19:00

Bienvenida a los asistentes y presentación de la Jornada.

D. José Trigueros, Presidente del IIE.

D. Enrique Rodríguez Fagúndez, Presidente del Comité de Tecnologías para la Defensa del IIE.

 

19:15

Presentación de la Jornada y del ponente

D. Enrique Rodríguez Fagúndez, Presidente del Comité de Tecnologías para la Defensa del IIE.

 

19:30

 

Los Gases Nerviosos.

D. Ildefonso Arenas Romero. Consultor y escritor.

 

20:30

Coloquio moderador por:  D. Enrique Rodríguez Fagúndez

 

20:45

Clausura de la jornada


PRESENTACIÓN

Los gases nerviosos no son un arma popular, aunque de vez en cuando algo los pone de moda durante unos días  o unas semanas, para después volver a caer en el olvido.

La última de sus resurrecciones se debe al no muy bien identificado 'Novichok', y sólo porque unos supuestos agentes de los servicios secretos rusos lo emplearon para intentar eliminar un par de disidentes, nada favorables al actual gobierno de la Federación Rusa.

En otros tiempos, ya tan lejanos como las dos guerras del Golfo Pérsico, uno de los gases, el denominado 'Sarin', se mantuvo en un alto grado de popularidad, más que nada por acusársele de ser el 'arma de destrucción masiva' con que a Saddam Hussein se le suponía capaz de poner en peligro la seguridad de casi todos los estados de Oriente Medio. Al mismo Sarin se le achaca un empleo terrorista, por fortuna no excesivamente masivo, en el metro de Tokio, así como el asesinato de algunos exiliados argentinos que no caían simpáticos a la última de sus dictaduras militares.

Salvo eso, es muy escasa la popularidad de los gases nerviosos, lo que no deja de ser injusto, porque siguen ahí, de ningún modo se han extinguido y, en sus versiones más poderosas, son perfectamente competitivos frente a las mucho más populares, al menos en cuanto a ser conocidas y recordadas por los ciudadanos, 'bombas de neutrones'.

Esto, además de una imprudencia, es por demás sorprendente, ya que los 'gases nerviosos' son mucho más simples y baratos de producir, almacenar y operar, y en cuanto a su eficacia parece haber un acuerdo general en que matan mucho más, con la gran ventaja de que, al cabo de unas pocas semanas, lo que tardan en dispersarse sus últimas moléculas, todo vuelve a estar como antes, miles de cadáveres aparte.



-----------------




30 diciembre 2021

NAVIDAD EN LA PALMA

POR NICOLÁS PÉREZ-SERRANO

Todos queríamos cambiarle el nombre cuanto antes. Preferíamos, claro está, el de “Lumbre Vieja”, pues esta denominación querría decir que Cumbre Vieja ya no estaría en activo, por mucho que todos, sin excepción, retuviéramos por años en la retina y en la memoria la imagen de esas brasas saltando hacia el cielo, o corriendo ladera abajo, o precipitándose en el mar por el despeñadero de antiguos taludes o acantilados. Los ríos de lava (en mi jerga innovadora los considero “lavaraña: tejido de venas por las que corren fluidos magmáticos procedentes de un volcán en erupción”) nos habían herido a todos. Los humos desprendidos nos habían intoxicado a todos. Las masas de ceniza, en vuelo o depositadas, habían afectado a todas nuestras casas, iglesias, plantaciones, escuelas, negocios, carreteras. El 28 de diciembre de 2021, no, no se trataba de una Inocentada, vimos cómo trabajaban ya grúas de desescombro, coloristas, de amarillo, muy diferentes a las coladas resecadas de un gris plomizo tirando a negro. Nos gozamos al contemplar que empezaba la Navidad en La Palma. Y giramos nuestras manos hacia allá, o con ellas aplaudimos un final (nos quedan por llegar otros, como el de la pandemia) pero que es al tiempo el comienzo de vientos mejores, más salubres, de perspectivas de reconstrucción, de aplicación de la solidaridad efectiva que concretara lo que hemos deseado con el pensamiento durante tres eternos meses. Feliz “asísmico” 2022

23 diciembre 2021

CUENTO DE NAVIDAD 2021. CÁNTICO A LA LIBRERÍA PÉRGAMO

Por Manolo Rincón

Aquel diciembre me encontraba analizando las diversas teorías sobre el origen y desarrollo de la pandemia que nos asolaba desde hacía dos años. Muchas cosas no cuadraban. Era muy difícil establecer una hipótesis que fuese realmente demostrable. Las derivadas económicas me asustaban, así como las muertes oficiales causadas por el virus, pero pensaba que las reales serían mucho mayores.

Sin darme cuenta ya estábamos en las vísperas de Navidad. Para despejarme un poco salí a la calle sumido en mis pensamientos. Recorrí sin rumbo fijo las iluminadas y bulliciosas calles madrileñas, en las que no se notaba ningún síntoma de la pandemia.

Me fui alejando del centro pues el jaleo del gentío me molestaba. Sin darme casi cuenta distinguí las formas arquitectónicas de nuestro Ramiro, no entendía muy bien como había llegado allí. Todo estaba silencioso y en penumbra, por lo que seguí andando sin un rumbo prefijado.

Cuando dejé un rato mis pensamientos, me pareció estar en un lugar vagamente conocido. Era la calle de General Oraá y sin más vi la librería Pérgamo. Cuantos recuerdos aparecieron en mi mente, de cuando compraba los libros de texto en ella.

Pero me invadió la tristeza. Estaba en liquidación y la librería desaparecería para siempre. Decidí traspasar la puerta y repentinamente me vi en la librería de los años 50, apiñada de alumnos que pedían a gritos sus libros. Yo no iba a ser menos, me hice un hueco y llegué al mostrador de venerable madera. Nos alumbraban dos globos blancos pendientes del techo y las librerías aparecían repletas de libros de texto.

Había dos personas atendiendo, el dueño y la que supuse su hija, Lourdes. Eran pocos para la cantidad de clientes que nos apretujábamos contra el mostrador. El libro de Ciencias Naturales de 3º, el de Ybarra, comencé a gritar. Por supuesto era difícil que me atendiesen con la cantidad de jóvenes que pretendíamos ser oídos.

Me pareció ver a algún compañero de clase vociferando igualmente algún libro deseado. Tras mucho desgañitarme, apareció Lourdes con el libro que solicitaba. Lo tomé emocionado y me dispuse a pagar las 70 pesetas que me pedía.

Pero me di cuenta que no tenía nada de dinero y no podía pagarlo. Esto me produjo mucha angustia. Cogí el libro, no quería soltarlo y salí corriendo hacia afuera mientras Lourdes me reclamaba el importe.

No sé cómo me encontré en el exterior. De nuevo estaba la librería vacía ante mí, con el cartel de se alquila. Me parecía que lo vivido había sido tan real que no daba crédito a que no hubiese sucedido realmente.

Un poco aturdido regresé a mi casa pasando por luces y árboles de navidad. Hoy es 23 de diciembre pensé. Recordando Pérgamo llegué a mi casa y para evadirme un poco puse la TV. En Telemadrid donde en esos momentos hacían una entrevista a Lourdes, mucho más vieja naturalmente, que la que había visto. Explicaba que era un negocio insostenible.

Feliz Navidad 2021.





07 diciembre 2021

CARICATURAS DE NUESTROS PROFESORES

 POR LUIS PEREZ ORTIZ


N de la R

Nuestro compañero de la 74, L.P.O. nos ha remitido las siguientes caricaturas que pasamos a ofreceros en su nombre. Están además publicadas en su página de FaceBook en el siguiente enlace https://www.facebook.com/media/set/?set=a.1047489095344878&type=3 


Profesor Armada. Educación Física

Profesor Ayala. Dibujo

Profesor Carballo. Lengua y Literatura

Profesor Gómez Menor. Ciencias Naturales

Profesor Izquierdo. Latín

Profesor Marzoa. Dibujo Técnico

Profesor Mindán. Filosofía

Profesor Tena. Religión

Profesor Torrent. Latín

Profesora Maria Jesús Melis. Filosofía

Profesor Gabino López Morant. Religión

05 diciembre 2021

UN HECHO CURIOSO QUE MERECE LA PENA COMENTAR

 

Por Manolo Rincón

Algunos puede que recordéis a Dª Concepción Zamorano. Era una profesora adscrita a la Cátedra de Geografía e Historia, que en el curso 58-59 (segundo de bachiller), nos dio clase de Geografía Universal en 2º A y además fue nuestra delegada. Licenciada en Filosofía y Letras.

Yo la recuerdo como una mujer elegante cercana a la treintena de modales suaves y que daba muy bien la asignatura y trataba bien a los alumnos. Aún recuerdo la clasificación de los países por los litros de leche que consumían, y las nociones de longitud y latitud que nos enseñó.

Al terminar el primer trimestre nos dijo que se iba a casar y que sería sustituida por la Srta. Piñeiro Peleteiro. Ya no la volvimos a ver y el cambio en mi opinión fue muy malo, pues la nueva profesora a parte de dominar la materia mucho menos, no parecía tener mucha experiencia docente. No controlaba bien a la clase y siempre amenazaba con suspensos. Yo que con la anterior profesora sacaba buenas notas, empecé a tenerlas malas. Era también la delegada de curso y fuimos de excursión a El Escorial con ella. Fue una excursión penosa para mí, la peor que he hecho en el Ramiro.

Esto lo cuento simplemente para que podáis recordar algo de aquel tiempo.

Al digitalizar los viejos papeles y documentos del Ramiro, hemos encontrado datos interesantes. Los documentos originales los podéis ver en el blog de documentación en el apartado de la Sra. Zamorano (en profesores V, número 41).

Yo lo comento aquí con los documentos y mi particular interpretación de los hechos que voy a relatar. Primero la Sta. Piñeiro Peleteiro tenía en su ficha la categoría de profesora ayudante interina gratuita, y solo estuvo dando clase en el Ramiro el curso 58-59, de Geografía e Historia. Luego desapareció para siempre.

La Sra. Zamorano, fue contratada en el Instituto, el curso 54-55, también como profesora ayudante interina gratuita para Lengua y Literatura Españolas. En los cursos 55-56 y 56-57 pasó a tener el mismo contrato pero en la Cátedra de Geografía e Historia. El curso 57-58 aparece en su ficha como profesora especialista de italiano. En ese curso nos dio clase. El 10 de abril de 1959 es baja definitiva en el Instituto. Es curioso todo este historial y creo qué italiano no se llegó a dar nunca en el Instituto, pues no recuerdo de nadie que estudiase tal idioma en el Ramiro y más bien creo que continuó agregada a la Cátedra de Geografía e Historia.

Ahora viene lo que no sabíamos:

En enero de 1958, se incoa un expediente disciplinario grave contra ella. Queda suspendida de empleo y sueldo, por petición del Catedrático D. José Navarro, el 13 de enero y la propuesta fue aceptada por D. Luis el 14 de enero, encomendando al Padre Mindán, un informe de lo sucedido.

Según parece Dª Carmen Burgos fue nombrada ayudante Numeraria de Geografía e Historia, tomando posesión el 12 de enero y asignándosele un grupo que tenía la Sra. Zamorano. Esta última se negó a entregar el grupo, a lo que fue requerida por el Sr. Pavía en nombre del Catedrático, que estaba ausente, manteniéndose ella en su postura de no aceptar el cese de profesora de ese grupo (3 horas lectivas semanales, de las 18 que tenía) y por tanto se dio lugar al incidente relatado y a su suspensión en el empleo.

 En escrito de 20 de enero, el Padre Mindán explica su visión a D. Luis, en 4 puntos. Interpreta que la Sra. Zamorano no obró en rebeldía, sino que pidió que por escrito se le dijese que debía ceder las 3 horas lectivas. El Sr. Navarro al tener un alto cargo designaba como su representante al Sr. Pavía, pero esto era verbal, por lo que se pide que el Sr. Navarro dejara por escrito aclarado quien le representa cuando no estaba presente en el Instituto, por motivo de su cargo. Además testifica que la Sra. Zamorano pone todas sus horas lectivas a disposición del Catedrático, por lo que concluye Mindán que no hubo motivo para un expediente disciplinario, que pide sea retirado, y se proceda a una reunión del claustro de la Asignatura para distribuir las horas lectivas de acuerdo al criterio del Sr. Navarro.

El día 20 el Sr. Navarro confirma en su puesto a la Sra. Zamorano y convoca una reunión de su cátedra para el día 21, a fin de asignar definitivamente las horas lectivas.

El expediente fue retirado. En  un nombramiento de 19 de noviembre de 1958, se nombra a Dª Concepción Zamorano profesora interina especial de italiano con sueldo de 11.400 pts., a consecuencia de la orden ministerial del día 7 del mismo mes. Curiosamente es cuando nos daba ya clase a nosotros de Geografía.

Hay una carta anterior, de septiembre del 58, al Director,  en la cual solicita la Sra. Zamorano estar adscrita a la cátedra de Geografía e Historia en el curso 58-59.

Por último el 10 de noviembre aparece su nombramiento definitivo de profesora interina especial de italiano, en el BOE.

Y aquí perdemos todo rastro de Dª Concepción. No parece que siguiese en el Instituto.

Mi interpretación es que la Sra. Burgos tenía un buen “enchufe” y la tuvieron que hacer un hueco que dañó los intereses de la Sra. Zamorano que intentó no le quitasen clases de las pocas que ya tenía, lo que dio lugar al incidente, en ausencia del Sr. Navarro. La suspensión de empleo y sueldo fue muy precipitada concluyo.

La Sra. Piñeiro Peleteiro (Mª del Rosario)., realizó oposiciones a profesorado de la Normal, sacando en 1960 plaza en la Normal de Oviedo, donde se afincó. Su asignatura era Geografía e Historia. Durante 45 años trabajó en la Escuela Normal, donde fue una institución. Se casó y fundó su familia en esa ciudad. Se doctoró en 1991 con una tesis sobre la didáctica de la Geografía, por la Universidad de Asturias. Escribió varios libros de carácter didáctico sobre su materia, la Geografía. Persona muy apreciada en la vida académica de Oviedo.

Y una triste noticia, falleció la semana pasada, el 25 de noviembre pasado en Oviedo a los 86 años de edad. Descanse en paz