16 febrero 2022

ACTO EN MEMORIA DE KURT



Ayer día 15 de Febrero de 2021 celebramos en la Iglesia Evangélica de Quesada nº 5 un acto en memoria de nuestro querido compañero Kurt Schleicher, recientemente fallecido.

Poco a poco nos fuimos encontrando todos los asistentes según íbamos llegando, y lo primero que hicimos fue firmar en el libro de condolencias que al efecto habían traído Mari Carmen, su viuda, y David, su hijo.

Mari Carmen y David Schleicher

Ofició el acto, como ministro de culto, nuestro compañero Emilio Aparicio asistido por el Pastor de la propia iglesia Evangélica Mariano Pérez, quien además acompañó al piano a Emilio cuando éste nos recitaba algunos salmos.

En primer lugar, Emilio nos puso en antecedentes de la vivienda donde se aloja la iglesia y nos manifestó que él es ya la quinta generación de Pastores Evangélicos de su familia. Él mismo vivió de niño en esa casa y recordamos juntos aquellos días en que algunos de nosotros éramos invitados por sus padres a jugar y merendar en su casa, cuya terraza trasera se encuentra justo encima de la iglesia. Nos viene a la memoria el compañero también fallecido José Luis Alcaide, quien asistía asimismo a casa de Emilio en esos sábados de juegos.

Emilio Aparicio y Mariano Pérez



A continuación nos describió como se realizan los actos litúrgicos y donde se encuentra el baptisterium, dado que ellos realizan el bautismo por inmersión.


Tras la bienvenida y primeras intenciones del acto, hizo uso de la palabra Mari Carmen, quien con gran entereza y fortaleza, aunque muy emocionada, leyó un texto, dijo que no habría sido capaz de hacerlo sin él, recordando a su querido marido y agradeciendo a todos sus amigos las muestras de cariño que había recibido la familia.






Tomó la palabra a continuación Manolo Rincón quien glosó la figura de Kurt con las siguientes palabras

Kurt siempre en mi memoria.

Queridos Maricarmen, David y compañeros y amigos de Kurt.

Quisiera en pocas palabras condensar como yo he percibido la vida de nuestro amigo Kurt, desde mi óptica de compañero y amigo.

En aquel lejano 1953 vi por primera vez a Kurt. Era fácilmente identificable por su acento no español su pelo muy rubio, piel blanca y por su vestimenta diferente de la habitual nuestra. Recuerdo que mi madre me dijo que quien era aquel niño tan rubio.

En principio me dijo que era alemán, lo cual entonces parecía muy exótico pues era extraño tener de compañero a un alemán,

Hasta mucho tiempo después no supe nada de su familia. Sé que simpaticé con él por ser una persona que continuamente reía y estaba de broma.

Juntos asistíamos a aquella clase de Iniciación A y compartíamos juegos a la hora del recreo. Recuerdo su fuerza, que en determinados juegos nos llegaba a hacer daño.

A mí no me gustaba ni el futbol ni el baloncesto y me parece que a él tampoco.

Recuerdo perfectamente a su madre que venía a buscarle y como entre ellos hablaban en alemán, que para mí era totalmente incomprensible.

Le gustaban ya los aviones y en los dibujos de clase solía incluir alguno.

Juntos fuimos creciendo hasta llegar al Instituto. Me llamaba la atención que se iba en clase de Religión. Alguna vez le comenté que Lutero era un hereje y me dijo que estaba muy equivocado. El Padre Gabino de vez en cuando trataba de atraerle al redil católico.

Varias excursiones las hicimos juntos y lo pasábamos muy bien con él, pues tenía una amplia conversación y muchas ocurrencias graciosas.

Ya adolescentes nos señalaba las profesoras que más le gustaban.

En preuniversitario nos decía que estudiaría Aeronáuticos.

Al salir del Ramiro le  vi en algunas ocasiones. Supe que entró a trabajar en CASA.

Ahí pudo desarrollar la pasión de su vida, el diseño de aviones y obtuvo grandes  éxitos profesionales.

Siempre le caracterizaba una cierta humildad y una gran humanidad.

Cuando me reencontré con él ya retirado de la vida activa, supe que tenía nuevas pasiones, además de los aviones: La fotografía, los viajes exóticos y la escritura. Ya podía dedicar mucho tiempo a todas ellas.

Fui a todas sus exposiciones con fotos que hizo por los lejanos países que visitó, como tema fotográfico. También me hizo partícipe de sus obras de ciencia ficción, que tanto le gustaba escribir.

Me contó la historia de su padre que estuvo en el lugar no adecuado en el tiempo más inoportuno. Hizo su biografía novelada.

Escribía asiduamente en nuestro blog sobre nuestros profesores o sobre temas aeronáuticos y daba conferencias sobre sus “criaturas” como el AS-380.

Pudo ver a sus dos admiradas profesoras de antaño Carmina y Pilar, yo le acompañé. También visitamos a Mercedes Tagle, viuda de nuestro compañero Ignacio López Alonso.

Participó activamente en la preparación de los actos del 50 aniversario de nuestra salida del Ramiro y era asiduo participante en nuestro blog, tanto en artículos como en comentarios..

En todos los actos de promoción y Aula 64, él hacía siempre las fotos, que me pasaba para que las completara con texto.

Hicimos un viaje de 4 días Maricarmen, Kurt y yo por tierras gallegas y guardo muy buen recuerdo de aquellos días y de lo bien que lo pasamos los tres juntos.

Tuvimos cenas en su casa, en casa de Aberturas y en la mía propia. Y esto facilitó más nuestra amistad.

Disfrutaba de la vida.

Me contó la historia de sus padres y ya entendí que no eran NAZIS huidos a España, sino todo lo contrario.

Éramos muy amigos y quedábamos con frecuencia a comer. Me dijo como diseñó su casa y que su segunda vocación era la arquitectura.

Cuando empezó su enfermedad me pidió que nada dijese. Quería que todo el mundo le viese como siempre había sido.

Participó hasta el último momento en nuestras reuniones virtuales de promoción.

Deja un gran vacío entre nosotros difícil de llenar.

Aún guardo los mensajes de WS que nos intercambiábamos.

Que tenga la paz eterna que se ha merecido.


Tras recitar Emilio un salmo acompañado al piano por Mariano Pérez,  dió paso al estrado a Nicolás Pérez-Serrano quien glosó con el siguiente texto la semblanza de Kurt.


Jehová es mi pastor, nada me falta.
Me da reposo en blanda y fresca yerba
Y a la orilla de límpidos arroyos
Con piedad infinita me apacienta.
Y por amor de Su bendito nombre
Me guía siempre por justa senda.

Cuando el valle de muerte tenebroso
Cruzaré peregrino por la tierra,
No temeré, pues estarás conmigo,
Tu vara y tu cayado me sustentan

Ante mis adversarios me acogiste
Y me amaste, sentándome a tu mesa,
Y mi copa llenaste con tu sangre,
Y ¡todavía! ungiste mi cabeza.

Sólo bondad, misericordia sólo,
Me seguirán durante mi existencia
Y al fin, de Dios en la ciudad celeste
¡Viviré para siempre vida eterna!

Fray Luis de León
(del Salmo 23)




El homenaje a Kurt. 

Queridos Mari Carmen y David. Amigos todos. Voy a hablaros de hasta siete cosas. Y procuraré no resultar pesado y centrar las ideas para honrar debidamente a Kurt.

1. Este acto de homenaje. 
Hablar hoy y aquí de Kurt es un honor. También un deber, que cumplo con la tristeza que a todos (familia y amigos) nos alcanza, y una responsabilidad de la que me hará salir airoso el cariño que está en todo lo que diré, y que me consta compartimos, sobre todo por pertenecer a la misma Promoción -La Gloriosa 64- que acabó Preuniversitario en el Ramiro de Maeztu en 1964. La Promoción honra a sus miembros ilustres, a sus amigos entrañables y Kurt era con creces esas dos cosas.
2. Algunos datos personales y ciertas aficiones. 
Kurt: el Madrileño de Stuttgart (nació allí el 8 de junio de 1947).
 A partir de los 5 años vive en Madrid. Luego residirá en Villaviciosa de Odón. 
 Su mujer Mari Carmen es de origen burgalés. Si no me falla la memoria, hizo Kurt en Burgos su mili universitaria: no era un pisahormigas como yo, sino un distinguido Oficial de Complemento de Aviación. Hijo: David.  
 Estudió Ingeniería Aeronáutica y tenía gran afición a la física teórica, fascinación por Egipto, le apasionaban la lectura, el dibujo, la maquetación, la fotografía (como ejemplo me remito a sus “Pinceladas del Tíbet” con imágenes de Lhasa la capital y su majestuoso Potala, que expuso en el Centro Socio-Cultural Norte-Universidad). 
 Decía que tenía mal oído y peor voz, pero lo compensaba con fértil imaginación y con escritura fluida. 
 Buscaba conexiones entre culturas (egipcios-incas, olmecas, etc.). 
 Afirmaba que siempre trataba de hacer algo felices a los demás en la medida de sus posibilidades.  Jubilado en 2010, con 63 tacos, pudo entonces desarrollar muchas facetas que hasta entonces carecían de la dimensión de tiempo y profundidad necesarias para que emergieran con nitidez, intensidad, casi hasta descaro y en todo caso notable interés. 
 Fueron sus viajes tanto de placer, como profesionales (Francia, Alemania, Inglaterra) y a EEUU, estos sobre todo dada su condición de Chief Engineer en España del A380. 
 Aunque tampoco hay que olvidar el ingrediente familiar, pues, amén de la española, hacía lo posible por conectar con los muchos Tafel (Europa y América), a lo que dedicaba una reunión cada 2 años. Tienen árbol completo desde 1796 aunque 3 con un primer Tafel de 1612. Toda su conexión alemana nos la contó en agosto de 2014. Daños colaterales de Hitler… 
 Orden, método, constancia, junto con inspiración mediterránea, todo un lujo. Un hombre que siempre aspiraba al renacimiento, dentro de un universo -el mundo, la Tierra- que él conocía bien y sabía transmitir. Nada humano le era ajeno, como diría Terencio, lo estudiaba, lo comprendía, lo fotografiaba y lo explicaba, con soltura, ciencia y gracia, exenta de altanería a pesar de volar a gran altura. De ello da fe su “autobús del aire”. Pocos como él han contribuido tanto a una navegación por los cielos confortable, estable, segura. ¡Gracias, Kurt, por lo mucho que nos diste! 
 Afirmaba que tenía un universo paralelo. No le hacía falta. O se quedaba corto. Dentro de él tenía varios, ricos, llenos de matices y de detalles. Fruto de esas parcelas, en las que se enfrascaba con ahínco y frutos visibles, son sus libros: 
 Yo, Nefertiti.
 En el lugar erróneo. 
 Airbus, el proyecto impensable.
 El botón de reinicio.
 Mi universo paralelo.
En resumen, creo que no es desacertado decir que tenía un “estrés positivo” (dirían los cursis que “proactivo”).
 3. Los “maridajes” en Kurt.
Hoy se usa mucho el término. Quiero que tengáis presente cuán difícil resulta en ocasiones eso de las uniones permanentes, y que ese trato continuo da lugar no pocas veces a tedio cuando menos, o a roces que pueden llegar a ser incluso agrios, ácidos. Pero en Kurt todo eso resultaba armónico. Había en él muchas fusiones con tintes especiales. Citaré algunos de esos maridajes que contribuyen a recordarnos su personalidad:
 Híbrido perfecto de alemán y español.
 También de científico y literato.  Id. de orden y método a compaginar con libertad creativa.  Id. de palabra y de imagen/foto.
 Id. de teoría y práctica.
 Id. de vida y relatos.
 Lo terrestre y lo aéreo, aunque en verdad, y aun sobre el suelo, él siempre estuvo en “modo avión”. Así, creo yo, se las ingeniaba para amortiguar las turbulencias de la vida.
 La valentía junto con el temor al dolor, tanto del ajeno como el propio.
Suma cuota: con Mari Carmen. 
 Fue, además de todo ello, fotógrafo y cronista oficial de “Aula 64”, esas reuniones tan entrañables de nuestra Promoción de Preuniversitario de 1964 del Ramiro de Maeztu. Con ese motivo, cruzamos correos electrónicos, muchos, en los que desbordaba cariño. Eran “cachitos de felicidad”, como creo que él llamaba a ratos de esa índole. Toda esa supergamia dotaba a Kurt de una riqueza que no es fácil adquirir, ni administrar, ni dosificar, ni compartir con los demás sin despertar envidias. Pero Kurt lo logró, y todos hemos sido testigos de ello.
4. Fotografía y corazón.
Dato curioso es el de su dedo “corazón”: con él, no con el índice como los demás mortales, hacía las fotografías, apretaba el disparador de la cámara. No era gesto grosero, sino otra manifestación de la pasión, perfeccionista y llena de ímpetu a la par que cordial, que ponía en las cosas que hacía y en las que conseguía hermanar nuestra realidad y su sentimiento hacia lo que le rodeaba. Velocidad, luz, enfoque: ahí estaba, en el conjunto de elementos que se conjugaban en el momento decidido por el “corazón” de Kurt, el éxito de esa faceta practicada por él casi cada día de su vida.
5. Una paz al estilo Kurt.
En nuestra siguiente dimensión, y cualquiera que sea la forma que adopte, la paz, para él, será siempre algo activo, hasta inquieto, no estático ni meramente contemplativo. Será una paz personalizada. Querrá conocer a Nefertiti. No olvidará reprender, severamente y en su idioma, a Hitler. Diseñará otras naves que desafíen gravedad y otras fuerzas. A nosotros, en todo caso, nos ha dado paz su ser y estar en el mundo.
6. Plenitud de Amado Nervo.
Es bella poesía. En especial su capítulo XLIII “No es que hayan muerto; se fueron antes...”. Not dead, but gone before ... Me lo descubrió mi hermana mayor. Y hoy creo apropiada su lectura, breve, que no cansa. “Lloras a tus muertos con un duelo tal, que no parece sino que tú eres eterno. NOT DEAD, BUT GONE BEFORE, dice sabiamente el proloquio inglés. No ES QUE HAYAN MUERTO; SE FUERON ANTES. Tu impaciencia se agita como loba hambrienta, ansiosa de devorar enigmas. ¿Pues no has de morir tú un poco después y no has de saber por fuerza la verdad de todos los problemas, 7 que acaso es de una diáfana y deslumbradora sencillez? SE FUERON ANTES ... ¿A qué pretender interrogarlos con insistencia nerviosa? Déjalos siquiera que restañen en el regazo del Padre las heridas de los pies andariegos... Déjalos siquiera que apacienten sus ojos en los verdes prados de la paz ... El tren aguarda. ¿Por qué no preparar tu equipaje? Esta sería más práctica y eficaz tarea. El ver a tus muertos es de tal manera cercano e inevitable, que no debes alterar con la menor festinación las pocas horas de tu reposo. Ellos, con un concepto cabal del tiempo, cuyas barreras traspusieron de un solo ímpetu, también te aguardarán tranquilos. Tomaron únicamente uno de los trenes anteriores... NOT DEAD, BUT GONE BEFORE ...” No apostillaré al poeta.
Sí daré mi versión del caso concreto: Kurt no cogió ese medio de transporte. Su alma voló cómodamente en su Spacebus.
7. Ich hatt’einen Kameraden. 
La estrofa inicial de “Der gute Kamerad”, cuya letra escribió en 1809 el poeta germano Ludwig Uhland y que se utiliza como marcha funeral tradicional en las Fuerzas Armadas de Alemania, dice así: 8 “Ich hatt’einen Kameraden, einen bessern findest du nicht”. En Kurt se daba ese significado: yo tenía un camarada. No encontrarás uno mejor. Él me acompañó en el funeral por mi hijo Javier, en abril 2012. Me alabó que en su recordatorio figurase una versión (hecha por mi suegro) del “If” de Kipling. Concluyo con las palabras del poeta premio Nobel: Kurt fue TODO UN HOMBRE. Otro ex del Ramiro, no hace mucho, decía que “la memoria es triste porque su alimento es lo perdido”1 . Suele ser verdad. Pero la memoria que tenemos de Kurt es otra, dulce, armoniosa, alegre. Y por ello damos gracias. Ese es el recuerdo que yo tengo de él.



Unas nuevas palabras y salmo leído por Emilio dieron paso a unas sentidas palabras de Alfonso Arenas, quien haciendo gala de una extraordinaria memoria nos fue relatando como se unieron sus vidas de niños desde el principio por su afición a los aviones y por la gran capacidad de ambos de hacer magníficos dibujos de ellos, dibujos, que incluso Kurt dejaba plasmados en la pizarra de clase antes de irse del aula.
También nos deleitó con recuerdos de tardes de juego en casa de Kurt con unos recortables de aviones que no ha podido olvidar. Nos habló de la figura de la madre de Kurt, quien les obsequiaba con un té, infusión que a Alfonso le daban sus padres cuando se ponía malo del vientre, pero que llegó a aceptar como bebida para compartir merienda.
Finalmente destacó el formidable talento profesional de Kurt como escritor de diversos libros, pero más particularmente como director de proyecto del Airbus 365.  




Fué a continuación a Rafael García-Fojeda a quien Emilio dió paso para recitar algunos versos


 
que en diferentes fechas Rafael le había escrito a Kurt. El primero de ellos es un acróstico de 2012 que dice asi

A TI, ALEMÁN CASTIZO

                                                                   A Kurt Schleicher  

Kermesse -verbena- no, fue 

un lugar el Instituto 

rumbo a ser hombres, nosotros 

tan niños en ese ayer.

 

Sin embargo, siempre fuimos 

compañeros del andar 

harto iguales aun distintos 

logrando un crecer cabal.

 

El tiempo siguió su paso 

incluso, a veces, deprisa; 

casi ya cincuenta años 

han transcurrido…una vida; 

ella nos ofrece al fin 

reunirnos en mil citas.

 

Te quiero escribir, amigo, 

alemán, pero castizo, 

feliz, estos versos nimios; 

esconden tu nombre al ritmo 

lozano de mi cariño.


Le siguió este otro escrito de 2015

‘Komando Sobre Terciopelo’ 

Estoy concentrado en lo que tengo entre manos; a media tarde, suena el teléfono. Doy un respingo, porque no lo espero; y pienso: “¡A ver qué me quieren ofrecer ahora!”; en la pantalla, un número de móvil que no me sé de memoria. Cojo el auricular...

-“¿Dígame…?”

-“¡Hola, Rafa! Soy Kurt. Estoy saliendo del metro de Sol ¿te viene bien que me acerque a   verte…?”

-“Por mí, encantado”, le contesto

-“Pues, en veinte minutos, llego”

 

Me quedo como petrificado por unos instantes debido a que mi mejor pensamiento no es precisamente ése. Él me va a interrumpir lo que estoy haciendo, pero, ME ROMPERÁ LA SOLEDAD ¡qué maravilla!

¡Éste es un verdadero amigo! Y, lo demás, pamplinas. Alguien que usa una parte de su tiempo para compartirlo. Me siento privilegiado de contar con personas como tú y eso no se paga con dinero.

¿Lo que hablamos? Importa poco. Es la dedicación al otro lo que quiero destacar. Como dice Serrat en su canción, son “aquellas pequeñas cosas” -no tan pequeñas- las que hoy a ti te hacen muchísimo más humano. Mil gracias, chaval. No eres un amigo más; eres un amigo muy muy querido, mi ‘Komando Sobre Terciopelo’.


Y finalmente este otro de fecha de Febrero de 2022


CARTA  HACIA EL  CIELO 

Querida Santísima Trinidad: Hace unos días que, confío, está con Vosotros un leal amigo, compañero del Instituto y, sobre todo, buena persona, que se fue de pronto, sin avisarnos, hacia ese lugar donde ya no hay mal alguno. Sólo un ruego: Cuidadle como sabéis pues vale un valer. GRACIAS.

 

Querido Kurt: Nada más un reproche: No dices nada a tus compañeros del A de lo que tienes encima, de la terrible losa que soportas, mas, ante todo, respetamos tu decisión; por eso, nos duele más tu ausencia casi repentina a pesar de que te sabemos “EN LA HABITACIÓN DE AL LADO”. Ya no tenemos tu presencia aunque sigues estando en nuestro corazón. Saluda en nuestro nombre a los compañeros que encuentres y, ahora que puedes, te ruego veles a quienes, tristes, seguimos aquí abajo. Que seas muy feliz. Un fortísimo abrazo con todo cariño de cada uno de nosotros y otro más de Laura.

Observamos un precioso gesto de Laura ofreciéndole una copia de los versos y escritos a Mari Carmen. 

Cerró este emotivo, cariñoso y fraternal encuentro con Kurt el ministro oficiante para posteriormente pasar a departir entre todos mientras nos íbamos despidiendo. 




Hubo un magnífico momento en la despedida en el que Emilio comenzó a cantar y Juan Antonio Rosas y yo supimos después de toda una vida, que Emilio había tenido un cuarteto con el que incluso había grabado un LP en los ochenta.


En vista de lo cual, Emilio y Juan Antonio, que como sabéis cantó en el grupo Agua Viva, se marcaron una canción góspel que hicieron las delicias de los que junto al piano nos quedamos a compartir un bocado de música. Lamento no haber podido grabar esa escena en video.






12 febrero 2022

ENCONTRAMOS UN NUEVO COMPAÑERO

 POR VICENTE RAMOS


Un nuevo amigo, exalumno del Ramiro y jugador del Estu hasta la categoría junior, se une a nosotros y nos visita a través del blog.
Se trata de Antonio Gómez García, quien se retiró en el 70 para cursar sus estudios de Medicina.


Seguro que muchos le reconoceréis, como a mi me ha ocurrido.
Se muy bienvenido Antonio a este grupo de antiguos alumnos del Ramiro y recibe un abrazo de todos a modo de bienvenida.





  


30 enero 2022

LA TOPOGRAFÍA DEL TERROR DEL HOMBRE CONTRA EL HOMBRE

 

POR JOSÉ LUIS CERDÁN


N. de la R. : Dado el formato en que está publicado este artículo, la aplicación Vimeo os adjuntamos el enlace al mismo

26 enero 2022

ASESINATO EN EL MAGARIÑOS

Por Vicente Ramos

Aunque por el título parece que se tratase de un cuento macabro, resulta que en los años ochenta, cuando el comando Madrid de ETA fué más activo y cometió las masacres más atroces, hubo un plan para asesinar a una persona que iba a entrenar al Magariños.

Os pongo en antecedentes. El comando Madrid estaba compuesto por Iñaki de Juana Chaos, tristemente famoso, asi como por Soares Gamboa, arrepentido posteriormente de su actividad asesina, junto a Esteban Esteban y la Tigresa Idoya López Riaño. Todos estos personajes los recordaréis de los años de plomo y posteriores.

Existía por aquel entonces un equipo denominado Los Plumillas compuesto, entre otros, por periodistas como José Antonio Arízaga, Luis de Benito, Pedro Macía, César de Navascués y por exjugadores del Estu que compartían equipo, como Jesús Codina, Antonio Díaz Miguel y Leopoldo Codina, el entrenador Julián Gómez, etc. El Estudiantes les facilitó cancha para entrenar y encontrarse posteriormente un grupo de amigos con raíces y afición por el baloncesto.


Los Plumillas en La Nevera. Años 70

En algún momento determinado de loa años ochenta se unió a ellos Pedro J. Ramírez, a la sazón director de El Mundo, puesto que había jugado en su colegio de Logroño y es un gran conocedor y aficionado al mundo del baloncesto. Habían pasado de entrenar una noche a la semana en La Nevera a entrenar con similar frecuencia en el Magariños. Y aqui es donde se cierra la trama. Pedro J. fué en aquellas fechas objetivo del comando Madrid de ETA.

El arrepentido Soares Gamboa le confesó a Pedro J. en una carta que se disculpaba por haberle tenido en el punto de mira y éste le convocó a una entrevista, de la que os extraigo un fragmento, en el que explican como se programó el atentado en el Magariños. 

Vamos, que si alguno de nuestros amigos periodistas y exjugadores hubiera acompañado esa noche a Pedro J. podría haber volado por los aires junto a él en caso de haberse consumado el atentado.



La entrevista completa entre Pedro J. y el etarra podréis encontrarla en el siguiente enlace.

https://www.youtube.com/watch?v=2uzbW-ouQHc&list=WL&index=4&t=180s



24 enero 2022

MI RUTA DE LAS PALABRAS INVENTADAS

Por Nicolás Pérez-Serrano Jáuregui                                                                                      Aula 64

(Dic 2021)

 

Mi ruta de las palabras inventadas

 

Os quiero hablar de mi “Ficcionario, Diccionario inventológico y Piccionario” de 3.141 palabras de nuevo cuño, que acabo de editar con Círculo Rojo.

 

Índice

 

Primero.                                  Breve introducción.

Segundo.                                 Una actitud, un divertido anclaje a la vida.

Tercero.                                    Todo empezó con “cristálida”.

Cuarto.                                      Un juego adictivo que abarca campos infinitos.

Quinto.                                       Un apartado en que se habla de sexo.

Sexto.                                            Un acompañamiento familiar entrañable, creativo, solidario.

Séptimo.                                   Una recomendación del alma: que continúe la lectura, a cuyo efecto recomiendo unas cuantas palabras seleccionadas y agrupadas en trece materias.

 

 

 

 


 

Primero.                              Breve introducción.

 

En verdad, aunque la cosa comenzó mucho antes, y el trabajo se solapó con el de más “enjundia” de emular (aunque con sólo mil palabras) al diccionario de Autoridades (añadiré, para evitar malas interpretaciones o confusiones que a este segundo parto de palabras nuevas lo titularé “Diccionario de Fautoridades” (Falstoridades), dadas sus características), he de añadir que la fecha de su finalización fue en medio del confinamiento por el maldito republicanovirus[1], licencia que me tomo en su denominación para expresar que, a la sazón, todo era tan desbarajustado como en nuestras dos épocas de república. O sea, que acabé la tarea coincidiendo con el último día de abril del más que tétrico 2020, y ello a pesar de las buenas intenciones o posibilidades que le atribuí en mi Christma de la Navidad del 2019, donde jugaba con la repetición del 20 (2020) y otros desatinados augurios.

 


 

Segundo.                             Una actitud, un divertido anclaje a la vida.

 

            Jugar con las letras, combinarlas, sacar partido a esos trueques en busca de nuevas palabras, de paradojas, forzar significados con elementos de voces varias, crearlas sobre la base de raíces griegas, romanas o del habla común, ha llegado a ser pasatiempo entrañable e incluso actitud con la que amarrarme a la vida, para así llenar de sentido momentos de máxima dificultad vital.

 

El ancla estaba a mi alcance. No necesitaba sino pluma y papel. Me puse a ello. En seguida comprobé que así, con esos pobres elementos, era capaz de llegar a puerto insospechado pero de enorme intensidad y contenido: acariciar felicidades que se me negaban o que yo no sabía encontrar.

 

Esa distracción ha llegado casi a alcanzar la categoría de forma de ser, y hoy pertenece a mi entraña, formada poco a poco, aunque debo reconocer que la cosa viene de lejos. En casa, de soltero y de casado, siempre hemos tenido propensión, predisposición diría para ser más exacto, a eso que considero al fin y al cabo como una manifestación de un sentimiento irónico de la vida, al cual no puede ser ajeno el lenguaje, nuestra señal de referencia para comunicarnos. Mi padre era un exquisito del lenguaje. Mi boticaria madre no le iba a la zaga. Mis hermanos, tampoco. Marta, e hijos y nietos, han vivido -a veces padecido, he de reconocerlo- en esa aventura diaria de buscar la frase feliz, de encontrar maneras nuevas de manifestar los sentimientos de nuestras pequeñas colectividades, clanes familiares que se iban dotando, al menos a través de cuatro generaciones, de un vocabulario particular que todos entendíamos y practicábamos de manera fluida, espontánea, natural y satisfactoria. Un tesoro que, en la medida de mis capacidades y fuerzas, he tratado de enriquecer, a mi manera por supuesto, pero por medio de un esfuerzo en que me he visto siempre muy bien acompañado. 


PARA SEGUIR LEYENDO 

 http://interesactualidad.blogspot.com/2022/01/mi-ruta-de-las-palabras-inventadas.html

19 enero 2022

PASEO DEL PRADO, PATRIMONIO MUNDIAL DE LA UNESCO

POR JOSÉ LUIS CERDÁN

https://youtu.be/FYb6SW9-CnA

Paseo del Prado y alrededores.

Paseo del Prado, Patrimonio Mundial de la UNESCO 2021

Espacio conformado desde la segunda mitad del siglo XVIII hasta el siglo XX. Comienza en la plaza de Cibeles y acaba en la de Carlos I (Atocha)

En su origen denominado Salón del Prado, diseñado por José Herosilla a instancias de Carlos III.


16 enero 2022

KURT, UN GRANDE DE NUESTRA ÉPOCA

POR NICOLÁS PÉREZ-SERRANO

Nuestro compañero del Ramiro de Maeztu, Kurt Schleicher Tafel, murió el viernes 14 de enero. La noticia nos sorprendió, nos amargó hasta lo indecible, en el desayuno del sábado 15. En televisión el concierto de la 2 empezaba con La bienvenida, del Tannhäuser de Wagner. Esa misma tarde varios capítulos en el canal de Historia nos revelaban los últimos descubrimientos acerca de Tutankamon. No parecía casualidad. Todo empezaba a recordarme a Kurt, sus orígenes alemanes (nació en Stuttgart, pero ¿no era más castizo que cualquiera de nosotros?), su pasión, entre otras muchas, por Egipto, que supo transmitirnos sin altanería, con la sencilla humildad de los auténticos conocedores de las cosas.

En la semana pasada logré hablar varios días seguidos con él y Mari Carmen, antes de que ya no me cogieran el teléfono a partir del día 11. Aunque él sabía que su mal empezaba a hacer mella en la médula, hicimos de verdad risas auténticas, cordiales, pasamos espléndidos ratos y nos intentamos convencer de que, aunque había que subir otra montaña, pronto vendría la meseta de la mejoría. Todo se ha precipitado, sin embargo, y hoy ya le echamos de menos.

Nos hemos quedado sin uno de los grandes amigos, un hombre bueno, cordial, animoso, lleno de espíritu sano, emprendedor, comprensivo, inteligente, amable, con su lista sonrisa siempre a flor de piel, lleno de ideas y saberes, irónico, muy seductor. De la época del Ramiro guardo recuerdos a partir de las clases de alemán, en que sólo estábamos, con Don Domingo Hernández o con Carmina Ortiz, unos ocho alumnos, los Valdovinos, Marsá, Casas…Era su época de ponerse más nervioso en el hablar. La cabeza le iba deprisa. El corazón aceleraba . Y su lengua no se acompasaba a tanta velocidad como quería. Luego vinieron los años intermedios. Él, de ciencias. Yo, de letras. Se separaron nuestras vidas. Pero el reencuentro, a partir de 2014, al celebrar los 50 años de nuestro Preuniversitario, fue fácil. Reanudamos la conversación como si no hubiesen pasado cinco décadas.

Ya maduros, comprobamos pronto que teníamos muchos magmas comunes, valores compartidos, aficiones que nos transmitíamos sin esfuerzo, cariño y admiraciones que afloraban de inmediato, capacidades hasta ese momento no descubiertas sino atisbadas desde antiguo, pero atractivas, llenas de matices, dignas de ser contadas ante la atenta escucha del otro. Todos en la Promoción 64 hemos visto cómo era, y podremos imitarle, pero siempre será insustituible. Cuando se acercaba la Navidad, dibujaba, y lo recordaréis bien, en la pizarra del aula, en su mano un christma de Ferrándiz, una escena para competir con los de las demás clases. Pudo dedicarse a muchas cosas, pues sus talentos abarcaban gran cantidad de campos y actividades. Pero creo no equivocarme si digo que, con lo que hizo en sus setenta y cuatro años de vida intensa (habría cumplido los tres cuartos de siglo el próximo 8 de junio), supo acertar en su ser y en su estar en el mundo. Parte de la buena culpa que hay en todo ello se debe a Mari Carmen y a David, a quienes mando el más fuerte de los abrazos.

Hay muchos cielos, el universo es inmenso. A ellos se dedicó Kurt en cuerpo y alma. Viajar en avión es hoy, gracias a él, más estable, más cómodo, más seguro. Todos somos mejores tras haberle conocido. Todos tenemos una inmensa deuda de gratitud a lo que hizo, a cómo fue, a su paso por la tierra y a sus vuelos por el espacio, tan incomprensible para algunos como yo, pero que él dominó como pocos. Gracias, Kurt. 

Nicolás Pérez-Serrano Jáuregui.

15 enero 2022

KURT IN MEMORIAM

POR MANOLO RINCÓN

Una fría mañana de enero recibí una triste noticia, Kurt, el compañero de toda la vida de primaria y bachiller había fallecido. Aunque temida noticia no la esperaba y me sumió en una gran tristeza.

Dejé volar mis recuerdos. Le estoy viendo con pantalón corto en aquella clase de Iniciación A, donde le conocí en el curso 53-54. Un pelo muy rubio y un acento extranjero al hablar. Luego con D. Luis estuvimos tres cursos. Y como se reía cuando D. Luis intercepto mensajes que nos enviábamos Carlos Iradier y yo y los leyó para toda la clase.

En el bachiller estuvimos juntos los 7 cursos, salvo en la clase de Alemán a la que él iba con D. Domingo y Carmina. Recuerdo que a menudo nos decía que le gustaban Carmina y la Sra. Gálvez. Recuerdo como se tiraba en plancha sobre nosotros cuando nos apiñábamos en la barandilla del campo de baloncesto. Tenía una enorme vitalidad.

Sé que me despedí de él al terminar preuniversitario. Él se iba a Aeronáuticos y yo a Teleco. Después le vi un día con el uniforme de milicias universitarias aéreas, muy chulo.

Luego vino un tiempo largo de desconexión, hasta que pasados 40 años de la salida del Instituto nos vimos en un acto financiero. Allí decidimos preparar el 50 aniversario de la salida del Instituto e incorporar a Vicente y Alfonso al grupo de preparación. Comimos los 4 en un sitio que Alfonso conocía y en ese momento comenzó la organización de nuestro evento, al que se dedicó con gran tesón.

Visitamos a la Sra. Gálvez y a Carmina, lo que le hizo gran ilusión, ya que en sus sueños juveniles estaba enamorado de ambas.

Me hizo partícipe de sus escritos, en general de ciencia ficción salvo una biografía de su padre. Hice un viaje con él y su mujer a Galicia donde recorrimos la provincia de Orense, con los Cañones del Sil. Guardo un grato recuerdo de aquel viaje. Siempre estaba contento y animoso y con muy buen apetito.

Solíamos quedar a menudo en el Embarcadero, un restaurante en el Lago de la Casa de Campo, donde comíamos cuando él iba a remar a las barcas.

También fuimos a casa de Alfonso donde se recreó con la maqueta de tren eléctrico que Alfonso ha construido y que le encantó.

Hizo buena amistad con Rosa María Muro y le gustaba oír sus historias sobre el Ramiro y su gente.

Sus viajes a sitios exóticos los plasmó en magníficas fotos, ya que era muy aficionado al arte fotográfico y realizó varias exposiciones fotográficas por medio de su Ayuntamiento.

Mucho me contó de su experiencia en el Airbus que marcó toda su trayectoria profesional.

En los últimos tiempos por el covid y su enfermedad los contactos que tuvimos fueron por Zoom. Al último de diciembre ya no pudo acudir por estar en el hospital.

Si, al cerrar los ojos le veo en el Ramiro con su sonrisa amplia y su cabellera rubia. Son escenas imborrables.

Deseo que descanse en paz. Yo he perdido un gran amigo y la promoción un gran compañero, que supo llevar con honra la herencia recibida en el Ramiro. No le olvidaremos nunca. 









12 enero 2022

CONFERENCIA SOBRE ARMAMENTO. GASES NERVIOSOS

 POR ILDEFONSO ARENAS

El Instituto de Ingeniería de España ha girado una invitación a nuestro compañero Alfonso Arenas para dar una charla sobre gases nerviosos, tema que ha sido muy estudiado por su parte para la confección de sus libros. 

La charla va dirigida a ingenieros de armamento y químicos principalmente y versará sobre lo que pudo ser y aún puede ser la guerra química a gran escala.



PROGRAMA

 

19:00

Bienvenida a los asistentes y presentación de la Jornada.

D. José Trigueros, Presidente del IIE.

D. Enrique Rodríguez Fagúndez, Presidente del Comité de Tecnologías para la Defensa del IIE.

 

19:15

Presentación de la Jornada y del ponente

D. Enrique Rodríguez Fagúndez, Presidente del Comité de Tecnologías para la Defensa del IIE.

 

19:30

 

Los Gases Nerviosos.

D. Ildefonso Arenas Romero. Consultor y escritor.

 

20:30

Coloquio moderador por:  D. Enrique Rodríguez Fagúndez

 

20:45

Clausura de la jornada


PRESENTACIÓN

Los gases nerviosos no son un arma popular, aunque de vez en cuando algo los pone de moda durante unos días  o unas semanas, para después volver a caer en el olvido.

La última de sus resurrecciones se debe al no muy bien identificado 'Novichok', y sólo porque unos supuestos agentes de los servicios secretos rusos lo emplearon para intentar eliminar un par de disidentes, nada favorables al actual gobierno de la Federación Rusa.

En otros tiempos, ya tan lejanos como las dos guerras del Golfo Pérsico, uno de los gases, el denominado 'Sarin', se mantuvo en un alto grado de popularidad, más que nada por acusársele de ser el 'arma de destrucción masiva' con que a Saddam Hussein se le suponía capaz de poner en peligro la seguridad de casi todos los estados de Oriente Medio. Al mismo Sarin se le achaca un empleo terrorista, por fortuna no excesivamente masivo, en el metro de Tokio, así como el asesinato de algunos exiliados argentinos que no caían simpáticos a la última de sus dictaduras militares.

Salvo eso, es muy escasa la popularidad de los gases nerviosos, lo que no deja de ser injusto, porque siguen ahí, de ningún modo se han extinguido y, en sus versiones más poderosas, son perfectamente competitivos frente a las mucho más populares, al menos en cuanto a ser conocidas y recordadas por los ciudadanos, 'bombas de neutrones'.

Esto, además de una imprudencia, es por demás sorprendente, ya que los 'gases nerviosos' son mucho más simples y baratos de producir, almacenar y operar, y en cuanto a su eficacia parece haber un acuerdo general en que matan mucho más, con la gran ventaja de que, al cabo de unas pocas semanas, lo que tardan en dispersarse sus últimas moléculas, todo vuelve a estar como antes, miles de cadáveres aparte.



-----------------