INDICE ANALÍTICO DE ARTÍCULOS

En la pestaña anterior BLOG DE INTERÉS/ACTUALIDAD encontrarás otros artículos interesantes no relacionados con el RAMIRO.
En la pestaña de arriba INDICE ANALÍTICO DE ARTÍCULOS encontrarás los más de 425 posts publicados anteriormente, con indicación de temas, fechas y autores.
También encontrarás en la barra lateral derecha un ÍNDICE DE ARTÍCULOS PUBLICADOS indexados por fechas.


15 de junio de 2015

CÁTAROS

… Por José Enrique García Pascua.


Cuando el mes pasado me paseé por las tierras del Languedoc, entré en contacto con los lugares en que, durante los siglos XII y XIII, se había desarrollado la herejía albigense, y esta circunstancia hizo que renaciese mi interés por los cátaros –“puros”, del griego καθαροί–, que es como se llamaban a sí mismos los seguidores de esta herejía; quizás mi interés fue causado por la actualidad que podemos descubrir tanto en su doctrina como en el destino que tuvieron...PARA SEGUIR LEYENDO PUEDES ACCEDER A: INTERÉS/ACTUALIDAD


O BIEN A NUESTROS VIAJES
http://nuestviaj.blogspot.com.es/2015/06/cataros.html

19 comentarios:

  1. Muy interesante. De todas formas opino que la ideología (super-estructura) de los "puros" de hoy en día, tiene unos principios más heterogéneos y tolerantes. De nada vale sustituir una "ideología" por otra.

    ResponderEliminar
  2. Obviamente, los "puros" de hoy en día tienen una ideología muy diferente a la de los "puros" medievales; en todo caso, lo que pretendo destacar es que, a lo largo de la historia, han surgido movimientos de regeneración moral (ahora se especifica que se trata de regeneración "democrática") que buscan mejorar la sociedad, oponiéndose a los corruptos, y que, cuando no han sido absorbidos por el orden establecido, lo que permitiría su neutralización incruenta, han sido aniquilados sin piedad. Los cátaros fueron aniquilados sin piedad.
    San Francisco de Asís (1182-1226) repartió sus bienes entre los necesitados, se vistió con un tosco sayal y se convirtió en apóstol de los pobres, predicando el desprendimiento de una vida inspirada en el mensaje evangélico. Su celo le llevó a fundar la Orden de los Hermanos Menores, con el beneplácito del Vaticano, seguramente porque a aquel papa le haría gracia la sensibilidad de Francisco, que descubrió la armonía entre el corazón humano y la naturaleza y, sobre todo, porque la defensa de una vida sencilla desde dentro de la Iglesia oficial servía como contrapeso a los juicios adversos de los albigenses. Entonces, no pareció necesario aniquilar a los franciscanos.
    Pedro Juan Olivi (ca. 1248-1298), un Hermano Menor, sostuvo, tras las huellas de Francisco de Asís, que un monje de la orden no podía poseer nada en propiedad, porque ni Jesucristo ni los Apóstoles habían poseído nada en propiedad.
    En el siglo siguiente, se levantó la polémica entre franciscanos "conventuales" y franciscanos "espirituales". Estos últimos seguían la doctrina de la pobreza extrema y, consecuentemente, defendieron que, si Cristo no había poseído nada en propiedad, tampoco la propiedad le era lícita a su Vicario. Si Cristo había renunciado a la propiedad, era porque ésta es maligna. Los "espirituales" fueron reprobados en diversas ocasiones por Bonifacio VIII y Juan XXII, cabe suponer que como resultado de la censura que recibían de aquéllos por su apego a los bienes materiales.
    En 1324 el general de la Orden franciscana, Miguel de Cesena, fue convocado a la corte papal, que, a la sazón, se ubicaba en la ciudad francesa de Aviñón, para que diese cuenta de por qué apoyaba a los "espirituales". En Aviñón Cesena se encontró con otro franciscano, Guillermo de Ockham (1285-1347), cuyas doctrinas estaba siendo allí examinadas por los inquisidores papales, por encontrarlas sospechosas de heterodoxia, aunque nunca fueron condenadas. Hartos por la prolongación de sus causas, ambos franciscanos, junto con otros tres compañeros de la Orden, redactaron en 1328 un documento crítico contra el papa y huyeron de Aviñón, para reunirse con el rey Luis de Baviera, que estaba enfrentado a Juan XXII, el cual les excomulgó, y ellos, en revancha, quedaron al servicio del monarca bávaro.
    Una vez más, las exigencias de rigor moral terminaron siendo utilizadas en la lucha por el poder, y aquellos franciscanos, que querían ser consecuentes con las enseñanzas del fundador de su Orden, incurrieron en el desagrado del Pontífice, no por ser heréticos, sino por demandar a los eclesiásticos ejemplo de ascetismo y desinterés.

    ResponderEliminar
  3. Magnífico compendio de la historia de los cátaros y de su "herejía", que pongo entre comillas queriendo decir que el tal palabro, aparte de antipático, hoy se considera una antigualla. Por cierto, Albi tiene una de las catedrales más bonitas que he visto en cuanto a la profusa decoración de interiores, de un colorido excepcional.

    Conozco también la zona, pues al estar varios años viajando a Toulouse era obvio que tenía que darme algún que otro paseo por los castillos cátaros, yendo en coche desde Toulouse a Barcelona. He visitado varias veces Carcassone y Foix y hasta he subido al castillo de Montsegur, imponente, aunque no quede mucho más que los muros. Siempre me impresionó la historia de los cátaros, víctimas en mi percepción del dominio de la Iglesia; si hubieran tenido éxito (y de hecho duraron más de lo previsto), a lo mejor la historia hubiera sido otra y hasta Lutero a lo mejor tampoco se hubiera sublevado, cosa que ya nunca sabremos, naturalmente. Destacaron efectivamente por la exaltación de la pureza, pero tampoco veo que hubiese unas diferencias enormes con la doctrina de Jesucristo, sino sencillamente una interpetación "diferente" de ésta, con ánimo de "mejorar" los dictámenes absolutistas de la Iglesia de la época. Pretendían seguramente empezar de "cero". Lo que sí parece es que la congregación de los cátaros estaba formada por "buena gente", que no eran en absoluto anti-cristianos, ni ateos ni agnósticos, que curiosamente han sido mejor "tolerados" que los discrepantes, probablemente, como bien dices, por el peligro que podrían suponer para la hegemonía de la iglesia. Y que los papas tenían más espíritu guerrero que religioso por entonces.

    Hace un par de años he leído la novela "La sangre de los inocentes", de Julia Navarro, que trata de un interesante resurgir hipotético de los cátaros en la época actual; no deja de ser una idea interesante, dado el enorme cambio del entorno si comparamos los siglos XII y XIII con el XXI.

    Hoy todo aquello de los herejes ya nos suena como algo muy lejano y sin sentido, sobre todo en el ámbito de la religión, si no fuese porque ahora se ha sustituído por otra probablemente peor: los "infieles" de los musulmanes, que hoy reemplazan a los intolerantes de entonces.

    Es curioso que existe cierto parecido (salvando las diferencias, claro) entre los mormones (Iglesia de Jesucristo de los Santos del último Día) de hoy y los cátaros de entonces, pero a nadie se le ocurre organizar una cruzada contra aquéllos, ¿verdad?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, esas tierras del Mediodía son sugerentes, y albergan mucho arte y mucha historia. Yo ya estuve en Toulouse y alrededores hace unos años, y entonces me quedé tan encantado que decidí volver, lo que he hecho el pasado mes de mayo. Ahora he viajado más al norte, además de la obligada visita a Carcassonne, y he entrado en la magnífica catedral de Albi, imponente en sus dimensiones, pero hecha de ladrillo, al gusto tolosano e imitando las iglesias y otras edificaciones mudéjares que proliferan por España, especialmente en Segovia. También he descubierto las tierras del Aveyron, por donde pasa la "via podiensis" que se dirige a Santiago de Compostela. Este territorio no suele ser frecuentado por los turistas españoles, sin embargo, hay verdaderas maravillas: imprescindible, conocer el pueblo y la abadía de Conques, etapa en el camino de Santiago, y la ignota catedral de Rodez, por mencionar algunos lugares. Con todo, de lo que más me alegro es de haber hecho un viaje de ida y vuelta para cubrir los doscientos kilómetros que separan Rodez de Le Puy-en-Velay, inicio de la "via podiensis", y, así, tener la oportunidad de pasearme por esta increíble ciudad: subir a su catedral, subir a la capilla de Saint-Michel; ésta es una experiencia imborrable.
      En cuanto a la suerte de los mormones, en efecto, son impertinentes porque practican la poligamia en una sociedad monogámica, pero no parece que ésta sea suficiente molestia como para exterminarlos, aunque en Estados Unidos ya ha habido fieles de esta iglesia que han terminado en la cárcel por estar casados con media docena de esposas y no ocultarlo a la opinión pública.

      Eliminar
    2. Gracias; tomo nota de los lugares, pues tengo la asignatura pendiente del Monte St Michel.

      Por los mormones, siempre sale a relucir lo de la poligamia (no sé si para envidiarles o compadecerles), pero también destacan por su afán de pulcritud en su aspecto exterior, rechazo a los vicios (en especial la bebida) y por su afán de ser "buena gente" con ellos y con los demás (ser honrados, verídicos, castos, benevolentes, virtuosos y en hacer el bien a todos los hombres es parte de su credo). En cuanto a su doctrina, es básicamente cristiana, son muy estrictos consigo mismos (de ahí mi comentario del parecido con los cátaros) y esperan que Jesucristo reine algún día por estos andurriales.
      Se me ocurre que lo de castos y polígamos parece un poco contradictorio, pero en fin, ellos sabrán...

      Total, que tampoco veo razones para su exterminio...

      Eliminar
    3. En 2001 saltó a los periódicos el caso del ciudadano estadounidense Tom Green. Transcribo unas citas del artículo "Orgulloso de ser polígamo" ("El País", martes 15 de mayo de 2001): "Es polígamo. Lo ha proclamado alto y claro y ahora se arriesga a pasar los próximos 25 años en prisión. Tom Green considera que vivir con cinco mujeres y 29 hijos no sólo es normal, es una obligación divina para los mormones", y Green afirmó en su defensa ante el juez que le juzgaba por contravenir las leyes que regulan el matrimonio en el estado en que reside: "Mi crimen es ser polígamo en Utah y no ocultarme ni callarme". El artículo viene ilustrado con una fotografía de Tom Green con sus cinco mujeres en la que él y ellas aparecen muy sonrientes y con cara de felicidad, de felicidad conyugal, por supuesto.
      Durante muchos cursos he presentado este caso a mis alumnos para ejemplificar el conflicto que se puede dar entre la moral personal y la moral social, y las preguntas que les hacía –y que ahora hago a quien esto lea– eran que cuál de las dos morales debe prevalecer y por qué; a propósito, acostarte con cinco mujeres que consideras tus legítimas esposas, ¿es faltar a la castidad?, y si lo haces con una sola ¿te mantienes casto?
      Acaso alguien dirá que debe prevalecer la moral social, porque el bien común se antepone al bien particular; entonces, exterminar, en su momento, a los cátaros estaba justificado, y, así, sucesivamente.

      También yo tengo pendiente la asignatura del Mont Saint-Michel, pero creo que ahora nos referimos al más famoso, al que se encuentra en la Normandía; en cambio, yo me refería anteriormente a la capilla de Saint-Michel d' Aiguilhe que se erige en la cumbre de un cono volcánico que surge en medio del barrio de Aiguilhe (escrito en occitano) de Le Puy-en-Velay, la capital del departamento de Haute-Loire, en la Auvernia. Para acceder a la abadía normanda del Mont Saint-Michel, tienes que desafiar las mareas vivas que la aíslan periódicamente; en cambio, para acceder a la capilla de Saint-Michel d' Aiguilhe, tienes que enfrentarte a la subida de doscientos ochenta y un escalones tallado en la roca, lo que también es un desafío.

      Eliminar
    4. Yo me refería al Mnt St Michel de las mareas.

      Mormones: ya dije que castidad y poligamia "parece ser" contradictorio, y resulta que ya lo es oficialmente desde 1890. Hoy en día no se puede ser mormón y polígamo, dicho por los propios mormones. Hace dos siglos el entorno era diferente y en los comienzos estuvo permitido de forma excepcional ser polígamo (al perecer por mandato divino por emulación a patriarcas bíblicos como Abraham, Salomón, etc. y exacerbado probablemente por ser una religión minoritaria y para aprovecharse de los fuertes lazos familiares como protección). No creo que tuviese un fundamento moral en sí; en cualquier caso, hoy en día la monogamia es la referencia.
      Eso no quita que haya habido excepciones de mormones "ultraortodoxos", que en aras de la libertad religiosa se han enfrentado a la ley, tanto civil como religiosa, que hoy en día no lo permite, por lo que pueden ser encarcelados y encima excomulgados. Así que, si a alguno le hubiesen entrado ganas de hacerse mormón por este antiguo motivo, ya lo puede olvidar...

      Por cierto, tengo un amigo mormón, español y casado con japonesa, ¡una!, que es el vivo ejemplo de la exquisitez y educación en su forma de ser y que nunca se le pasó por la cabeza ser polígamo.

      Eliminar
    5. Se me pasó entrar al trapo en relación a tu pregunta sobre aspectos de moral personal y social sobre la poligamia.

      La moral personal es muy subjetiva e influenciada por la educación y los preceptos que te enseñan de niño, aunque más tarde la vas modelando (y hasta renegando de ella en ocasiones...). La moral social es la influencia del entorno y de las leyes, donde los aspectos de familia frente a la sociedad suelen ser los que mandan.

      Yo contestaría a otra pregunta, como los gallegos: ¿qué es más moral, acostarse con 5 esposas, tener una esposa y cuatro amantes o una favorita y cuatro concubinas? De la Biblia parece desprenderse que a Dios no le gustaba el concubinato, y precisamente los mormones se agarraban a eso para anteponer la poligamia. Al final, lo que priva es la moral social y las leyes, que castigan la bigamía o trigamía, pero todavía no he visto una ley contra las / los amantes. ¡Menudo follón se formaría!
      Yo añadiría aquí el concepto de fidelidad, que nos lleva directamente a la monogamia (no me imagino ser infiel a 5 mujeres)
      La castidad y la moralidad yo no las mezclaría mucho, pues ya vemos en la práctica ciertas desviaciones indeseables entre los forzados a ser castos; sin embargo, la castidad y la fidelidad se llevan mejor, en relación a ser casto con "las otras/otros" por mucho que te gusten...

      El hombre es de naturaleza polígamo, pero desde hace mucho la poligamia se ha convertido en atavismo por causa de la moral social.

      Espero haber encendido una polémica...

      Eliminar
    6. "Tomó, pues, Sarai [Sara], la mujer de Abram [Abraham], a Agar, su esclava egipcia, al cabo de diez años de habitar Abram en la tierra de Canán, y se la dio por mujer a su marido, Abram" (Gen. 16, 3). " Y les dijo [Jesucristo a sus discípulos]: El que repudia a su mujer y se casa con otra adultera contra aquélla" (Mc. 10, 11).
      Si la Biblia es la palabra de Dios, parece que Él se contradice a Sí mismo. Desde luego, estos textos permiten ser interpretados a conveniencia, así que no es extraño que los mormones hayan creído –hasta 1890– que la poligamia está autorizada por Dios y los católicos, que sólo te puedes casar con una y para siempre. Morales sociales y personales distintas y contradictorias, pero sancionadas igualmente por la divinidad.
      Con harta frecuencia asistimos a conflictos éticos entre lo que cree una persona y otra (en ocasiones, el enfrentamiento puede terminar a tortas), entre lo que cree una persona y lo que acepta la sociedad a la que pertenece (en este caso, el individuo, como le sucedió a Tom Green, sufrirá la represalia por parte de la autoridad) o lo que creen dos sociedades diferentes (y ahora nos encontramos con una muy socorrida excusa para iniciar una guerra).
      ¿Qué es lo bueno, la poligamia o la monogamia, la castidad o la promiscuidad, lo que nos pide el instinto, montárnoslo con todas las que podamos, o lo que nos pide la prudencia, formar una familia estable y ser fiel a la madre de tus hijos?
      La respuesta es que todo depende de quién tenga más fuerza y venza en el enfrentamiento, es decir, de quién es el que domina y de qué valores le resulta más beneficioso que se impongan. Semejantes cuestiones ya las traté en el artículo publicado en este mismo blog y titulado "El fundamento de la moral".

      Eliminar
    7. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    2. Kurt, José Enrique a lo mejor os es útil para Mont Saint Michel el siguiente enlace: https://www.facebook.com/joseluis.cerdanvallejo.9

      Eliminar
    3. Bueno la poligamia no es solo tener relaciones sexuales con varias mujeres en un determinado periodo de tiempo (en este sentido también la poliandria la podríamos considerar hoy en día, como intrínseca a la naturaleza femenina), es formar una familia amplia en que el polígamo, sus mujeres y sus hijos viven bajo un mismo techo (amplio también, claro).
      Debió ser una institución que ayudó a colonizar/conquistar vastos territorios (expansión musulmana desde S. VI hasta el XVI, colonización del oeste norteamericano) fijando la creciente prole mediante la práctica de la agricultura. Hoy en día tiene alguna vigencia en las comunas agrícolas de los cristianismo mormones y similares, y en las sociedades musulmanas aunque en estás con un límite de número de esposas y siempre dentro de una poligamia responsable (capacidad de financiación), lo que conlleva su exclusivo fomento a capas sociales poderosas dentro de sistemas políticos semifeudales. Es de suponer que su adopción da lugar a múltiples problemas de convivencia y de transmisión del patrimonio polígamo.
      Con el avance de las técnicas anticonceptivas y la emancipación femenina lo que se ha impuesto hoy en día, es la maternidad responsable (decisión del individuo) que entra en clara contradicción con las políticas de fomento de la natalidad adoptadas por una buena parte de los países desarrollados. Centrémonos en España dónde está ocurriendo las previsiones de Thomas Malthus explicitó en el S. XIX. Tenemos 2,4 millones de personas conformando lo que él llamaba “el ejército de reserva de desocupados”, esto hace que los salarios bajen tanto que los que salen del citado ejército engrosen el “ejército de pobres a pesar de estar ocupadas”, además en el Monte Gurugú y detrás de la valla de Ceuta presionan decenas de miles de foráneos dispuestos a aumentar el ya citado “el ejército de reserva de desocupados”. La coartada es: ¿podremos mantener el sistema de pensiones y sanitario si no aumenta la natalidad y consecuentemente las cotizaciones sociales?. Causa-efecto falaz, las cotizaciones no aumentarán porque aumente la natalidad, crecerán cuando aumente la capacidad de la economía española para crear puestos de trabajo. Aun suponiendo que dentro de 16 años la economía española roce el pleno empleo (¿?), podríamos derruir las vallas de Melilla y Ceuta y solucionar el problema de nuestros bajos índices de natalidad. Entonces, ¿que subyace en las políticas natalistas de los países desarrolladas?: el mantenimiento de la pureza de la raza.

      Eliminar
    4. Tratas dos temas diferentes, la evolución histórica de la poligamia y la cuestión de que en los países desarrollados se fomenta la natalidad, por algún motivo.
      En cuanto a la evolución histórica de la poligamia, aportas datos que explican por qué circunstancialmente se adoptó esta práctica en diversos lugares: por causas económicas, es decir, para que el patriarca dispusiese de amplia prole que le ayudase a cultivar la tierra en momentos de expansión, como es el caso de los mormones que colonizaron el oeste de Estados Unidos; sin embargo, esto trae como consecuencia que las mujeres como mercancía escaseen (por supuesto, si se trata de poliginia), por ser acaparadas por los poderosos –como sucede todavía en los países musulmanes en que esta práctica es legal– y el resto de los hombres se vean privados de compañía femenina y de prole, lo que trae un desequilibrio social difícil de soportar. A la larga, esto convierte a la poligamia en general en algo insostenible y, por tanto, susceptible de ser prohibido por las leyes.
      En cuanto a lo que sucede en los países desarrollados, en los que, a pesar de la abundancia de mano de obra potencial, tanto nacional como foránea, se fomenta la natalidad, he de decir que no es sólo por ansia de mantener la pureza de raza, sino de paliar el problema de la pirámide de población invertida, que nos encontremos por la calle más ancianos que niños, los cuales deberían prepararse en el seno de de nuestra sociedad para, con el tiempo, sustituir a los trabajadores de más edad que vayan faltando. Este problema es independiente de que, en caso de necesidad, se pueda recurrir a la mano de obra foránea, la cual no suele venir muy capacitada laboralmente. Por otro lado, me permito dudar de que dentro de dieciséis años haya pleno empleo, ni en España ni en el resto del mundo y, sí, más bien sobrará población, o, dicho de otro modo, faltarán recursos.

      Eliminar
  5. El problema es totalmente dependiente si se inyecta en las pirámides "nacionales" población no nacida en esas naciones. El problema dejaría de existir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sólo veo factible esa solución si –en caso de necesidad– se importaran masivamente niños del tercer mundo en edad escolar. Los adultos vienen a trabajar cuando existe demanda de mano de obra y se vuelven a su lugar de origen cuando ya no encuentran oportunidades o han ahorrado suficiente dinero. No obstante, es cierto que una parte de la población inmigrante se asienta, se integra y tiene hijos en el país de acogida, pero esto no parece que resuelva del todo el problema del envejecimiento: aquí, mientras había alto crecimiento económico, el índice de natalidad aumentó gracias a las inmigrantes; ahora, que no hay tanto trabajo, la población española ha comenzado a disminuir, por la marcha de inmigrantes y por la propia dinámica de la sociedad española, en donde las mujeres no inmigrantes se han incorporado mayoritariamente al mercado de trabajo, lo que a todas luces les dificulta entregarse en exclusiva a las tareas de procreación, como hacían sus abuelas. Precisamente por esto, las políticas de fomento de la natalidad inciden sobre todo en hacer compatible a las mujeres (y subsidiariamente a los hombres) la vida laboral con la vida familiar, lo cual no me parece ni racismo ni afirmación de la superioridad de los españoles de nacimiento.

      Eliminar
  6. No entiendo que diferentes efectos hay, entre que se vuelvan emigrantes a su país o que españoles busquen trabajo fuera del suyo (la causa es evidente: la incapacidad de la economía española de llegar al pleno empleo de la fuerza de trabajo potencial, incluso de la genuínamente española). Ante esto, ¿es racional alentar y subvencionar políticas natalistas?. La pirámide de población mundial sigue ensanchándose por su base igual que el "ejército de reserva de mano de obra mundial malthusiano (desocupados)" y como las fronteras son impermeables a la movilidad de mano de obra y existen diferentes políticas demográficas nacionales (en algunas naciones es inexistente), sus efectos son dispares en los diferentes territorios circunscrito a fronteras impermeables (algunas con un 3% de parados se ha llegado al pleno empleo, los salarios tienden al alza y en otras con más del 20%, los salarios medios están bajando).
    ¿No se encienden las alarmas sociales cuando en Europa se anuncia la posibilidad de construir una mezquita?¿No está prohibido en Suiza construirlas con minaretes?¿Es esto racismo o es protección del skyline?

    ResponderEliminar

Escribe en el recuadro tu comentario.
NO TE OLVIDES DE FIRMAR.
¡ LOS MENSAJES ANÓNIMOS SERÁN BORRADOS !.