INDICE ANALÍTICO DE ARTÍCULOS

En la pestaña anterior BLOG DE INTERÉS/ACTUALIDAD encontrarás otros artículos interesantes no relacionados con el RAMIRO.
En la pestaña de arriba INDICE ANALÍTICO DE ARTÍCULOS encontrarás los más de 425 posts publicados anteriormente, con indicación de temas, fechas y autores.
También encontrarás en la barra lateral derecha un ÍNDICE DE ARTÍCULOS PUBLICADOS indexados por fechas.


18 de enero de 2013

Encuentro con José Francisco Guijarro (18.01.13), por Manolo Rincón


Mi primer recuerdo de Paco Guijarro, se remonta al año 1954, cuando le vi por primera vez en la Preparatoria.




Creo que entonces ya manifestaba su deseo de ser sacerdote.

Le recuerdo como un niño serio, delgado y no muy alto.

He sido consciente siempre de que estuvo con nosotros, durante siete cursos, hasta terminar la Reválida de 4º de bachiller y que se fue al seminario.

Me cuenta Bartolomé, que su padre D. Luis, nuestro profesor de primaria, le admiraba mucho por su temprana vocación, que finalmente llevó a buen término.

No supe más de él hasta que comenzó el contacto de nuevo entre nosotros. Leí sus cariñosos mails, que escribía con asiduidad, recordando nuestras reuniones a las que no podía asistir por la distancia.

Conversé con él frecuentemente por teléfono y me explicó con detalle en que consistía su ministerio y como ayudaba a los necesitados que había en su diócesis.

Pensé en esas conversaciones, que podíamos ayudarle, era de justicia con un compañero, que como él mismo nos dijo, allí se gana la Vida Eterna, como toda recompensa a sus sacrificios.

La promoción fue de nuevo generosa y permitió que se costease su retorno a España para poder arreglar sus papeles.

Me proporcionó mucha alegría poder organizar un pequeño homenaje a su persona.

Asistimos 14 personas. Otros no pudieron, pero se excusaron y le mandaron un abrazo a través nuestro.

Fue un encuentro emocionante. Yo le acompañé a sus papeleos y le encontré después de 53 años mucho más alto y corpulento de lo que yo podía pensar.

Nos contó en la comida sus experiencias y vivencias, en una animada charla, muy entrañable.

Pronto regresará a Honduras. Paco te deseamos desde aquí, donde nos toca vivir, lo mejor para tu labor apostólica, y aquí tienes siempre a tu promoción, que te admira y respeta, dispuesta ayudarte en lo que haga falta.

12 comentarios:

  1. José Francisco y yo estuvimos sentados muy cerca el uno del otro durante los dos últimos años de la 'Prepa'. En esos dos años pude comprender bien a fondo que era un tipo inteligentísimo, mucho más que yo. Hoy, comiendo con él y con 12 amigos más, he comprobado algunas otras cosas: (1) que sigue padeciendo una inteligencia portentosa, (2) que su memoria es tan envidiable como hace medio siglo, (3) que es un placer disfrutar la compañía y la presencia de un hombre tan honrado y (4) que, por si todo esto no bastara, encima es un hombre muy bueno. De postre, que además posee un extraordinario sentido del humor. Es un privilegio tener amigos así.

    Alfonso

    ResponderEliminar
  2. Un encuentro muy agradable en el más amplio y positivo sentido de la palabra. Da gusto encontrar personas como Guijarro y además con un gran sentido del humor, como ya dice Alfonso. A ver si hay suerte y tenemos la oportunidad de que nos cuente más cosas.
    Y un comentario general y constatado: Es más grande de lo que cabía esperar dada su talla hace muuuuchos años.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hace un rato, nos escribías esta impresión tuya. Que momentos inolvidables pasamos los 14 compañeros en esta comida. Yo no escribo bien y soy incapaz de describir lo emotivo que fue todo. Y ahora, de repente me dicen que te has ido... No puedo aceptarlo. Te estoy recordando y creo que es imposible que no hablemos dentro de un rato de tus paseos por Sevilla ya jubilado, o de los viajes de tu niñez. Descansa en paz. Manolo

      Eliminar
    2. Teníamos planes y ahora todo se ha roto. Nos ha dejado mi renovado amigo. No me hago a la idea. No me puedo creer que esté ya con los angelitos -como él- y que no esté aquí con nosotros, con su sempiterna sonrisa, su buen humor y su campechana y sana forma de ser. Lo siento en el alma.

      Eliminar
    3. José Luis. Por desgracia se nos ha ido Ángel Quesada, sin que nos diesemos ni cuenta. Un maldito infarto.
      Descanse en paz

      Eliminar
  3. Como siempre que nos juntamos unos cuantos de los que ya nos vamos conociendo cada día más, cosa que no deja de ser un placer al cabo de tanto tiempo y disfrutamos con ello, en esta ocasión se nos ha unido un compi lejano al que lamentablemente no podemos tener la oportunidad de ver con más frecuencia por estar tan lejos. A Paco le ha tocado, sobre todo en estos últimos años, vivir una vida muy especial, enfrentándose con aspectos de ésta con las aristas muy marcadas y en toda su dureza. Sin embargo, creo él quiere seguir allá sencillamente porque su vida allí significa algo muy importante para mucha gente y porque tiene un enorme sentido de la responsabilidad; no es solamente porque se ganaría la vida Eterna, como decía él ayer.
    Con el bagaje de su buen humor, su inteligencia y su bondad, me figuro que allá es indispensable, por mucho que nos gustaría tenerle por aquí.
    Reflexionemos todos que su ventana al exterior con los que le apreciamos es este blog, donde nos va a seguir teniendo.
    Y hasta la próxima que pueda hacer una escapadilla...

    ResponderEliminar
  4. Fue algo similar a lo de "la dracma perdida" del Evangelio, pero, nada de parábola, fue muy real. En la sobremesa, me quedé absorto escuchando la historia de su tatarabuela contada con un gracejo especial;se me hicieron cortas las horas transcurridas como, creo, ocurrió con todos. Suscribo las palabras de Ángel.
    Paco: Desde donde sea, síguenos deleitando con tu verbo y pluma fáciles. Gracias. Rafael Gª-Fojeda

    ResponderEliminar
  5. COMENTARIO DE JAVIER GONZALEZ JULIA

    Si nuestro cole y nuestra vida posterior se hubiera desarrollado en una ciudad de tamaño humano, y no en una del tamaño de Madrid que separa mas que une, estos encuentros entre compañeros de estudios con tantos años de convivencia en su momento no habrían dejado de ser habituales. Pero en nuestra realidad, salvo casos particulares de conexión familiar o laboral, la mayoría hemos estado cuarenta y tantos años sin vernos. Pensándolo un poco resulta inexplicable. Pues bien, ahora hemos descubierto, que también para esto, la capacidad de comunicación de estas tecnologías informatizadas resulta una solución para paliar los inconvenientes de la macro-ciudad. Y así, ayer viernes pudimos ser convocados y acudimos trece a compartir unas horas con otro de nosotros, José Francisco Guijarro, que nos contó como ha ido transcurriendo su vida de sacerdote muy metido en temas del Derecho Canónico, de Conferencias Episcopales, obispos y arzobispos, de la diócesis de Madrid, y ahora, y posiblemente de forma permanente, en Honduras en condiciones muy precarias. La velada resultó del máximo interés humano, y el ambiente resplandeció por el interés, la confianza, el cariño y el respeto mutuos. Y, con el humor fruto de la inteligencia de los contertulios.
    Animo al equipo promotor a convocarnos con frecuencia, y a todos a asistir a estos encuentros tan amables.

    Un abrazo … jgj

    ResponderEliminar
  6. No podré llegar a tiempo a Fuencarral, pero sí espero estar en la Almudena. Me parece, en el ejercicio de mi ministerio sacerdotal, un deber de lealtad y de amistad para con Ángel --que probablemente lo último que haya dejado escrito en esta vida haya sido el elogio tan cordial que ha hecho sobre mí, y que tenéis más arriba--, darle la última despedida de este mundo en nombre de la Iglesia.

    Que así como ayer nos encontrábamos a la mesa, también nos encontremos con él en el Reino de los Cielos.

    José Francisco Guijarro

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querido Paco y queridos todos. No se si antes de retornar a Honduras sería posible que dijeses una misa por Ángel y el resto de fallecidos de la promoción. Te lo propongo. Si no es factible, supongo que Alberto podrá hacerlo.
      Hoy estuve en el Tanatorio y su hija me contó lo contento que estaba con este grupo.
      En la línea con lo que Javier dice más arriba, seguiremos viéndonos, no lo dudéis y disfrutando de nuestra amistad, como Ángel hizo.

      Eliminar
  7. Tuve la suerte de reencontrarme con él después de casi 50 años. Cuando estábamos en 4ºF, solíamos volver juntos a Chamberí. Ahora con la vitalidad que contagiaba, mostraba que había llegado al equilibrio vital. Hemos perdido la compañía de una gran persona.

    ResponderEliminar

Escribe en el recuadro tu comentario.
NO TE OLVIDES DE FIRMAR.
¡ LOS MENSAJES ANÓNIMOS SERÁN BORRADOS !.