INDICE ANALÍTICO DE ARTÍCULOS

En la pestaña anterior BLOG DE INTERÉS/ACTUALIDAD encontrarás otros artículos interesantes no relacionados con el RAMIRO.
En la pestaña de arriba INDICE ANALÍTICO DE ARTÍCULOS encontrarás los más de 425 posts publicados anteriormente, con indicación de temas, fechas y autores.
También encontrarás en la barra lateral derecha un ÍNDICE DE ARTÍCULOS PUBLICADOS indexados por fechas.


30 de enero de 2015

ACTO HOMENAJE A ANTIGUOS ALUMNOS DISTINGUIDOS. 29 ENERO 2.015

      Además de las reseñas y las fotos del acto, que han confeccionado Kurt Schleicher y Rafael García-Fojeda, os adjuntamos a modo de introducción los versos que Nicolás  preparó y recitó durante su discurso de agradecimiento, inspirándose, creemos entender, en Antonio Machado y sus poemas "Mi infancia son recuerdos de un patio de Sevilla".


             Mis recuerdos de la «Prepa» y también del Instituto”.

Los recuerdos de mi infancia
son de patio de colegio;
los primeros de la «Prepa»;
más tarde, del Instituto.
Amelia, María y Cea.
Escalona y Muñoz-Cobos
junto al director, Don Mendo
y el buen portero Moneo
con sus “montañas nevadas”.
Al pasar al Instituto …
Vista a la derecha, ¡ar!.
Variaciones militares,
Una tabla de gimnasia
que nos dirige Don Lino.
Al comienzo de las clases
rezamos una oración.
Magariños nos vigila
junto con Chupito y Muro.
Asimismo Remartínez.
Luego vinieron los “Ojes”
con el camarada Paco.
Vigilantes de Pasillo
que siempre nos amenazan
que van a tomar “medidas”.
Nos forman, no nos deforman.
Nos instruyen. En las aulas
cien profesores imparten
todo tipo de materias,
aprendemos sus valores;
nos educan con su ejemplo.
Vigueras junto a Navarro
y el “buen ojo” de Cubero.
Galán ama la montaña
y sueña con Peñalara.
Se nos casa Zamorano.
Alemán da Don Domingo,
auxiliado por Carmina,
que es hija del Director,
de apellido Ortiz Muñoz.
Y francés explica Belda,
o sea, “Madame Morales”,
que se llama Patrocinio.
Entra Brañas en escena,
latín, bichos, La Salcedo.
Matemáticas, Pisón
y el “beocio” de Gimeno
que trata de transmitirnos
el “ablativo absoluto”.
Jolín es buena tutora
llena de formulaciones
de su química querida.
Palacios nos inocula
toda la literatura
que absorben nuestras cabezas.
Cuando el anhelado timbre
nos manda para el recreo,
más de sesenta balones
obedecen las patadas
de botas bastas, “Segarra”,
que compiten en el campo
mientras otros, de igual garra,
se ufanan en baloncesto
para engrosar algún día
las huestes del mejor “Estu”.
Viene la separación.
Unos, torpes, hacia Letras.
Los más listos cogen Ciencias.
Se privan, así, ¡qué pena!,
de la Rey y de Perea,
que son redivivos griegos;
y del culto Magariños,
inspirador de Estudiantes,
creador del “sobre y carta”,
gran perito de La Eneida.
Palomares y Saúco,
dos artistas del dibujo,
nos muestran los rudimentos
de pintar a carboncillo,
de copiar del natural.
Todos filósofos somos
de la mano de Mindán,
que nos resuelve también
un círculo “vicisioso”.
Utrilla y Topete son
historiadores de pro
como también lo es Pavía.
Algún bocadillo vuela.
Directo al nocturno va,
de la mano de Lucila,
aunque algo mordido ya.
Gabino religionea
e Ibarra se enseñorea
con sus ciencias Naturales,
mientras que Cuéllar y Granda
nos hacen balancearnos
de Escrivá hasta San Ignacio.
Excursiones y talleres:
los hay de encuadernación,
o de aeromodelismo,
también de fotografía.
Villaviciosa de Odón,
o Toledo, o Granada,
sin olvidar a Segovia
son visitas obligadas.
Más muchas diapositivas
del arte que Julia enseña.
Queda, sin duda, Oliver,
sabio, gran educador,
arabista singular,
especialista en Toledo,
que a todos hace exponer
las bondades de un autor.
Apresurados recuerdos.
Recuerdos sedimentados.
A todos os doy las gracias.
Todo un patio de colegio.
Bendito Instituto mío,
            mi Ramiro de Maeztu.


... por Kurt Schleicher.

(Fotos de Kurt y Rafael García-Fojeda)

    Nuevamente hemos tenido una ocasión de vernos muchos de nosotros y esta vez particularmente emotiva. ¿Por qué? Pues porque 2 de los nuestros han sido distinguidos y eso siempre alegra: Nicolás, nuestro “Kolia” y Manolo. No hace falta dar apellidos; ya sabemos quiénes son.



    
    ¡Qué voy a decir de Nicolás! Sus méritos son más que obvios, pero lo más importante es su persona y lo entrañable que es. Y la poesía que nos soltó condensando en un par de minutos tantos recuerdos del Ramiro nos hizo soltar lágrimas de tanto reírnos…¡bravo!
    Y Manolo: ¿hay alguien que se dedique más a fondo que él con todo lo “nuestro” relacionado con el Ramiro? Lo ha convertido en su trabajo, cuyos frutos ya estamos viendo. El video en el hall con la historia es solamente una muestra de lo que seguramente ya nos irá dando. También es cierto que a lo mejor todos le envidiamos un poco por trabajar cerca de nuestra querida “ángel” Rosa María Muro, a la que, por cierto, también habría que darle un día un homenaje.



   Y más aspectos entrañables: yo tuve el honor de venir con Carmina Ortiz, nuestra inolvidable profesora de alemán junto don D. Domingo e hija de nuestro eterno director D. Luis Ortiz Muñoz, lo que alegró especialmente al propio Nicolás, a Iñaqui y a Carlos Marsá, pues la recordaban perfectamente ¡de cuando teníamos 12 años!




  También contamos con la presencia de nuestra profesora de matemáticas, Dª Dolores Pisón, que tampoco se perdió el acto.


   
  Los demás homenajeados la verdad es que nos dejaron un buen sabor de boca también por su buen humor en sus intervenciones, hasta incluyendo a nuestra estrella política Pedro Sánchez, que estuvo bien y con contenido en su breve intervención, cosa de agradecer por ser ya algo tarde.



   La otra estrella, no política sino artística, fue nuestro querido Juan Antonio Rosas; se podría titular su intervención como “Juan Antonio y sus guitarras”. ¡Vaya poderío de voz! ¡Teníamos un Frank Sinatra entre nosotros y no lo sabíamos!


  Y ya la guinda: nuestra comida en la Casa de Aragón, que no fue solamente “nuestra” comida, sino “del Ramiro”, con su joven y simpático director D. Jesús Almaraz al frente.



 ¿Se puede pedir más?  Pues nada, otro día inolvidable, y van…

KS, Enero 2015.



Más fotos del acto y comida


























































            CAÍDA


...por Rafael García-Fojeda

Nos juntamos bastantes de la Promoción para asistir a un acto de reconocimiento a exalumnos en el teatro del Instituto; entre ellos están nuestros compañeros de clase y amigos Nicolás y Manolo o Manolo y Nicolás. Con el auditorio a rebosar, transcurre todo a pedir de boca, grata sorpresa final incluida sonando a “rosas”, con olor a pampa y cowboys sin “rodeo”. Fantástico y muy emotivo.
En la Promoción 64, tenemos costumbre de ir a comer o cenar con la excusa de estar un rato juntos. Esta vez, por esa razón y por tan especial motivo, lo hacemos igualmente; además, hoy es tarde y ¡hace hambre!
Todo va sobre ruedas incluso para mí, soportando mejor de lo esperado el excesivo y lógico ruido del recinto pues, sobre todo, las fluidas conversaciones se entremezclan sin descanso ¿Consecuencia? En un momento dado, el guirigay me sobrepasa y tengo necesidad de airearme y apartar de mi cabeza el bullicio.
No sé cuál es la causa, pero…aparto la silla, doy un paso y… ¡me veo en el suelo, con la mitad derecha dolorida por el fuerte golpe y algo aturdida la mente! Sin embargo, hete aquí: Este grupo también posee un ‘SAMUR’ particular que actúa con celeridad a pesar de tener el susto metido aún en el interior y dos médicos -Michel y Enrique- más unos cuantos ‘enfermeros y enfermeras’ que, en esta ocasión, también las hay, acude en mi auxilio. Logro ponerme de nuevo en pie El ‘médico jefe’ me mira, remira, se asegura que no tengo nada roto y me aconseja qué debo hacer. Sigo sus indicaciones de inmediato pues llevo conmigo analgésicos para casos como éste.
Después del tremendo susto, constato dos cosas: La Promoción 64 -y quienes se suman hoy a ella- lo mismo se divierte que ayuda al desvalido cuando ha menester. Os lo agradezco de corazón porque sois AMIGOS de verdad.
Si ahora escribo lo sucedido es por una única razón: “Bicho malo nunca muere”.

Rafael García-Fojeda             29-Enero-2015

6 comentarios:

  1. Acto muy entrañable, inmortalizado en excelentes imágenes (como es habitual) por Kurt Schleicher. ¿Se daría cuenta la Viceconsejera que es necesario un contrato menor para reparar la lámpara regalada por el Jalifa del Rif y de paso darle una pasada de Fairy?. Las hiladas colgantes amenazan con abrir el cráneo a algún inocente espectador.

    ResponderEliminar
  2. Kurt: Estupenda reseña, corta, pero en la que recoges todo lo que vivimos. Ya lo dijo Gracián: "Lo bueno, si breve, dos veces bueno". Y además, lo aderezas con fotos fenomenales. Si fuera Basilio Palacios, te haría copiar el texto 250 veces para distribuirlo en el Instituto, pero, como no soy él, solo puedo ponerte un 10.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Rafa, tan amable como siempre. No mencioné expresamente tu caída, pues no es nada agradable, aunque luego he pensado que lo bueno de las caídas es después levantarse con bien, sacudirse el polvo y poder decir "Tranquilos, que no ha pasado nada; estoy muy bien", como ha sido tu caso en ésta y en otras ocasiones, en las que siempre te has vuelto a levantar y nos das a todos un ejemplo de superación. Te admiro, tío, como se dice hoy...

      Eliminar
    2. Gracias a ti por esa admiración. Lo cierto es que cada vez me cuesta un poco más por la edad -que a todos nos pesa-,pero, en mi caso, físicamente hablando, debo tener huesos muy duros y, además, mentalmente, esa admiración tuya y el apoyo que siento de todos, son inyecciones muy eficaces porque me impulsan a seguir cuando el ánimo flaquea, ahora con mayor frecuencia pues me noto más disminuido.

      Eliminar
  3. Prefiero Colia que Kolia. Con K suena a militante abertxale o ex agente de Beria. Con K o con C, enhorabuena a nuestros dos amigos de la hornada 64.

    ResponderEliminar
  4. La intervención del exalumno José Domingo Rodríguez Martín fué igualmente muy buena y emotiva. Como alumno preferido, y único de letras, del profesor Torrent en el bachillerato internacional que comenzaba en aquella fecha, nos hizo una semblanza del profesor Torrent formidable. Txomín, como le llamaba el propio señor Torrent, tiene un artículo "in memorian" que no debeis dejar de leer.Lo encontrareis en el siguiente enlace http://pentacente.blogspot.com.es/2013/04/tambien-heencontrado-esta-otra.html
    Para quienes no fuimos sus alumnos es muy reveladora.
    También podeis acceder a la misma desde nuestro blog pinchando en SEMBLANZAS DE PROFESORES y luego yendo a su nombre al final de la lista.
    Otro grupo de alumnos editó un libro de artículos en homenaje al mismo, DONA FERENTES, que también está recogido en el mismo lugar.

    ResponderEliminar

Escribe en el recuadro tu comentario.
NO TE OLVIDES DE FIRMAR.
¡ LOS MENSAJES ANÓNIMOS SERÁN BORRADOS !.