INDICE ANALÍTICO DE ARTÍCULOS

En la pestaña anterior BLOG DE INTERÉS/ACTUALIDAD encontrarás otros artículos interesantes no relacionados con el RAMIRO.
En la pestaña de arriba INDICE ANALÍTICO DE ARTÍCULOS encontrarás los más de 425 posts publicados anteriormente, con indicación de temas, fechas y autores.
También encontrarás en la barra lateral derecha un ÍNDICE DE ARTÍCULOS PUBLICADOS indexados por fechas.


24 de febrero de 2014

La importancia del Teatro en los Altos del Hipódromo desde 1.931 al siglo XXI

 por Manolo Rincón

Teatro en el Instituto.
   Todos recordamos el Teatro del Instituto. Hemos pasado en la sala muchos buenos ratos, en los años que fuimos alumnos del Ramiro.
   En este trabajo, vamos a acercarnos a su historia y a los detalles menos conocidos del mismo.
Teatro de Instituto Escuela (IE).
   No es muy conocido que el IE, cuando se instaló definitivamente en los Altos del Hipódromo, contaba con un Teatro entre sus instalaciones. El IE, institución comprometida con el desarrollo de la enseñanza de calidad, no podía pasar por alto el teatro, para completar la formación de sus alumnos, en especial teniendo en cuenta que antes de la Guerra Civil, era un vehículo cultural de primer orden. En este Teatro podían los alumnos desarrollar sus dotes escénicas. Se debe destacar que en él se estrenó la obra de Rafael Alberti "La Pájara Pinta", a cuya representación asistieron destacadas personalidades, tanto políticas como del ámbito cultural.

Antiguo escenario

Puerta de acceso desde la zona de espectadores al escenario
   Pocas personas saben que las instalaciones de este Teatro se situaban en la actual Secretaría del Instituto, éste era el espacio destinado a los espectadores. El escenario estaba a la derecha de la entrada actual y a él se ascendía por unas escaleras a la izquierda del espectador. En él había una puerta lateral que permitía el acceso a una escalera al final de la cual se encontraban los camerinos. 




Bajada a los camerinos


Puerta del antiguo camerino

El camerino actualmente
   El escenario se utiliza ahora para guardar material de oficina. Los camerinos han tenido diferentes usos administrativos.

Nuestro Teatro
   Al crearse el Instituto Nacional Ramiro de Maeztu en abril de 1.939, comenzó la remodelación de los edificios del IE bajo la dirección del arquitecto Sánchez Lozano. Quizá la obra arquitectónica más significativa del nuevo Instituto fue la construcción del Teatro actual. Su planta es rectangular, con amplio patio de butacas (unas 500) y un anfiteatro. En el vestíbulo que da acceso al anfiteatro, se encontraba el cuarto dotado de proyectores de películas sonoras de celuloide.

Cabina de proyección

   En su interior destaca la grandiosidad del escenario, al cual se accede por dos escaleras situadas a ambos lados. Está encuadrado en un gran arco en cuya clave se encuentra el escudo del instituto.


Aspecto original del Teatro

   Desde el patio de butacas se accede a la parte posterior del escenario, por medio de dos puertas. A la derecha, ya en su interior, hay una escalera que comunica con los camerinos.

El Teatro en la actualidad

   Bajo  el patio de butacas se encuentra una amplia zona que es utilizada como almacén.
Pinturas al fresco, relieves en escayola, medallones de bronce, florones de escayola y vidrieras emplomadas cubren algunos de sus vanos, han servido para decorar su interior.
   De nuevo en los frescos aparece la maestría del Señor Cobos en los dos frontales que representan a la Reina Isabel La Católica, a la izquierda del espectador y a su derecha la diosa Minerva. Ambas aparecen en posición sedente sobre el capitel de un pilar clásico, apoyando una parte de su cuerpo sobre el trasdós del arco. Las dos se muestran con sus símbolos: Isabel I con la corona de reina y en su mano derecha una carabela, por otro lado la diosa cubre su cabeza con un casco,  en la mano derecha lleva una lanza y en la izquierda la victoria alada.

La Reina Isabel I


La diosa Minerva

   El conjunto nos ofrece una composición cerrada y equilibrada.
   A los lados del patio de butacas, encuadrados en dos rectángulos, hay frescos con motivos florales de clara inspiración clásica. El resto de los muros están recubiertos de planchas de corcho enlazadas por listones de cobre con medallones de bronce en los vértices, (actualmente y tras la rehabilitación del año 2.009, fue necesario eliminarlos).

Medallón de bronce sobre paneles de corcho y listones de cobre
   En la entrada principal del Teatro, encima de las butacas de las últimas filas, aparecen dos frisos en los que se han representado temas relativos a: la escena, la música y la danza. De esta manera se quiere indicar al espectador que se encuentra en un lugar dedicado a estas artes.
   Hay que destacar la maravillosa lámpara de cristal de roca, que está instalada en el techo de la parte central del patio de butacas. Tiene tulipas en la parte superior y todo el cuerpo es circular formado por cadenas de cuentas de cristal. Procede de la fábrica de cristal de  La Granja.
Teatro de la Prepa.
   La Escuela Preparatoria también contó con un Teatro propio.
   Se encontraba en el pasillo que salía del vestíbulo. Había una puerta a la izquierda, que daba a un amplio salón. En su frente el escenario se elevaba sobre una plataforma. Estaba oculto casi siempre por unas puertas correderas para permitir, tanto representaciones teatrales, como proyecciones cinematográficas.

El Teatro de “la Prepa” hoy
   Debajo del escenario se encontraban unos bancos con ruedas, que cuando había algún acto se sacaban al salón y permitían que los alumnos se sentasen.

   Allí se representó, entre otras, "La Leyenda de San Nicolás", obra en francés protagonizada por Kolia Pérez Serrano y narrada por Vicente Ramos. Todos los sábados por la mañana el Sr. Moneo proyectaba películas apropiadas para nuestra edad.

12 comentarios:

  1. Me suena que la lámpara fue obsequio del Jalifa.
    Mirando al escenario, a la izquierda hay un enorme salón (casi de las dimensiones del patio de butacas) dónde dimos clase durante unos meses, los ateridos alumnos de 4º F (la mitad de la ratio). Allí también nos examinamos de la Reválida de 4º.

    ResponderEliminar
  2. Querido José Luís.
    A la izquierda del recinto del Teatro, efectivamente hay un espacio de las mismas dimensiones.
    Este espacio ha sido un aula, conocida por diferentes nombres, Sala Negra y Aula Cero, primero por ser un aula para los alumnos castigados sin cine o de 6 a 9. Después fue un aula para clases y exámenes, su utilización más frecuente.
    Creo recordar que en el muro lateral derecho y entre las puertas que comunicaban con el patio de butacas del Teatro,existían varios paneles que representaban la Batalla de Lepanto.

    ResponderEliminar
  3. Cuando en 1946 se produjo la visita de Franco al CSIC y al Instituto Ramiro de Maeztu, se publicó un artículo en la Revista de Educación Nacional (nº 65) en el que se dice textualmente que el caudillo “penetró en el gran teatro del Instituto, uno de los más elegantes de Madrid, con un aforo de 1.200 butacas, obra del señor Sánchez Lozano, y decorado con bellísimas pinturas murales del artista señor Cobos”.

    Dado que se trataba del mismo teatro que nosotros conocimos, y tú dices que su capacidad son unas 500… Desde entonces ¿Ha mermado el aforo? ¿Son las butacas más amplias?...

    Hay que tener en cuenta que estos artículos sobre el Ramiro, sin autor especificado, constituyeron para mí, una fuente de propaganda de nuestro Instituto entre la comunidad educativa, y estaban encaminados a resaltar su condición de modélico…. Podrían exagerar, ¿pero tanto?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hasta que no se construyó Prado del Rey, se grababa el espacio de varietes que nos obsequiaba nuestra querida TVE. La llegada de Marisol para un rodaje hizo saltar las hormonas de muchos.

      Eliminar
    2. Por lo del número de asientos y la discusión "1200 o 500": pues lo más fácil para saber a qué número nos aproximamos es a partir de la foto y extrapolar.
      Veamos: yo cuento (en la foto) unas 16 filas. Suponiendo que detrás del que hizo la foto haya unas pocas más, supongamos que son 20 filas. Cuento 12 asientos (máx) por cada lado del pasillo, es decir, 24.- Ergo: 24x20= 480 asientos. Si sumamos los que haya en el anfiteatro (no parece que sean muchos), supongamos que son 3 filas de 24 asientos = 72 asientos. Por tanto, me salen, así a ojo de buen Cubero (no confundir con nuestro profesor) unos 550 asientos, lejos de los 1200 y cerca de los 500 de Manolo.

      Supongo, pues, que lo de los 1200 asientos es una exageración.
      Para que fueran 1200 asientos, pues fácil: 1200 dividido por 24 = 50 filas. Tendría que haber 50 filas...y no parece que sea así..

      La verdad es que para salir de dudas, más fácil todavía es que alguien las cuente...¿eh, Manolo?

      Eliminar
    3. La prensa del movimiento siempre exageraba las cosas intrascendentes y minimizaba las carencias importantes. También podía ser que dado el nivel de algunos de sus periodistas, no supieran de números.

      Eliminar
  4. He mirado también el libro promocional del Ramiro, “THE «RAMIRO DE MAEZTU» SECONDARY EDUCATION CENTRE”, que es de esa misma época, y allí también dice que el teatro tenía 1.200 butacas (“The Theatre has an auditorium of 1,200 seats, on two floors,..”). Y por lo que yo recuerdo el "gallinero" no tenía una capacidad excesiva...

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  6. Unas “informaciones” complementarias relativas al Teatro del Ramiro:

    De un BOE de 1944 he obtenido el presupuesto de instalación de nuevo Salón de Actos del Instituto Ramiro de Maeztu: El presupuesto total fue de 384.118,40 pesetas.
    Y se descomponía así:

    Butacas y sillas de palcos, «Sillerías Campoamor Azcúe», 165.229,40 pesetas;
    Decoración, Casa «Also», 129.536 pesetas;
    Arañas para el Salón, «Casa Loscertales»; S. A. 35.000, pesetas.
    Instalación técnica, «Casa Philips Cine Sonar», 54.353 pesetas

    Así que ¡ya sabemos lo que costó la lámpara del Teatro! y me figuro que también el proyector….

    Y en otro BOE dos años después, referente a los presupuestos de mobiliario en el Salón de Actos, que resultaron aprobados (junto con otras partidas de instalaciones complementarias, para el Ramiro de Maeztu, por un total de 599.986,97 pesetas):

    presupuesto respaldo butacas del salón de Actos, casa «Campoamor», 7.500 pesetas;
    presupuesto cobrizado para butacas del mismo, casa «Campoamor», 15.740 pesetas;

    casa «Loscertales», presupuestos muebles taparradiadores, teatro y salón de actos, 63.375 pesetas;

    ResponderEliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  8. Enhorabuena, Manolo; siempres nos sorprendes con algo. Ahora con las catacumbas del Ramiro (¿será que allí se escondían los no-cristianos?) Ah, no, que has dicho camerinos... y que el teatro estaba donde la secretaría. ¿Dónde estaban entonces las secretarias?

    Un poco más arriba respondo con un ejercicio de aproximación a la capacidad del teatro; me sale más cerca de los 500 que de los 1200, efectivamente. Ahora he visto que te referías solamente al patio de butacas, lo que aún se aproxima más a la estimación.

    ResponderEliminar

Escribe en el recuadro tu comentario.
NO TE OLVIDES DE FIRMAR.
¡ LOS MENSAJES ANÓNIMOS SERÁN BORRADOS !.