INDICE ANALÍTICO DE ARTÍCULOS

En la pestaña anterior BLOG DE INTERÉS/ACTUALIDAD encontrarás otros artículos interesantes no relacionados con el RAMIRO.
En la pestaña de arriba INDICE ANALÍTICO DE ARTÍCULOS encontrarás los más de 425 posts publicados anteriormente, con indicación de temas, fechas y autores.
También encontrarás en la barra lateral derecha un ÍNDICE DE ARTÍCULOS PUBLICADOS indexados por fechas.


14 de noviembre de 2014

LOS ATLETAS, DE FRUCTUOSO ORDUNA

Javier Bretón Dellmans, sobrino de don Pedro y hermano de nuestro compañero José Manuel, nos remite esta reseña acerca de nuestros conocidos atletas de la calle de "los culos". También una foto de como resultaron dañados. El  artículo proviene de un blog, "PASION POR MADRID", http://pasionpormadrid.blogspot.com.es/ muy nutrido de artículos sobre el arte en Madrid y su Comunidad y a quienes agradecemos nos permitan utilizar sus textos y fotos a continuación.                                                                                                                                    

Visitamos el Polideportivo Antonio Magariños, un complejo situado en el número 127 de la Calle de Serrano, anexo al Instituto Ramiro de Maeztu. Aquí se encuentra el grupo escultórico Los atletas, una singular obra de Fructuoso Orduna, que, por su aire épico y monumental, contrasta con la funcionalidad de los edificios que conforman su entorno.

Francisco Orduna Lafuente (1893-1973) fue un escultor navarro, que desarrolló buena parte de su carrera en Madrid. Fue discípulo de Mariano Benlliure (1862-1942), de quien tomó prestada su técnica detallista y minuciosa, aunque sin su riqueza expresiva.

Sus excelentes dotes como retratista le aseguraron una intensa actividad en el campo de la escultura urbana, que incluso se incrementó una vez llegado el franquismo, al asumir Orduna algunos de los postulados artísticos del régimen.


Precisamente a él se debe la primera estatua ecuestre que se hizo en España de Francisco Franco (1892-1975). La empezó en 1942 por encargo del Ministerio de Educación Nacional y, curiosamente, fue colocada en el Instituto Ramiro de Maeztu, donde cuatro años más tarde volvería a trabajar con Los atletas, si bien posteriormente fue llevada a la Academia de Infantería de Toledo.

Con el paso de los años, su estilo fue evolucionando hacia una mayor corporeidad y acentuación de las formas, en detrimento del movimiento, pero siempre dentro de la más pura ortodoxia.

Estos rasgos pueden apreciarse con toda claridad en Los atletas, donde el autor hizo un guiño a la estatuaria fascista italiana, tomando como modelo la serie de setenta figuras que decoran el Estadio de Mármoles del Foro Itálico, en Roma, que Benito Mussolini (1883-1945) mandó levantar en 1927.

Fructuoso Orduna comenzó a trabajar en esta obra en el año 1946. Proyectó seis estatuas independientes, para ser instaladas de manera alineada -y no en grupo como están ahora- en las gradas del Campo de Deportes del Instituto Ramiro de Maeztu.

La construcción en 1965 del Polideportivo Antonio Magariños, sobre terrenos antes ocupados por el citado campo, modificó la ubicación y disposición de las seis esculturas. Éstas fueron agrupadas en un mismo pedestal, como si se tratase de una única pieza, y trasladadas a la plataforma que da acceso al complejo deportivo.


A pesar de esta alteración, la configuración actual tiene su gracia. Desprovisto de la impronta grandilocuente con la que fue concebido, el conjunto adquiere un toque de modernidad, quizá nunca previsto por el autor, con el que se suaviza la marcialidad del proyecto original.

La obra está hecha en arenisca blanca, un material muy endeble, que hace peligrar su pervivencia más allá de un número limitado de años. Así pasó con los leones del Monumento a Alfonso XII, en El Retiro, realizados con el mismo tipo de fábrica, que tuvieron que ser rehechos completamente hace ya algunos lustros.

Las figuras presentan un gran realismo en su composición, aunque con cierta tendencia a la idealización. Están distribuidas en dos hileras, formando grupos de tres. Las de la cara frontal, mirando hacia la vía pública, representan a un lanzador de piedra con honda, a un remero y a un saltador de pértiga.

Las situadas en la parte posterior, con la vista puesta en los muros del polideportivo, están integradas por un lanzador de peso, un lanzador de martillo y un jugador de pelota.

Todas las estatuas están desnudas, al más puro estilo clásico. No se miran entre sí, lo que no impide que exista una tímida interacción, conseguida por medio de la armonización de las posturas y de los movimientos, estos últimos muy contenidos.

Actualización (19 de julio de 2013)

El grupo escultórico 'Los atletas' fue destruido el 17 de julio de 2013, al parecer de forma accidental, durante la realización de unas obras en una edificación próxima. Cuatro de las seis estatuas originales han quedado seccionadas en varios trozos, algunos muy pequeños. Las otras dos se mantienen íntegras. Cabe entender que se procederá a su restauración, aunque este extremo no lo tenemos confirmado.



En realidad, las estatuas destruidas han sido cuatro. Nuestro informante nos ha comentado que fue testigo de cómo se llevaron los restos en carretillas. Desconocemos qué harán con ellos, pero mantenemos la confianza de que procederán a su restauración. Una tarea que presumimos bastante compleja, por lo endeble del material utilizado en la construcción.El lugar donde estaba el monumento ha sido protegido con una malla verde. Mirando a través de la misma hemos podido confirmar que, en efecto, se mantienen dos figuras íntegras, mientras que de las otras cuatro no quedan más que algunos fragmentos, por lo general, partes seccionadas de las extremidades inferiores.






Si recordais, Paco Acosta ya nos habló de los atletas de Orduna en su artículo sobre la estatua de Franco (del mismo autor) http://ramiro53-64.blogspot.com.es/2014/01/estatua-de-franco.html y de ese artículo entresacamos el siguiente texto:

Es bastante conocido que esa estatua fue obra de un destacado escultor navarro -discípulo de Benlliure-,Fructuoso Orduna Lafuente (1893-1973), que también fue el autor de las otras esculturas que disfrutábamos en el Ramiro (el Discóbolo, la estatua de Minerva y los seis atletas desnudos de corte griego -esculturas en piedra que representaban a Pelotari, Arquero, Lanzador de peso, Remero, Hondero y otro que no recuerdo- que por aquel entonces flanqueaban la tribuna del campo de fútbol). Lo que quizás no conozcáis es que Fructuoso Orduna era tío político de nuestro compañero Searle…


4 comentarios:

  1. El verano del 13 me informó Rosa Muro que un camión los había destrozado. Desde entonces lo que queda esyá bajo una lona. Creo que esos restos terminaran desgraciadamente en la escombrera.

    ResponderEliminar
  2. El verano del 13 me informó Rosa Muro que un camión los había destrozado. Desde entonces lo que queda esyá bajo una lona. Creo que esos restos terminaran desgraciadamente en la escombrera.

    ResponderEliminar
  3. Nuestro compañero Guillermo Searle Hernández nos envía el siguiente comentario para su publicación:

    Queridos amigos y compañeros del Ramiro,
    Mi tío Fructuoso Orduna Lafuente, escultor figurativo natural del Roncal (Navarra), fue Académico de Bellas Artes, se casó en segundas nupcias con la hermana de mi padre: Purificación Searle Fdez. de la Cancela, que también era licenciada en Bellas Artes y una excelente pintora. Fructuoso Orduna dejó una amplia producción de esculturas, entre las que podemos citar, además de los discóbolos del antiguo campo de fútbol del Ramiro, que actualmente están en la entrada del "Antonio Magariños", campo de baloncesto del "Estudiantes". También hizo otras, como la estatua ecuestre de Franco en la entrada principal del Ramiro, delante de la cual pasábamos desfilando al entrar en clase. Por citar algunas otras: en el Paraninfo de la Universidad Complutense hay una estatua de bronce de Alfonso XIII, de la que también él es su autor. En el altar mayor de la Iglesia de San Fermín de los Navarros, en la calle Eduardo Dato de Madrid, la estatua de San Fermín que preside el templo es obra de mi tío. También en los laterales de la escalinata de la entrada de la E.T.S. de Ingenieros de Minas de la U. Politécnica de Madrid, en la calle Ríos Rosas, hay dos estatuas, retratos en bronce, de Escosura y de Schulz, que son obras suyas. Y muchas más, como el Frontón de la Diputación Foral de Navarra, en mármol (1932), en la fachada de la Avenida de Carlos III el Noble. Yo mismo conservo un busto en barro cocido como recuerdo familiar de mi tía Purificación (+1936) y de su entrañable esposo, nuestro tío Orduna.
    Un abrazo
    Guillermo Searle Hernández

    ResponderEliminar
  4. Reciente Antigua Alumna16 de mayo de 2015, 19:35

    Me gustaría informar de que los restos de las esculturas se encuentran en un "almacén" del Magariños y la intención es restaurarlas, al contrario de lo que se dice en otro comentario más arriba. Espero que se consiga de aquí a poco, ya que están en marcha las negociaciones para ello.
    Un saludo.

    ResponderEliminar

Escribe en el recuadro tu comentario.
NO TE OLVIDES DE FIRMAR.
¡ LOS MENSAJES ANÓNIMOS SERÁN BORRADOS !.