INDICE ANALÍTICO DE ARTÍCULOS

En la pestaña anterior BLOG DE INTERÉS/ACTUALIDAD encontrarás otros artículos interesantes no relacionados con el RAMIRO.
En la pestaña de arriba INDICE ANALÍTICO DE ARTÍCULOS encontrarás los más de 425 posts publicados anteriormente, con indicación de temas, fechas y autores.
También encontrarás en la barra lateral derecha un ÍNDICE DE ARTÍCULOS PUBLICADOS indexados por fechas.


22 de septiembre de 2014

OBSERVATORIO ASTRONÓMICO DEL INSTITUTO. AYER Y HOY

... por Manolo Rincón

Aunque anteriormente he escrito sobre este tema, me gustaría haceros llegar una información más completa acerca de esta pequeña joya que posee nuestro Instituto.
Durante los años del bachillerato nunca subimos por las escaleras que hay después del tercer piso. Fijándonos en la parte superior del edificio desde el campo de fútbol, divisábamos una cúpula de un observatorio astronómico, que entonces se nos antojaba el de Monte Palomar.
Nadie nos supo o quiso decir qué había tras aquellas misteriosas puertas de cristal que nunca traspasamos.
Lo único que en aquella época pude saber, era que por las escaleras prohibidas se accedía a la terraza y a un observatorio, cuya cúpula era efectivamente la que veíamos desde el exterior.


En la biblioteca vi un folleto, ya algo antiguo en aquel tiempo, que reproducía la imagen que os ofrezco, en la cual se veía el famoso telescopio entero.
Hubieron de transcurrir 50 años, es decir medio siglo, para que fuese posible que lo viese con mis propios ojos. En mayo de 2013, tuve la oportunidad de visitarlo.
Estaba tal cual se ve en la antigua foto, pero más avejentado. Se veía deteriorado más que por el uso, por el desuso y abandono a que se le había sometido por espacio de largas décadas.
La cúpula bajo la que está el telescopio, es de fibra de vidrio repintada posteriormente, con bastante mala fortuna, pues la pintura se ha agrietado. La cúpula está montada sobre un raíl que facilita el giro de la misma. Hoy en día, una de las ruedas se ha salido del raíl y no puede girar la cúpula, desgraciadamente.


Desde la terraza se observa una cúpula similar en el complejo del CSIC.

Empecé a investigar a partir de aquel momento.
Y supe que su construcción se remontaba a la década de los años 30 en París. Que tenía un hermano gemelo allí el cual se exhibía en un museo escolar francés de Artes y Oficios. No he podido verificar quién lo compró y cómo vino a Madrid. Creo que sería el Instituto-Escuela quien se hizo con esa maravillosa pieza. Se trata de un gran telescopio astronómico montado sobre un único pie de hierro fundido, sólidamente fijado al suelo. El montaje es ecuatorial.
El tubo del telescopio se sujeta mediante unas abrazaderas metálicas. Es un telescopio de refracción con lente principal múltiple de 1200 mm, que debió montar una empresa especializada en su día. La longitud del tubo es de 16000 mm. (f/13,33).
Durante la Guerra Civil su uso fue imposible. Y pasada la contienda, al restaurarse el Centro, bajo el nombre de Ramiro de Maeztu, se pensó en crear el observatorio.
En ese tiempo se construyó una cúpula, que en su día debió de ser una inversión importante.
Estudiando el aparato se aprecia que es de montura ecuatorial y está instalado sobre trípode. Posee elementos para que gire manualmente y un curioso mecanismo para ir variando la altura del aparato y que pueda seguir  un cuerpo celeste.
Este mecanismo de relojería es de cobre. Ha sido estudiado por la alumna Paula Martínez Uríos en el año 2.011, que escribió una memoria muy interesante sobre su funcionamiento
El estado genérico del observatorio no era bueno en esas fechas.
Por este motivo se propuso la creación de un Taller de Astronomía para alumnos, dentro de las actividades extraescolares.
En Septiembre del año 2013 se me pidió si podía poner en marcha el Taller de Astronomía en el que participarían alumnos de primero de bachillerato. Entre sus objetivos estaría que conociesen las características del telescopio, se adentrasen en una aproximación al espacio celeste y ayudaran a su restauración en la medida de lo posible.
Durante el curso 13-14 ha funcionado dicho Taller. 15 alumnos han asistido y sus memorias sobre las actividades realizadas son bastante satisfactorias, lo que permite que este taller continúe en cursos sucesivos.
Dado que las condiciones lumínicas distan mucho, en la Colina del Viento, de las iniciales de los años 30, pues la contaminación luminosa es muy alta, se ha decidido crear un museo visitable restaurando el recinto del Observatorio. En el curso 13-14, un grupo de alumnos han comenzado esta tarea, que aún no se ha concluido, pintando el tubo del telescopio y limpiando y engrasando los elementos móviles.
El mecanismo de relojería no ha sido aún restaurado. La cúpula está también en muy mal estado, como ya se ha indicado y precisa una mano de pintura especial, a la vez que se reparan los engranajes interiores







 
 
Estas imágenes nos muestran cómo los alumnos han contribuido a la restauración del aparato durante el curso indicado.

La intención es tratar de obtener algún mecenazgo que permita realizar las tareas de restauración  más complejas así como la pintura de la cúpula por una empresa especializada.

2 comentarios:

  1. Jose Luis Barceló Luqué14 de marzo de 2015, 23:14

    No se si os puede interesar esta información pero en el curso 1967/ 68, cuando tenia 16/17 años fundé con dos compañeros el Club de Astronomía del Instituto Ramiro de Maeztu bajo el patrocinio del catedrático de Matemáticas Sr. Calero. Con la ayuda del Vicedirector, Sr. Alvira, intentamos poner en marcha el telescopio llamando al mecánico del Observatorio Astronómico de Madrid, que vino un día y desmontó y engrasó todas las piezas enseñándonos el funcionamiento del mecanismo de relojería y de los círculos graduados de ascensión recta y declinación. La caja de oculares estaba intacta y se guardaba en un armario de la conserjería (el conserje se llamaba Marcos si no me equivoco) y nosotros teníamos permiso para entrar en el observatorio de noche coincidiendo con los alumnos del horario nocturno. Lo pasamos bien limpiando y organizando la cúpula pero nunca pudimos hacer una observación porque faltaba el objetivo. El Sr. Alvira tuvo la amabilidad de escribir a una empresa de óptica para solicitar un presupuesto de un nuevo objetivo (tengo aún la contestación y el presupuesto) pero no llegó a comprarse.

    Jose Luis Barceló Luqué
    grupoah@ya.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario. Se lo remito al autor del artículo, Manolo Rincón por si es de su interés.
      Abzs.

      Eliminar

Escribe en el recuadro tu comentario.
NO TE OLVIDES DE FIRMAR.
¡ LOS MENSAJES ANÓNIMOS SERÁN BORRADOS !.