INDICE ANALÍTICO DE ARTÍCULOS

En la pestaña anterior BLOG DE INTERÉS/ACTUALIDAD encontrarás otros artículos interesantes no relacionados con el RAMIRO.
En la pestaña de arriba INDICE ANALÍTICO DE ARTÍCULOS encontrarás los más de 425 posts publicados anteriormente, con indicación de temas, fechas y autores.
También encontrarás en la barra lateral derecha un ÍNDICE DE ARTÍCULOS PUBLICADOS indexados por fechas.


30 de mayo de 2014

EN EL 75º ANIVERSARIO DE LA CREACIÓN DEL INSTITUTO RAMIRO DE MAEZTU

... Por Manolo Rincón.


El 4 de abril de 1.939, recién terminada la Guerra Civil, en Vitoria se promulgó el decreto fundacional del Instituto Nacional de Enseñanza Media Ramiro de Maeztu en Madrid.
Se cumplen pues en estas fechas, 75 años de actividad del Instituto, tal como lo conocemos hoy.
Esta efeméride no podía en ningún modo pasar desapercibida para la dirección actual del Instituto, que decidió que se conmemorase tal efeméride el 29 de mayo, con un acto académico, que es el que voy a tratar de transcribir en este artículo.
A continuación os copio el programa preparado para tal fin:

  PRIMER ACTO CONMEMORATIVO EN EL 75ºANIVERSARIO DE LA     CREACIÓN DEL INSTITUTO
 AULA ABIERTA
La educación es la forma en la que  los humanos nos acompañamos unos a otros para llegar a ser hombres y mujeres en el trayecto que dura toda la vida y dentro del cual son decisivos los primeros años de nuestra existencia.
La escuela prepara para la sociedad y es fruto de ella. Es tarea de la educación hacer descubrir cuál es la fuente y raíz permanente de la libertad.
             
Apertura del Acto:
Con la actuación del Conjunto Instrumental del IES Ramiro de Maeztu,    dirigido por Dª NEVENKA GALÁN.



video

Saludo de bienvenida
de la Directora del Centro:
         
Dª CORAL BÁEZ OTERMÍN
Presentación del
75º Aniversario:

                                               EXCMO. SR. D. JUAN VELARDE FUERTES. Antiguo alumno.
                                               “Impresiones y recuerdos”.
                         
Dª. ROSA MARÍA MURO BOROBIO. Profesora del Centro.

video

“De la Colina del Viento al Ramiro de Hoy. 75 años de Historia”.



Intervención del Conjunto Instrumental.
La Historia del Instituto:
La Historia del IES Ramiro de Maeztu en la WEB del Instituto.
D. MANUEL RINCÓN ARCHE. Antiguo alumno.

video

Dª CRISTINA BOROBIO IBARRONDO. Profesora de Centro.
D. JESÚS ALMARAZ. Profesor del Centro.
 Cierre del Acto:
                                               Dª Coral Báez Otermín

 Actuación del Conjunto Musical.
El programa se desarrolló según lo previsto, con asistencia de profesores, profesores jubilados, alumnos, antiguos alumnos y padres de alumnos. Destacar la presencia del nieto de D. Ramiro de Maeztu, acompañado por su esposa, lo que contribuyó a dar brillantez al acto.
El desarrollo del mismo, fue muy emotivo. Tras la apertura de la Directora, pudimos escuchar el recuerdo nítido de D. Juan Velarde sobre su estancia en las aulas en los tiempos de la Segunda Guerra Mundial y sus vivencias de las asignaturas y profesores que le formaron y capacitaron para sus estudios universitarios. Resultó una narración entrañable para todos los que oímos su conferencia.
La orquesta del Instituto, dirigida por Dª Nevenka Galán, interpretó bonitas piezas musicales.
Siguió una brillante disertación de la Catedrática de Historia del Instituto Dª Rosa María Muro, que reproduzco a continuación a petición de numerosos asistentes, a los cuales emocionó y cautivó, no solo por el contenido de la misma, sino también la forma tan personal con la que hizo su exposición:
   Autoridades, profesores, padres, antiguos alumnos, alumnos y para quienes nos acompañan, buenos días.
   Varias veces hemos escuchado hoy el recuerdo de una fecha: el 4 de abril de 1939 y la referencia a una ciudad, Vitoria.
   Ninguno de los que estamos aquí desconoce el motivo por el que hemos sido convocados en la mañana de este 29 de mayo. Ese motivo no es otro que conmemorar y recordar que hace 75 años se creaba el Instituto Ramiro de Maeztu.
   Es evidente que para vosotros los alumnos forma parte de algo bastante alejado de vuestras vidas, aunque también para algunos profesores y personas que han acudido al Acto.
   Pero, en esta zona de Madrid que se llamaba Los Altos del Hipódromo, empezaba su andadura nuestro Instituto. Fue necesario urbanizar todo el territorio, con sus nuevas calzadas y aceras, así como realizar obras para acondicionar los edificios que ya existían, sobre todo con la finalidad de ampliar los espacios dedicados a los alumnos. Además, se construyeron otros nuevos, en concreto el Teatro y el edificio que ahora ocupan los alumnos del bachillerato.
   Quizá no resulta fácil imaginar cuál fue el resultado final, se tardó cierto tiempo en terminar el plan que su arquitecto Sánchez Lozano había concebido, pero yo sí puedo hacerlo y os aseguro que ha sido un verdadero privilegio haber nacido y vivido en esta Colina. Convivir con las personalidades que aquí realizaron su actividad profesional, es decir los profesores. Escucharles cuando les veía caminar y pasar junto a mí, era aprender conocimientos, pero, además, educación. Siempre con la máxima autoridad y el respeto que su presencia producía.
   El espacio físico era totalmente diáfano, abierto, sin estas rejas que, para garantizar vuestra seguridad, han tenido que instalarse.
   Mis recuerdos no son los del año 1939, pero lo que en dicha fecha se iniciaba se ha mantenido, por supuesto, adaptándose a los cambios que la evolución de la sociedad ha ido introduciendo y que han quedado prendidos en sus paredes.
   Aunque no los viví sí que pude comprobar que la Colina del Viento tenía y tiene color y olor especial.
   Ha sido testigo de ilusiones y esperanzas que se frenaron por los vientos huracanados de la Guerra Civil, pero la vida no se detuvo en nuestra Colina, quiso imponerse a la destrucción y la mejor manera y la única era que se adueñaran de ella los niños y jóvenes cargados de ganas de vivir y soñar.
   Y así fue cómo el mensaje de que, por encima de todo, la vida tenía que seguir, la recogieron todas las personas que ponían en marcha esta Institución y de acuerdo cada uno con sus responsabilidades,  lo hicieron con una idea clara, que el Ramiro fuera un Instituto Modelo. Os aseguro que esa frase se me ha quedado grabada a fuego en mi mente y en mi corazón.
   ¿Cuál era su significado? Que a los alumnos de nuestro Centro, a vosotros, se les reconociese por sus conocimientos y por los valores que habían desarrollado.
   Para todos, profesores, alumnos, personal de la Secretaría, bedeles, quien se encargaba de la Cantina que durante muchos años fue Pedro, hasta el personal de la limpieza, sentían que pertenecían a una entidad pública muy, pero que muy especial. Es porque estaban en el Ramiro.
   En sus amplios espacios los alumnos se sentían protagonistas de sus propias vidas, libres en una sociedad en la que no era lo que precisamente había, pero ellos aquí sí que casi disfrutaban la libertad, fue así cómo, al sentir que la necesidad de ser libres estallaba en sus cuerpos, encontraron la mejor forma para tenerla: el deporte, sobre todo el baloncesto y con el grito que entonces recorría las canchas y que probablemente alguno haya escuchado: ¿Ha muerto Garibaldi, Garibaldi? Y terminaba con Estudiantes, Estudiantes y nadie más.
   Ése era el Ramiro: rigor, por supuesto; control, desde luego, para eso estaba el Jefe de Estudios, D. Antonio Magariños con su silbato y “el sobre y carta” dirigido a los padres. Pero también sabían que bajo la rigidez, había resquicios por los que emprender el camino hacia la madurez, hacia la plenitud de la vida y os aseguro que en las escaleras, pasillos y aulas los alumnos se han convertido en hombres de provecho y siempre a lo largo de su vida han guardado reconocimiento y cariño hacia su Instituto.
   La antorcha ahora está en vuestras manos, el fuego de la sabiduría y de la búsqueda de la verdad está en vosotros para que sepáis legar lo que tantas generaciones de alumnos han hecho y que ahora os corresponde a vosotros: que seáis siempre reconocidos por vuestro saber estar, por el respeto hacia vosotros mismos, hacia vuestros compañeros, en una palabra a todos los que formamos la familia del Instituto Ramiro de Maeztu.
   Si aquellos se esforzaron por dejároslo, compromiso vuestro es hacer lo mismo para que en el siglo XXI  el Ramiro siga siendo, en el ámbito de la enseñanza, Centro de referencia.
   ¿Cómo lo vais a lograr? Con trabajo, máxima dedicación, respeto y cariño hacia nuestro Ramiro.
Después fue presentada la Historia del Instituto, escrita en su mayor parte por Dª Rosa María con un gran rigor histórico, amenidad y con cantidad de datos sobre las distintas épocas de la Institución.
La profesora Dª Cristina Borobio presentó sus estudios sobre el curioso logotipo del Instituto Escuela.
Para terminar D. Jesús Almaraz profesor del Centro expuso como se ha integrado esta Historia en la WEB del Ramiro. Aquí os dejo su dirección para que podáis disfrutarla:
Cerrado el acto se pudo visitar una exposición de fotos, libros y documentos de diferentes etapas del Instituto, realizada bajo la supervisión de Dª Rosa María y que permanecerá varios días en el Hall del instituto para que todos los interesados puedan recorrerla.
  






Por tanto una jornada que queda en nuestra memoria, donde se ha rendido un homenaje cálido y merecido a nuestra Institución.

2 comentarios:

  1. Es de agradecer el esfuerzo por mantener viva la memoria histórica (por cierto, libre de connotaciones asociadas a estas palabras) y que al cabo de 75 años nos acordemos de algo que ya pasó hace tanto tiempo -y en circunstancias difíciles- que de alguna manera ha suscitado lo que luego sería un Instituto llamado modelo con el esfuerzo de una serie de profesores que para nosotros ya serán inolvidables.
    Creo que el acto hubiera merecido una mayor difusión previa, aunque por otra parte al final hemos estado "en familia"
    Pues ahora, ánimo, a empezar a preparar el centenario, en el que espero que también podamos vernos...

    ResponderEliminar
  2. Mi felicitación para Manolo Rincón por la crónica del acto conmemorativo y sobre todo por la labor, especialmente documental, no desapercibida, ha llevado a cabo, que me gustaría hiciera participe al resto de los artífices. Estoy con Kurt en que el acto hubiera merecido mayor difusión previa, pero también es comprensible que en los momentos actuales las autoridades y y responsables sean cautos ante imprevisibles reacciones. Sin embargo, la Hstoria del Instituto, cuya dirección se incluye en la crónica, merecería resaltarse en la web del Centro y también en esta. Estoy seguro que Vicente lo considerará.

    ResponderEliminar

Escribe en el recuadro tu comentario.
NO TE OLVIDES DE FIRMAR.
¡ LOS MENSAJES ANÓNIMOS SERÁN BORRADOS !.