INDICE ANALÍTICO DE ARTÍCULOS

En la pestaña anterior BLOG DE INTERÉS/ACTUALIDAD encontrarás otros artículos interesantes no relacionados con el RAMIRO.
En la pestaña de arriba INDICE ANALÍTICO DE ARTÍCULOS encontrarás los más de 425 posts publicados anteriormente, con indicación de temas, fechas y autores.
También encontrarás en la barra lateral derecha un ÍNDICE DE ARTÍCULOS PUBLICADOS indexados por fechas.


9 de julio de 2013

¿Qué fué de la "Triple A" (A.A.A.) del Ramiro?


¿Qué fue de la “Triple A” (A.A.A.) del Ramiro?, por Paco Acosta

 

No temáis. No se trata de recordar aquí la existencia de la “Alianza Anticomunista Argentina”, también conocida por el más corto “la triple A”, a la que allá por los años 70 una buena parte de la prensa de nuestro país le dedicaba (no se si con admiración) numerosos artículos y editoriales.

 

Lo que pretendo traer a nuestra memoria y recuerdos, es otra “Triple A”, la del Ramiro. Que también existía por aquellos mismos años…. Insisto, no temáis. ¡Nada que ver con el grupo terrorista argentino!.

 

Había por aquel entonces, en el Ramiro (ignoro si en la actualidad existe una figura similar) una Asociación de Antiguos Alumnos (A.A.A.). No recuerdo cómo ni cuando me “apunté” a la asociación, y me cuesta mencionar algunas de sus actividades, pero recuerdo que bajo sus auspicios se organizaban sesiones de “cine-forum” (con proyección de películas de las llamadas de “arte y ensayo”, seguidas de un coloquio y debate), conferencias, conciertos en un ámbito reducido (he asistido a algunos en la sala de música) y probablemente algunas otras actividades más, de las que lamentablemente no recuerdo ninguna... Tampoco recuerdo si éramos muchos (o pocos) los asociados. Y si al cabo de los tiempos, me he topado de nuevo con nuestra “triple A” ha sido por haber encontrado, perdidos por un armario y rodeados de otros papeles también inútiles, unos cuantos de sus “recibos” (que también servían de “pase” para asistir a las actividades). Son, concretamente, de los años 70 al 76. ¿Porqué los conservé? Lo normal hubiera sido que pasado su periodo de validez hubieran ido directamente al cubo de la basura…. Pero, extrañamente, se quedaron ocultos, quizás escondidos, adheridos a otros que tampoco merecían haber sobrevivido al paso del tiempo, y ahora muchos años después, afloran para pervivir en nuestro blog de la promoción…. ¿casualidad? ¿predestinación?....

 

Y mira por dónde, me parece que este asunto de la Asociación de Antiguos Alumnos es otro de los temas en los que no existe concordancia entre las dos fuentes principales que tenemos de la historia del Ramiro (la de Mindán y la de Alvira). Ambos autores, en sus respectivos libros, le dedican, a la Asociación, un exiguo capítulo.

 

Mindán, cuenta su creación en 1945 (promovida por nuestros compañeros de la promoción 42 y apoyada -¡como no!- por D. Antonio Magariños), los fines (“ser el órgano que reúna a todos los que fueron alumnos del Instituto, sirviendo de vínculo de unión entre ellos, y en segundo lugar ser la vía a través de la cual puedan demostrar el cariño, la gratitud y, en último extremo, la responsabilidad de ayuda, al cetro en el que se formaron”), los principios que la sustentaron (los incluiré un poco más adelante, pues en mi opinión, continúan teniendo vigencia), sus actividades, sus altibajos, sus dirigentes, la “presunta” maniobra de Alvira (aunque, según Mindán, no la hizo personalmente sino a través de Dellmans), “que quiso intervenir, sujetando la asociación, imponiendo sus criterios y privándoles en parte de su independencia”, la dimisión de la última junta en septiembre de 1971 y en su escrito, deja entrever su completa desaparición en octubre de 1971, ya que no se llegó a escoger una nueva Junta directiva. Sus palabras al respecto son tajantes “En octubre del mismo año [1971] hubo entrega de poderes a Pedro Dellmans. Se acabó la Asociación.”

 

Alvira, por su parte, cita que la asociación de 1945 no fue la primera, e indica que “había ya otras que mostraban su apego al centro donde estudiaron sus componentes y que se reunían anualmente para hacer patente su recuerdo a los profesores y para afianzar los lazos de amistad entre los antiguos alumnos”. Vamos, ¡como nosotros ahora!. Cita también los Boletines de la Asociación, -cuyo primer número es el de 1956 y cuya vida se extendió al menos hasta 1960 ¿pero, yo me pregunto,…., hubo más?- . Boletines, que pondera Alvira y, que a su vez fueron continuación de otra revista (cuyo nombre no menciona) y que se publicó desde 1945. Y a mí me da la sensación que Alvira pretende en su capítulo mezclar las actuaciones de la Asociación “auténtica o genuina”, con otras actividades realizadas o promovidas por grupos de antiguos alumnos.

 

Y ahora me surge la duda: ¿A qué asociación pertenecí yo? Pues los que conservo a mi nombre, son recibos de haber abonado la cuota correspondiente, al menos hasta el primer semestre de 1976, y como podréis comprobar en algunas de las imágenes que ilustran este artículo, se trata de la Asociación de Antiguos Alumnos (radicada en Serrano 127) y con un escudo que “encaja” perfectamente con el del Ramiro…. ¿No dice Mindán, que “se acabó la asociación en 1971”?..... o ¿es que la toma de control de la misma, por Dellmans, a su vez incitado por Alvira, tuvo éxito y la asociación renació como un nuevo ave fénix?. Y si fue así, ¿cómo contactaron con nosotros, los alumnos “antiguos”, -los que ya hacía años que habíamos dejado el instituto-, para que nos apuntásemos?. Son preguntas que me hago, y os hago, con el ánimo de esclarecer esta oscura etapa del Ramiro….

 

 

Principios en los que se basa la Asociación de Antiguos Alumnos (tomados del libro de Mindán):
 
La Asociación regirá su actividad con arreglo a los siguientes principios:
 
Respeto absoluto a la libertad individual de criterio, de forma que ello no sea obstáculo para que pueda integrarse en la Asociación el antiguo alumno que así lo desee. Por tanto la Asociación como tal no deberá nunca adquirir compromiso en materia de orden religioso o político.
 
Procurar el acercamiento humano de los que fueron alumnos del Centro, dentro de los límites naturales que la separación de profesiones, lugares y aspiraciones imponen, tratando, cuando menos, de mantener la comunicación, amistad, comprensión y ayuda entre sus miembros, con conciencia de los innumerables bienes que de tal logro se derivan. A tal fin han de servir todas aquellas actividades que obliguen al contacto personal, aun cuando estas actividades puedan además atender a otros fines. No obstante reconocer que las actividades de orden general tienen una importancia trascendental, la Asociación deberá fomentar y ayudar los contactos más íntimos entre los miembros de los grupos naturales en que están divididos sus asociados, por su paso por el Centro, promociones, o por su actividad posterior o profesiones.
 
El cariño hacia el Centro y el respeto al criterio individual se unen al considerar que la Asociación no debe como tal adquirir compromiso de actuación social como no sea el firme deseo de ayudar al propio Instituto y a sus actuales y antiguos alumnos, brindando su actuación o su colaboración en todos los aspectos en que el Centro lo considere oportuno. Para ello debe mantener, en la medida de sus posibilidades, cuantos servicios tiendan a complementar la formación de los actuales alumnos o tiendan a establecer una ayuda material a aquellos que más lo necesiten. La Asociación deberá dar todo su apoyo y entusiasmo a las iniciativas que redunden en un beneficio para el Instituto.

 

 

Algunas frivolidades, para terminar

 

Para frivolizar un poco el tema, voy a hacer unos pocos comentarios a razón de lo que se observa en los recibos que he encontrado:

 
El primer recibo (semestre 1º de 1970), es un reembolso de 66 pts, impreso en un cartoncillo “de imprenta”, que entre otras cosas recoge el nombre del secretario de la asociación, -un tal Mariano Laguna-; y curiosamente viene con su dirección…. El destinatario, es decir “yo”, ha sido “escrito a mano” (lo que, a mi juicio, indica una cierta improvisación), y el nombre viene precedido de un cabalístico “156/200”. Yo lo interpreto como que es el recibo, o reembolso, nº 156 de un total de 200. ¡Ya sabemos algo más! En 1970 éramos, al menos, 200 asociados (o reembolsos emitidos…..). También aparece un 1013, procedente de un “estampillador”,…. ¿había al menos 1013 asociados?

 
 

En ese primer recibo que conservo, los dos sellos del franqueo, se han pegado con “Franco cabeza abajo”……¿maldad? ¿premonición de que el franquismo ya estaba de capa caída?...

 

·      El 2º recibo, (otro reembolso, también de 1970), curiosamente viene en el mismo “impreso” del semestre anterior, es decir el 1º de ese año…. No penséis mal, que sí había pagado el reembolso del primer semestre…. Estoy seguro que “sobraron cartulinas” (el secretario debía ser muy optimista respecto al número de asociados cuando las encargó….) y las aprovecharon para el segundo. Así se deduce del “estampillado de reembolso de correos” que, en este caso, tiene fecha 17 Sept 70.

 
 

El secretario, esta vez ( a mi entender, algo más “preparado”) ha cumplimentado los datos de asociado a máquina. Pero sigue escribiendo a mano las cifras cabalísticas “106/300” ¿Se habría incrementado el número de asociados que pagábamos “contra reembolso”? Y también, supuestamente, había más asociados…., en este caso, por lo menos 1186. ¡Ah! Y en este caso los sellos de Franco estaban cabeza arriba…..

 
El siguiente recibo que os muestro es ya del año 72, concretamente del primer semestre. Han pasado dos años. Ha subido la cuota de asociado a 75 pts. El secretario del año 70, ha pasado a ser tesorero (y ya no incluye su dirección). El recibo ha dejado de ser un “reembolso”. Ignoro la manera en que se cobraba, pero al ver la dirección escrita a mano “corrigiendo la anterior”, he supuesto que fue mediante un “cobrador” que pasó por el domicilio de mis padres y ésos lo “re-encaminaron” a donde vivía yo por aquel entonces.
 
 
 

Se observa que ya no aparecen las cifras cabalísticas, y que en el estampillador que supongo se refiere al número de recibos, “me corresponde” el número 8 (me figuro que será por aquello de comenzar el apellido por “A”). Nótese el optimismo del tesorero al disponer de un estampillador de 5 cifras…. Se ve que esperaba muchísimos asociados….
 
Y un par de curiosidades: da la sensación que la asociación en este año 72 está más entroncada en el Ramiro, pues la dirección que aparece en la cartulina es la del Ramiro…. Además se incluye ¡por primera vez! un intento de escudo de la asociación que, como veremos a continuación, no debió resultar del gusto de todos….
 
En el 2º semestre del 72, el escudo ha cambiado algo de forma, se ha apuntado, y nos recuerda más al tradicional del Ramiro (con un “punto” sobre la I, en lugar de la posterior versión con la Cruz de Malta), y mantiene, en la franja superior, la “triple A”.
 
 
 

 
La cartulina es ya de menor tamaño, sube la cuota semestral a 100 ptas., (¡Ay, consecuencias de la inflación de aquel tiempo!), el “enmarcado” lo forma un cordón de conchas de vieira, y desaparece el estampillado; Mariano Laguna “vuelve” a labores de Secretario, eso sí seguido con un “INT” lo que induce a pensar que lo hacía de forma interina…. El cobrador volvió a pasar por mi antiguo domicilio, pues en el recibo seguía apareciendo éste, sin tener en cuenta la corrección que sin duda le hice.

 

Hablando de correcciones, o más bien de incorrecciones,¿os habéis fijado que el redactor del recibo debió suspender en lengua? …, porque la asociación es de antiguos “ALUNNOS”….., sí con dos “N”

 

Y como curiosidad ¿alguien sabría aclarar el significado de esas “N.C.C.” que aparecen tras el Serrano, 127…?. Será  No Criticar ¡Cabronazos!

 
Pasamos ahora al primer semestre del 73. Se consolidan el escudo, el marco de moluscos y la cuota, pero continúan sin cambiar mi domicilio…. Han desaparecido las siglas “N.C.C.”, y el estampillado es ahora de únicamente 3 cifras … ¿También había crisis de asociados? Como me “asignan” el número 3, supongo que se han dado de baja algunos abad, abellán, abellanas, acero, etc., que ciertamente me precedían…
 
 

 
¡Ha habido crisis en la asociación...!.  Al menos eso parece deducirse de haber desaparecido el nombre del secretario o tesorero. ¿Pensáis que ha sido por la clamorosa “errata”. ¡Pues no!. Sigue ahí majestuosa, clamorosa…. ¡en pleno encabezamiento!.. La primera ¡en la frente!
 
·      Hasta el primer semestre del 75, hay estabilidad, incluso en la errata….., y eso que desde el semestre anterior han cambiado la estructura del recibo, en el que se resalta bastante más el semestre al que pertenece y desparece el marco de vieiras, sustituido por un marco más austero. Continúan emitiéndose los recibos a mi antigua dirección, (nadie se molestaba en cambiar el “fichero maestro”.
En el recibo II-74, el “cobrador” también debe haber cambiado, y escribe un “Urvieta" (con “v”)…. ¡a juego con los “alunnos” (con “N”)….¡y eso que aún no se sabía nada de la LOGSE…!





En el recibo I-75 desciendo “3 puestos” y tengo ahora el nº 6 ¿volvieron algunos de los que me precedían? ¿se incorporaron otros 3 cuyo apellido era anterior al mío?.

 
El último recibo que conservo es el primer semestre del 76. En él, el escudo de la asociación, hasta entonces casi estable, ha sido reemplazado por un estilizado IRM tradicional, con la Cruz de Malta sobre la I, sin rebordes, sin quedar todo enmarcado por el escudo, habiendo desaparecido la identificativa “triple A”….. ¿se trataba de un presagio?

 
 

 
La errata continúa resaltada en la inmensidad de las mayúsculas, y nadie se ha dignado subsanar el cambio de “mi” domicilio ¿para qué?, si a pesar de todo se conseguía cobrar…. Pero eso sí, la cuota se ha incrementado un 50% ¿Significa eso que las actividades de la asociación eran, en correspondencia, mejores o más numerosas?.
 
A partir de ahí ya no conservo más recibos, ¿me di de baja? ¿se cansó el cobrador de ir de la “ceca a la meca”? ¿no estaban mis padres en casa cuando llegó el cobrador?, ..... o ¿despareció definitivamente la asociación?
 
 
Lo cierto es que actualmente, si existe una Asociación de Antiguos Alumnos del Instituto Ramiro de Maeztu, ésta no debe “llevarse bien” con la dirección del centro. Al menos no se menciona en la página web del Ramiro.
 
Y en mi opinión, un Centro como el “nuestro”, con un montón de promociones a sus espaldas, y todas ellas, me atrevo a decir “sin excepción” guardando un especial cariño a “nuestro querido Ramiro”, debería contar con una Asociación de Antiguos Alumnos…..
 
 
¡Ah! Y aquí tenéis más material para Los escudos del Ramiro…
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 
 


 

4 comentarios:

  1. Buenísimo el trabajo de recopilación, Paco.
    ENHORABUENA!!!

    ResponderEliminar
  2. AAA h.... = estoy asombrado. ¡Primera noticia! De lo que se entera uno al cabo de tantos años. Gracias, Paco. No sé cómo te da tiempo a ratonear y escribir entre localización y localización de compañeros...

    ResponderEliminar
  3. Estoy como Kurt.
    ¿Qué actividades se financiaban con las cuotas?. Quizás el control a partir de 1971 fuera porqué en esos años creció la actividad de las fuerzas antifranquistas en todo tipo de asociaciones ciudadanas. Es una suposición.
    De todas formas para gestionar un colectivo tan amplio se necesitaría un aparato burocrático tipo colegio profesional. Mejor por Promociónes a través de inyernet.

    ResponderEliminar
  4. Mira que guardo yo cosas y no tengo esos incunables...

    Yo fui de la AAA unos dos años solamente. Fui a algún cine-forum y creo vi repulsión de polansky. Pero no iban compañeros, solo gente de otras promociones que no conocía y me borré. Tenía un escudo del aaa que ya no encuentro. Creo hubo alguna más posterior.. Pero veo más útil lo que hemos hecho para reunirnos

    ResponderEliminar

Escribe en el recuadro tu comentario.
NO TE OLVIDES DE FIRMAR.
¡ LOS MENSAJES ANÓNIMOS SERÁN BORRADOS !.