INDICE ANALÍTICO DE ARTÍCULOS

En la pestaña anterior BLOG DE INTERÉS/ACTUALIDAD encontrarás otros artículos interesantes no relacionados con el RAMIRO.
En la pestaña de arriba INDICE ANALÍTICO DE ARTÍCULOS encontrarás los más de 425 posts publicados anteriormente, con indicación de temas, fechas y autores.
También encontrarás en la barra lateral derecha un ÍNDICE DE ARTÍCULOS PUBLICADOS indexados por fechas.


15 de marzo de 2013

La mejor decisión de nuestros padres, por Vicente Ramos


Somos muchos los que a través del tiempo hemos coincidido en una valoración hacia nuestros padres con motivo de nuestra educación.

En el momento en que aún éramos muy niños y ellos habían de tomar las decisiones por nosotros, decidieron matricularnos y llevarnos a estudiar al Instituto de Enseñanza Media Ramiro de Maeztu. Y no sin gran esfuerzo por su parte. En nuestro caso, mientras fuimos pequeños, había que llevarnos desde el barrio de la Prosperidad hasta Serrano y recogernos cada día para hacer el trayecto inverso, siempre andando por aquel entonces. No sería hasta varios años más tarde cuando ya pudimos manejarnos solos y hacer la ida y vuelta en tranvía o autobús y más tarde aún cuando ya pude ir y venir en bicicleta.

Considero que en el caso de mi hermano José Ramón y mío, y me consta que en el de muchos más alumnos de diversas promociones, no sólo la nuestra, es una decisión que no les habremos agradecido lo suficiente en vida. En nuestro caso, ahora que ya no están, nuestro pequeño homenaje, unido a su recuerdo, por el gran acierto que tuvieron al mandarnos al Ramiro.

No sólo la formación académica fue muy importante. ¿Qué me decís de la formación integral del individuo que propugnaba don Antonio Magariños gracias al deporte? Tanto para José Ramón como para mi, el Estudiantes fue una escuela de vida, adicional a la Escuela de la calle Serrano.

Por eso me gusta tanto y me inspira el cartel que pende de las paredes del Polideportivo Magariños…




Nada me agradaría más que conocer vuestra opinión al respecto y que podéis dejarla escrita mediante la inclusión de un comentario al pie de esta entrada.


En homenaje a todos nuestros padres y educadores.

4 comentarios:

  1. Tienes razón, nunca se nos ocurrió a mis tres hermanos varones y a mi, agradecer expresamente a mi padre sus cuatro importantes decisiones.
    Quiero justificar mi falta, por la proximidad de la salida del Ramiro con la salida de mi padre de este mundo (1964/1965), pero desde este blog le expreso mi agradecimento y el de mis hermanos mayores.

    ResponderEliminar
  2. Pues si fue una decisión sumamente acertada vista con la perspectiva que da el tiempo. En aquella España fraernquista, no nos dieron la vara demasiado con la falange aunque tuviesemos que desfilar. Y la mayoria de los profesores eran muy buenos. Ahí está el recuerdo que les guardamos a casi todos, y lo bien preparados que fuimos para la universida. Si añadimos los talleres y otros complementos, todo fue ideal para aquella época

    ResponderEliminar
  3. JOAQUIN SOLANA NOS ENVIA EL SIGUIENTE COMENTARIO:
    Comparto plenamente el título de tu entrada.
    En mi caso, estuve en el Ramiro de 1º a 4º, por vuelta de mi familia a Barcelona, acudía, en tranvía, creo que era el número 14 que venía de la plaza Castilla y subía hacia Serrano por Vitrubio o por Colón, cerca del Museo de Ciencias Naturales.
    Yo vivía en lo que entonces llamaban Corea, por el colegio y economato de los americanos de la base de Torrejón. Era un edificio en Castellana ( hoy reconstruido) esquina con la calle Carlos Maurrás, algo más arriba de la plaza de Cuzco.
    Agradezco también la elección de mis padres por el Ramiro.
    Figuras como las de D. Antonio Magariños siempre me han acompañado en los recuerdos de esos años, aunque solamente seguí sus clases de Latín, un año.

    ResponderEliminar
  4. He comentado en alguna ocasión que, mi hermano mayor y yo, entramos en el Ramiro porque en él estudió interno el hijo de mis padrinos y ellos siempre nos hablaban maravillas del Instituto; por eso decidieron que estudiáramos allí. Los profesores, en general, enseñaban bien lo que sabían, había estímulos, el cuerpo docente y directivo reconocía errores, cosa que hoy, me parece se ha olvidado y, sobre todo, nos enseñaban actitudes correctas para la vida.
    En mi caso, por suerte sí agradecí a mis padres directamente aquella decisión y aquel esfuerzo económico, pero no está de más repetírselo desde aquí cuando el día a día me está demostrando que soy "a carta cabal" por ellos y por el rumbo y el lugar que escogieron para mi formación fundamental.

    ResponderEliminar

Escribe en el recuadro tu comentario.
NO TE OLVIDES DE FIRMAR.
¡ LOS MENSAJES ANÓNIMOS SERÁN BORRADOS !.