INDICE ANALÍTICO DE ARTÍCULOS

En la pestaña anterior BLOG DE INTERÉS/ACTUALIDAD encontrarás otros artículos interesantes no relacionados con el RAMIRO.
En la pestaña de arriba INDICE ANALÍTICO DE ARTÍCULOS encontrarás los más de 425 posts publicados anteriormente, con indicación de temas, fechas y autores.
También encontrarás en la barra lateral derecha un ÍNDICE DE ARTÍCULOS PUBLICADOS indexados por fechas.


28 de abril de 2014

LOS AUTOBUSES ELECTRICOS DEL RAMIRO

 por Paco Acosta

Todos los que fuimos usuarios de “las rutas de autobuses” del Ramiro, recordamos, creo que con cariño, aquellos vehículos del PMM (Parque Móvil Ministerial, posteriormente llamado Parque Móvil de los Ministerios Civiles).

En general eran unos autobuses grises, chatos, con un conductor fornido, (el manejo del volante de la dirección requería bastante fuerza, ya que en aquellos tiempos no se llevaba lo de la servodirección, ni la dirección asistida), y debía ir tocado con gorra de plato (cosa no extraña porque también los taxistas debían conducir con su gorra de plato…). Sería porque la gorra de plato confería una cierta “autoridad”….

Dicen los compañeros que esos vehículos procedían de la ayuda alemana, de “tiempos anteriores”…

Entre esta flota de autobuses, algunos de los utilizados en el Ramiro, eran eléctricos. No todos porque también los había con motor de gasolina. Manolo dice en las Memorias de la Promoción, que el suyo, el que él utilizaba era “el nº 5, y era gris y eléctrico, más lento de lo normal y a cambio nada ruidoso. Precursores de la técnica no contaminante, ahí es nada.”. Eran “de extraño diseño. Debajo de los asientos estaban las baterías que alimentaban al motor, y que provocaban chispazos de vez en cuando”. “A veces había un olor insoportable a quemado, pero no teníamos conciencia de peligro”. “El coche iba despacio; no podía correr y subía muy mal las cuestas. Como era eléctrico a veces olía a quemado cuando hacía esfuerzos. Con la carga nuestra le era imposible subir la cuesta de Vitrubio y subía por la calle paralela”.

“Este servicio se utilizaba para el transporte de los niños que lo solicitaban (y pagaban)”. También comenta que el servicio de autobuses costaba, en el curso 53/54, 45 pts. mensuales, para 4 servicios al día…. Es decir nos llevaban a casa a la hora de la comida.

Yo recuerdo estos autouses con el suelo de listones de madera, de entre los cuales resultaba, a veces, difícil sacar esos pequeños lápices -apurados cual colillas en tiempos de penuria-, casi canijos, tras múltiples pasadas por el sacapuntas, reducidos hasta extremos inconcebibles hoy día… Y los recuerdo con los asientos “corridos” de manera que en cada bancada cupieran tantos niños como lo permitieran sus traseros….

Algunos hasta aseguran que eran de marca Mercedes, y que cuando se averiaban, nos mandaban unos más modernos, los Isobloc…  En la foto adjunta tenemos juntos un Mercedes y un Isobloc.



Los Isobloc, solían ser utilizados también en las excursiones… Creo que de ahí viene la cara sonriente que se nos pone cuando oímos mencionar, o recordamos, esta marca….

Hasta aquí, no he aportado nada que no nos sea más o menos conocido. Pero la “causa” de escribir esta entrada no es contar lo que ya se sabe sino haceros partícipes de algo que resulte “novedoso”….

Os muestro a continuación una foto hasta ahora no publicada en el blog.



¿Os “suena” este otro autobús?. O incluso, los dotados con mejor memoria ¿lo recordáis?

Se trata de un omnibus eléctrico, -también denominado electrobús-, con capacidad para 30 plazas, que podía alcanzar una velocidad de 35 Km/h y recorrer hasta 60 Km….., pero no es alemán, ¡sino español!….

Fue fabricado, en Cataluña, por la empresa “VEASA - Vehículos eléctricos Autarquía”. Esta empresa, fundada por el Ingeniero militar D. Guillermo Menéndez de Aulestia, (quien desarrolló un Sistema de propulsión eléctrico como planta motriz para vehículos automóviles, que junto con sus patentes “Sistema automático y simplificado de regulador de marchas para vehículos y aparatos eléctricos”, “Sistema de aparato interruptor automático de corriente aplicable a vehículos y aparatos eléctricos” y “Sistema de conexión, montado al aire, para la utilización en serie de acumuladores eléctricos”), pudo desde los años 40, dedicarse a “la fabricación de diversos tipos de vehículos propulsados por energía eléctrica, tales como: camiones (volquete, cuba, grúa) furgones, furgonetas y omnibuses”. La marca fue así, la pionera de los vehículos eléctricos en España. La fabricación de estos vehículos fue declarada en 1942, de interés nacional. La empresa tuvo actividad hasta 1955. Su fundador se incorporó a ENASA (la fabricante de los conocidos “Pegaso”) como jefe de los servicios eléctricos, donde siguió aportando su experiencia en vehículos eléctricos. ¿Quién de nosotros no se acuerda de los “trolebuses” que circulaban por Madrid?. Si tenéis curiosidad, podéis obtener bastante información, en http://vehiculosautarquia.blogspot.com.es/, de donde he sacado la fotografía anterior.

Lógicamente, además de particulares y empresas, también el Estado adquirió diversos vehículos de este tipo, para uso tanto en los ministerios civiles como en los militares (entre otros, 10 unidades fueron utilizadas para el transporte de personal en los aeródromos).


Y aquí viene la relación entre ambas noticias:


Un ómnibus como el de la foto anterior, el de 30 plazas, fue adquirido por el PMM, para el Instituto Ramiro de Maeztu. Así que no es extraño que algunos de nosotros llegásemos a montar en él…. 

3 comentarios:

  1. Desde la Plaza de Iglesia, el único transporte directo a Serrano 127 era el tranvía 4. Era de los abiertos con lo cual se podía subir y bajar en marcha y en caso de overbooking viajar en alguno de los estribos. El billete de ida y vuelta (con hora límite de adquisición) era amarillo y su precio de 0,50 ptas. El cobrador llevaba un dedal de goma en el dedo gordo que le servía para con un movimiento horizontal, separar tu billete del resto de que constaba el taco de billetes. Siempre existía el peligro de que a lo largo de la mañana pudieras perder el papelito amarillo.
    Los dos momentos claves del viaje discurrían sin solución de continuidad. El primero era la excitación que producía el paso, casi rozando, por el monumento a Castelar de Mariano Benlliure (a la censura se le debía de haber olvidado comprar unos cuantos abrigos). El segundo era la subida en curva por la calle Hermanos Bécquer. El conductor echaba arena por una tubería y daba vueltas rápidamente a la manivela de la derecha. Muy frecuentemente, en este punto se desenganchaba el trole de la catenaria, el conductor tenía que bajarse y lo colocaba de nuevo con profusión de chispazos. Luego se sustituyó por el tranvia16 que era cerrado y el viaje perdió toda emoción

    ResponderEliminar
  2. Muchísimas gracias por el artículo, soy Enrique Menéndez, autor del Blog de los Autarquía.
    Es genial encontrar comentarios de primera mano sobre los vehículos Autarquía.
    Me podríais decir hasta que año estuvo operativo el autobús eléctrico en el Ramiro?
    Por los años que indicas el autobús ya debería llevar unos cuantos en funcionamiento, se fabrico hacia el año 1943
    Podrías saber si alguien tiene alguna foto en el que aparezca?
    Sé que se hicieron excursiones por Andalucía con él, supongo que alguien haría alguna foto.
    Os estaré muy agradecido si me podéis aportar datos o fotos.
    Gracias y saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si eres tan amable de mandarme un mail con tu dirección electrónica al 1108dos@gmail.com te responderé directamente más adelante. Como ya has visto la foto que aparece es de tu propio blog. He verificado las fotos de las excursiones y no encuentro ninguna. Voy a enviar tus peticiones a todos a ver si alguien nos responde en que año acabarían su función en el Ramiro y si alguno tiene alguna foto. Saludos.

      Eliminar

Escribe en el recuadro tu comentario.
NO TE OLVIDES DE FIRMAR.
¡ LOS MENSAJES ANÓNIMOS SERÁN BORRADOS !.