INDICE ANALÍTICO DE ARTÍCULOS

En la pestaña anterior BLOG DE INTERÉS/ACTUALIDAD encontrarás otros artículos interesantes no relacionados con el RAMIRO.
En la pestaña de arriba INDICE ANALÍTICO DE ARTÍCULOS encontrarás los más de 425 posts publicados anteriormente, con indicación de temas, fechas y autores.
También encontrarás en la barra lateral derecha un ÍNDICE DE ARTÍCULOS PUBLICADOS indexados por fechas.


17 de mayo de 2013

JOSE NAVARRO LATORRE, CATEDRÁTICO DEL RAMIRO


José Navarro Latorre. Político del Régimen y Catedrático del Ramiro, por Paco Acosta

Es posible que, (al igual que me pasaba a mí, hasta que me impuse la tarea de localizar información para documentar esta semblanza), muchos no sepáis que el jefe del seminario de Historia, durante toda nuestra etapa en el instituto, el catedrático José Navarro Latorre, fue también un político en activo muy ligado al antiguo régimen. No es que me extrañe que durante los años que pasamos en el Ramiro de Maeztu, tuviésemos profesores afectos al régimen imperante. Y tampoco es que, muchos años más tarde, tenga nada que objetar a que alguien compartiese ambos “puestos”. Ocurre ahora y ocurría antes. Lo que sucede es que yo (ni metido ni versado en política), lo ignoraba, y por eso me ha sorprendido.

Y encuentro también extraño que esta circunstancia no sea mencionada en alguno de los dos libros de referencia que hablan del Ramiro (el de Mindán y el de Alvira). No se si por “precaución”, “amistad o afinidad” o simplemente por “carecer de importancia” para los autores. Y a mí me da la impresión que entonces, en nuestra época en el Ramiro, allí no se hablaba para nada de su “afición” por la política.

En esa recordada época todos conocíamos la filiación política de los miembros del seminario de F.E.N.. Era lógico; para intentar trasmitirnos el espíritu “nacional”, había que contar con un profesorado afín. Lo de los profesores de Educación Física (la gimnasia, para entendernos), ya es menos explicable, pero a fin de cuentas podía ser considerado una “devolución de favores” a personas afectas…., al igual que suponíamos ocurrió después con la llegada de “los educadores”. Pero lo del catedrático de Historia….., eso es ¡otra historia!.

Por lo que he leído sobre él, José Navarro Latorre fue desde su juventud un militante activo de Falange. Durante la década de los cuarenta fue uno de los animadores principales del Servicio de Educación Nacional de Falange, y desde los aparatos educativos y culturales de FET-JONS José Navarro Latorre participó activamente en la organización de los sindicatos falangistas de docentes (SEM, SEPEM, SEPES y SEPET). José Navarro Latorre participó de manera determinante en la creación de diversas instituciones culturales de FET-JONS, como la Delegación de Distrito de Educación Nacional en Zaragoza o la fundación de la Institución Fernando el Católico en 1943.

Al parecer su despegue en el ámbito político nacional, se produce en 1942. Se habla así, en los medios políticos, del “fulgurante ascenso de José Navarro Latorre”; forma parte de la Comisión consultiva de Educación Media, pronuncia un discurso en la sesión inaugural de la Semana de la Enseñanza Media (celebrada en Madrid del 13 al 20 de Diciembre de 1942) donde además defendió una ponencia. A partir de ahí ocupa cargos de relevancia, llega a ser Procurador en Cortes (1946-1955), Comisario de Protección Escolar y Asistencia Social (1956-1962), y entre 1957 y 1962 fue Director General de Enseñanza Laboral. A partir de 1962 se observa un progresivo alejamiento de la política activa, debido, quizás, al agotamiento provocado por las luchas políticas internas, la actividad desempeñada en los diferentes cargos políticos, sus ocupaciones familiares y el peso de la docencia en el Ramiro de Maeztu, a donde llegó en 1950.

Durante su etapa de Procurador en Cortes (resultó elegido por los colegios profesionales de Doctores y Licenciados en Ciencias y Letras), participó, y es ampliamente recordado por ello, en la elaboración de la Ley de Bases para de la Enseñanza Media y Profesional (1949) y sobre todo en la polémica Ley sobre Ordenación de la Enseñanza Media (1953), que venía a sustituir el denominado “Estatuto Sainz-Rodríguez” de 1938. Desde su alta posición en la Comisaría impulsó la Ley de Protección escolar de 1956 y gestionó el Patronato del Fondo Nacional para el Fomento del Principio de Igualdad de Oportunidades (PIO) entre 1961 y 1962.

Quiero pensar, y supongo fue así, que esa dualidad de “puestos y funciones” (políticos y docentes) conllevó beneficios para el Ramiro, de los que lógicamente nos vimos favorecidos los alumnos…. ¿Quien puede dudar que su interés por la “enseñanza laboral”, y el relevante puesto que ocupó, tuvo un buen reflejo en el bachillerato nocturno del Ramiro?.


Su vida política

·      en 1936: (con 20 años) era Presidente de la Federación Aragonesa de Estudiantes Católicos (FAEC).

·      en 1936: fue organizador del Servicio del Profesorado en la Falange (Zaragoza).

·      en 1938: Delegado Provincial de Educación Nacional (Zaragoza).

·      en 1942: Secretario personal del ministro Ibáñez Martín.

·      en 1942: Miembro de FET-JONS. Forma parte “muy activa” del Servicio de Educación Nacional.

·      en 1942: Vicesecretario Central del SEPEM (Servicio Español del Profesorado de Enseñanza Media).

·      en 1943: Vicesecretario Nacional de Educación Nacional de FET-JONS.

·      en 1946: Secretario Nacional de la Delegación de Educación Nacional (sustituyó a Luis Ortiz).

·      en 1946: Procurador en Cortes en representación de los Doctores y Licenciados en Ciencias y Filosofía y Letras.

·      en 1949: Secretario Nacional de la Delegación de Educación de FET-JONS.

·      en 1952: Procurador en cortes en representación, tras elección, de los Colegios de Doctores y Licenciados en Ciencias y Letras.

·      en 1953: Cesa como Vocal de la Junta Nacional contra el Analfabetismo, de la que, formó parte desde su creación en 1950, en calidad de representante de la Delegación Nacional de Educación.

·      en 1953: Dirección de la Sección de Estudios y del Departamento Central de Seminarios de la Delegación Nacional de Provincias de FET-JONS.

·      Entre 1956 y 1962: Comisario de Protección Escolar y Asistencia Social, organismo ministerial encargado de la concesión de las becas y bolsas de viaje ofrecidas por el Ministerio de Educación Nacional a estudiantes universitarios, docentes y archiveros, impulsando a su vez la Ley de Protección Escolar de 1956 y gestionando desde la Comisaría el Patronato del Fondo Nacional para el Fomento del Principio de Igualdad de Oportunidades (PIO) entre 1961 y 1962.

·      en 1957: Director General de Enseñanza Laboral (hasta 1962).

·      en 1959: Condecoración en el XXVI aniversario de la fundación del Sindicato Español Universitario: Victor de Oro por servicios al S.E.U..

·      en 1962: Gran Cruz de la Orden del mérito civil (con ocasión del XXVI aniversario de Movimiento Nacional).

·      en 1962: Renuncia al cargo de Secretario General del Patronato de Enseñanza Media y Profesional.

·      en 1967: Orden de Alfonso X el Sabio (Encomienda con placa).

·      en 1970: Cesa como Presidente de la sección quinta de la Junta Central de Formación Profesional Industrial.


Sus publicaciones

La obra de José Navarro Latorre es ciertamente exigua. No se compone de textos voluminosos, aunque sí de enjundiosos estudios que, lógicamente, debido a su profesión, responden a temas históricos o educativos….


§  ¿Conspiración Española? 1787-1789. Contribución al estudio de las primeras relaciones históricas entre España y los Estados Unidos de América (-en colaboración con F. Solano- Dip. Provincial de Zaragoza, 1949).

§  La elección de carrera o actividad profesional de nuestros hijos varones. El Patronato de Igualdad de Oportunidades y las Becas de Estudio (¿?, 1962).




§  Hace doscientos años Estado actual de los problemas históricos del motín de Esquilache (Ayuntamiento de Madrid e Instituto de Estudios Madrileños del CSIC, 1966).



§  Prisión y muerte de Isidoro de Antillón (Dip. Provincial de Zaragoza, 1969).

§  La casa de las siete chimeneas (Ayuntamiento de Madrid e Instituto de Estudios Madrileños del CSIC, 1970).

§  La batalla de Lepanto (Cuadernos de Historia Jerónimo Zurita de la Institución Fernando el Católico, 1970-1971).

§  San Francisco de Borja (1510-1572). Un Jesuita, Santo Duque, del siglo XVI. (-en colaboración con J. Pastor- Publicaciones Españolas, 1971 / reed. Fundación Bancaja, 1978).

§  Lepanto (Estudios del Departamento de historia Moderna. Facultad de Filosofía y Letras de Zaragoza, 1972).
§  El Café Apolo de la Plaza de la Constitución (Ediciones de la Caja de Ahorros de Cádiz, 1974).




§  Aragón en su historia: Juan II de Aragón (CAI, 1980).




§  Aragón en su historia: La década 1480-1490 (CAI, 1980).

§  La política cultural de Aragón en la época de Fernando II (Cuadernos de Historia Jerónimo Zurita de la Institución Fernando el Católico, 1981).

§  Aproximación a fray Luis de Aliaga, confesor de Felipe III e Inquisidor General de España (Estudios del Departamento de historia Moderna. Facultad de Filosofía y Letras de Zaragoza, 1981).

§  Don Alonso de Aragón, la “espada” o “lanza” de Juan II. Esquema biográfico de uno de los mejores guerreros españoles del siglo XV. (Dip. Provincial de Zaragoza, 1983).
Su vida personal y de docente
Nació en Zaragoza el 19 de Marzo de 1916. Huérfano de ferroviario y de origen humilde, fue becado en sus estudios (desde 1928 a 1940) por el Ayuntamiento de Zaragoza. Ciertamente este hecho influyó notablemente en su posterior disposición por la “protección escolar”.
En el curso 33/34 ingresa como alumno oficial en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Zaragoza (había estado matriculado como alumno libre en el curso anterior). Allí inició su temprana militancia política. Fue miembro del Círculo Jaimista (en 1933), después ingresó en la Federación Aragonesa de Estudiantes Católicos y finalmente pasó al SEU, “sindicato de estudiantes” promovido por Falange.
En 1936 obtiene el título de Licenciado, con Premio extraordinario.
La guerra civil le sorprende en Santander, donde participaba en los Cursos de Verano organizados por la Acción Católica, y a los que ya había asistido en el año anterior. Permanece en esta ciudad hasta su “liberación” en el mes de agosto de 1937. Regresa a Zaragoza. En julio de 1938 es llamado a filas, pasa al Servicio de Defensa del Patrimonio Artístico Nacional siendo licenciado en septiembre de 1939. Curiosamente, en la relación de aspirantes admitidos a las oposiciones a cátedras de Institutos, en turno libre (BOE 17-Junio-41), no está incluido en el grupo de ex-combatientes ni en el de ex-cautivos.
En la década de los cuarenta dirigió la revista “Educación y Cultura”, un boletín mensual promovido por la Delegación Provincial de Educación Nacional de FET-JONS.
En Noviembre de 1941 recibe su primer nombramiento como Catedrático de Enseñanza Media, para el Instituto de Cartagena, con sueldo anual de 6.000 pts. quedando incluido en la undécima categoría.
En 1948 era catedrático titular en el instituto femenino de Oviedo, había ascendido a la sexta categoría y tenía un sueldo de 14.000 pts anuales.
En 1950 es nombrado miembro de la Inspección Central de Enseñanza Media (al mismo tiempo que los catedráticos del Ramiro, Sáenz Melón y Royo López)
En 1950 se incorpora como Catedrático del Instituto Nacional “Ramiro de Maeztu” de Madrid, y viene procedente del Instituto femenino de Oviedo.
En 1964 asciende a la Segunda categoría de Catedráticos Nacionales de Enseñanza Media (“con el sueldo de 43.200 pts, y una gratificación fija complementaria de 11.200 pts, anuales”, dice el BOE).
Falleció en 1986 a los 70 años. D.e.p.
En palabras de Gustavo Alares, (investigador del European University Institute, que ha estudiado la figura de nuestro profesor y político) “José Navarro Latorre, historiador y docente, activo falangista, procurador a Cortes y alto funcionario del régimen, representó en cierto sentido un modelo de historiador -y por extensión de intelectual- ampliamente difundido durante el franquismo. Pero José Navarro Latorre fue un historiador en cierto sentido marginal. Sin llegar a integrarse en las instituciones de referencia como la Universidad o el Consejo Superior de Investigaciones Científicas, pretendió -con altas dosis de voluntarismo y con irregular éxito- mantener sus vínculos con la profesión desde su puesto docente en el Instituto Nacional Ramiro de Maeztu de Madrid. Pero sobre todo, José Navarro Latorre fue un intelectual de servicio en el que su vocación histórica y su vocación política se entrecruzaron de manera indisoluble”.
Tras su fallecimiento en 1986, su familia realizó la donación a la Institución Fernando el Católico de Zaragoza, tanto de la biblioteca privada de José Navarro Latorre, como de su archivo personal. A ella se refiere Alares, cuando dice “Un fondo heterogéneo compuesto por una importante documentación generada mientras José Navarro Latorre estuvo al frente de diversos cargos en el Ministerio de Educación Nacional y en el aparato de FET-JONS. A todo ello habría que añadir los materiales de trabajo que el historiador zaragozano acumulara durante varias décadas. Pero sobre todo, el archivo conserva la ingente correspondencia sostenida por el historiador zaragozano entre 1937 y 1986. Una serie de miles de cartas cruzadas con un gran número historiadores españoles y extranjeros, autoridades del régimen, miembros destacados del aparato de FET-JONS, amigos y familiares, que configuraron el pequeño universo social, intelectual y afectivo de José Navarro Latorre. Una documentación cuidadosamente conservada y clasificada, que refleja una clara voluntad de consignar – para sí mismo o quién sabe si también para otros- el rastro documental de toda una vida”.
No sería extraño que tras la catalogación, estudio y divulgación de esta amplia documentación, la figura del político del Régimen, que durante el curso 63/64, en Preu A, fue nuestro profesor de Historia Moderna y Contemporánea de España en el Ramiro, nos llegara nuevamente a sorprender.
Termino con unas fotografías de José Navarro Latorre, en las cuales podemos comprobar el porqué, en el ámbito de los alumnos del Ramiro, era común y familiarmente conocido por “El Topo”.

Mindán, Navarro Latorre, Alcántara y Muñoz-Cobo







20 comentarios:

  1. ENHORABUENA Paco, me parece un trabajo buenísimo y que he disfrutado enormemente leyéndolo, pues me has descubierto otras facetas que desconocía del Profesor Navarro Latorre.
    Le llamábamos El Topo porque tenía una visión deficiente. Las lentes de sus gafas eran de un espesor anormalmente grande y para leer documentos o libros se levantaba las gafas sobre la despejada frente y se aproximaba la lectura mucho a los ojos.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Los de 6ºB tuvimos la suerte de tenerlo también como profesor de Historia del Arte en el curso 1962-63.En preu nos ofreció un novedoso análisis sobre los Reyes Católicos. La importancia de Fernando en la política europea que desembocó en el nombramiento de su nieto Carlos como emperador del Sacro Imperio Romano Germánico, designación perseguida por nuestra realeza desde Alfonso el Sabio.
    En el periodo comprendido entre Fernando hasta Felipe IV, fuimos prácticamente el centro del mundo, la política atlántica atribuida a Isabel siendo una aventura importante en esos días, restaba brillo a lo verdaderamente importante entonces que era la política mediterránea y la europea a través de los matrimonios de los hijos de Isabel y Fernando.
    Para intentar resolver el problema de Navarra, él mismo se casó con Germana de Foix pero su hijo murió al nacer y acabó resolviendo dicho problema el Duque de Alba de una manera ligeramente violenta. Al morir pidió a su nieto que se ocupara de Germana, éste se lo tomó tan a pecho que le hizo tres hijos. Para salvar las apariencias de su candidatura a Emperador, la casó con el Duque de Calabria que a la muerte de Germana erigió el Monasterio de San Miguel de los Reyes Magos en las afueras de Valencia.

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. Completísima semblanza, Paco. Enhorabuena.

    La verdad es que no recuerdo si la historia que nos daba era sesgada o no sesgada, aunque me figuro que tampoco sería una cuestión de él salvo comentarios que tampoco recuerdo. Lo que sí está claro es que somos producto de una época por una parte (recuerdo por ejemplo que la guerra civil la contaba Ricardo de la Cierva)y por otra que la historia en el 90% de los casos estuvo y estará sesgada, lamentablemente, y no sólo por razones del régimen, sino por influencias anglófilas que tanto daño han hecho "arrimando el ascua a su sardina" con referencia a otras épocas de la historia. Por eso todo es según el color del cristal con que el autor del libro lo mira. Luego sólo nos quedará haber desarrollado criterio y poner ciertas cosas sospechosas sencillamente en solfa ... y leer de muchas fuentes diversas.

    ResponderEliminar
  6. Gracias Paco, es interesante. No recuerdo al personaje, porque no hice Preu en el Ramiro, pero me parece un hombre comprometido con su tiempo. Si pasó la guerra, sabía lo que se estaba fraguando y tomó partido pero, como universitario, hizo su trabajo y lo hizo bien. Y los alumnos del Ramiro lo aprovecharon.

    Nos congratulamos de la buena educación recibida en el Ramiro, en pleno Régimen, así es que en su resultado algo abrán tenido que ver personas como la que nos presenta Paco para su admiración.

    Al parecer, se puede ser catedrático socialista, o comunista, como los que vemos en nuestra Universidad, pero es inadmisible que haya habido alguno falangista.

    Y en cuanto a que la "Historia" haya que haberla aprendido después, si se hace, exclusivamente, con Paul Preston, Ronald Fraser, Tusell, Tuñón de Lara, Santos Juliá, Malefakis, o Tamames, los resultados pueden ser sesgados, o directamente falsos.

    Otros, contrastamos con Azaña, Arrarás, Salas Larrazabal, Ricardo de la Cierva, Payne, Thomas, Moa, o Vidal, y esto sin ánimo de ser exhaustivo. Y la visión cambia. Se llama equilibrio.

    Como dice Stanley Payne: "En España la izquierda tiene un complejo histórico que se remonta a 1931. Desde entonces las izquierdas han tenido un complejo de superlegitimidad, como si tuviesen el derecho de gobernar, es decir, que ellos son los únicos que valen de cara al pueblo, y que los demás, los partidos conservadores, no son más que elementos decorativos que no representan a nadie. De este modo, la izquierda española no acepta el hecho de que puede perder, no acepta adversario alguno".

    Como el trabajo de Paco es impecable y la figura del investigado, admirable, cualquiera otra consideración está de más.

    Resulta recurrente (y molesto) que Ildefonso parezca haberse obligado a ser martillo de herejes de cualquier noticia que excite su celo. Descansa, hombre, disfruta y reconoce los méritos allí donde se produzcan. La guerra civil española terminó hace ¡74! años.

    Gracias de nuevo, Paco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que la de Salas Larrazabal (militar de aviación), Ricardo de la Cierva (físico) Moa (exterrorista del GRAPO) y Vidal es la misma que nos enseñaron en nuestra tierna adolescencia por eso contrastamos clandestinamente con Paul Preston, Gabriel Jackson, Tuñón de Lara, Malefakis, Vilar, Orwell....
      Cerdán

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  7. De verdad Ildefonso, en los dos cursos que lo tuve como profesor no le oí ningún comentario filofalangista, todo lo contrario. Su visión de los RR CC era diametralmente opuesta a la publicitada por los especímenes salidos de la Escuela de Mandos que consideraban a Fernando como si fuera el actual duque de Edimburgo, solamente un copulador impenitente, que también lo era, ejemplos patrios no faltan, los guionistas de la serie televisiba me parece que estuvieron en esa escuela, Isabel es incluso guapa y sexy. Ten en cuenta que después de las purgas en el sistema educativo realizadas desde 1939 era difícil que existieran submarinos del PCE, PSOE, PNV, IRC, IR de Azaña......en nuestras escuelas, institutos y Universidades, por lo menos no subían el periscopio. Hubo que esperar al curso 1964-65 a que lo levantaran Tierno Galván, Aranguren y García Calvo. La Falange a partir de 1939 fue un modus-vivendi, encabezada por Nemesio Fernández Cuesta. Otro de los muchos errores de los políticos republicanos fue no poner mediante un avión a José Antonio en Burgos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    3. Querido Ildefonso. Nada es blanco o negro, bueno o malo. Todo es una mezcla. Ni todos los falangistas eran asesinos, ni todos los comunistas querían al pueblo. Estamos ante un hombre, de cuya biografía Paco ha rescatado un montón de detalles, que yo calificaría de una gran talla humana y científica. Ya tenía antes esa idea y ahora me reafirmo más. Y creo que a mi me enseñó mucho y junto a Oliver y Mindan le considero de los mejores profesores que he tenido en mi vida

      Eliminar
  8. Un profesor admirable. Jamás alabó al Régimen en clase. Yo lo tuve en Preu solo y si recuerdo que los Reyes Católicos, en especial Fernando era uno de sus temas favoritos y nos explicaba como con la diplomacia de entonces preparó el imperio Europeo de Carlos I.

    Nos hacían sus explicaciones sentirnos orgullosos de un pasado en el que España durante casi 3 siglos dirigió el orden mundial.

    El que impulsase el PIO, fue una gran obra que nos permitió a muchos estudiar no solo el bachiller si no en la universidad. Es pues también una faceta digna de alabanza.

    En fin visto con perspectiva histórica y sin prejuicios impertinentes, se trata de una magnífica persona, un buen historiador y un profesor muy humano.

    En Preu el organizaba el viaje a Roma, y recuerdo como anécdota, que le dije que en mi casa atravesábamos una mala racha económica,él que me dijo, Rincón, tu vas a ir al viaje, dile a tu padre cuanto puede pagar, y si no puede nada vas igual. Esto para mi supuso mucho y desde entonces le tuve un especial cariño, que aumenta ahora al saber lo del PIO.

    Jamás manifestó ninguna tendencia política. Los documentos lo dicen y fue falangista en efecto, pero debió ser del ala implicada en lo social. Creo que entonces esto no estaba reñido con ser buena persona.

    Gracias Paco por rescatarle del olvido, de una forma tan digna. En efecto que buenos profesores tuvimos, cada vez me doy cuenta más

    ResponderEliminar
  9. Congratulémonos, porque uno de nosotros ha conocido "la verdad". La única verdad, se entiende. Te queremos hermano.

    Despreciar las fuentes que a uno le parecen "contaminadas", es perder una parte de la Historia. Pero allá cada cual. La nomenklatura "científica" de historiadores bendecidos por lo políticamente correcto que cita Cerdán, no rebate argumentos históricos, ni nuevas fuentes; se limita a despreciar a sus autores, intentando descalificarlos. Normal, solo hay UNA verdad y Arenas su profeta.

    SQC

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Se puede utilizar el adjetivo histórico para los argumentos?. En mi modesta opinión los argumentos son correctos o incorrectos, por no hablar de verdaderos o falsos. No pretendía rebatir nada, sólo hablaba como tú de contrastar pero como repetía Areilza, con diferente timing. Siempre ves en mis palabras mucho más de lo que quieren decir.¿Es despreciar constatar que Salas Larrazabal era militar de aviación?. Mi hermano 4 años mayor que yo, también lo era y yo lo admiraba, claro no escribía historias. De la Cierva era licenciado en Físicas y en los 70 escribió la Historia de España en fascículos publicada por Planeta ¿es mentira?¿es un desprecio por mi parte? ¿es falso que Pío Moa fue militante del GRAPO?. Nada, a partir de ahora lanza una campaña por internet para que Wert suprima la licenciatura de Historia, ya que la verdadera historia sale de la Academia de Aviación de San Javier, de la Facultad de Físicas y de las células terroristas (esperemos a que publique De Juana Chaos). También imaginas y utilizas una excesiva profusión de adjetivos: contaminadas, cientifico, políticamente correcto, historicos, nuevas, normal.
      Por cierto en uno de los fascículos de De la Cierva, se desmontaba la veracidad de la conversación telefónica del coronel Moscardó con su hijo, las comunicaciones estaban cortadas y lo que no puede ser, es imposible. Investigación histórica bastante facilona, ya que no hay más que leerse la Causa General (1946)

      Eliminar
  10. En efecto José-Luis, no nos subestimes: es despreciar decir que Salas Larrazábal era militar de aviación (especializado en historia militar), o que Pío Moa fue terrorista del GRAPO (y por eso especialista en la izquierda), o De La Cierva físico (y no escribía historias, sino Historia), para ¿acotar?, ¿descalificar?, ¿identificar?, ¿minusvalorar? sus argumentos, solo porque sus profesiones no tengan nada que ver con sus investigaciones, casualmente discrepantes de las que los "historiadores oficiales" (al parecer, de profesión solo historiadores), han publicado.

    Siguiendo tu argumento, no sé qué puede aportar a esta discusión un ingeniero de caminos, un economista, un abogado, o, pongo por caso, nuestro compañero Arenas sobre los hechos que relata en su libro, ya que no es historiador.

    Venga hombre, lo real es que hay una verdad oficial y que cualquier alteración de la "memoria histórica", aunque venga avalada por "argumentos" basados en nuevas fuentes, son criticadas...porque las han hecho físicos, militares, o ex-terroristas. (Bueno, Vidal sí es historiador).

    El hombre blanco habla con doble lengua.



    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Corto y cierro.
      Miguel Ángel, si te doliera una muela ¿irías a un odontólogo titulado o a un asesor fiscal?. Coste que no subestimo a los aficionados, los pongo en su justo lugar. Una cosa es la historia por historiadores que motivan documentalmente sus argumentos y otra la novela histórica que se basa en la labor de los historiadores mezclándola con el fruto de la imaginación del novelista.
      Ejemplo: Gabriel Jackson se basó en los diarios del Conde Ciano para indicar la fuerte represión contra la oposición desencadenada por el Estado franquista en el periodo 1939-1953. Claro, siempre se podrá decir que eran fotocopias para no admitir lo que no nos gusta.

      Eliminar
  11. Pues parece que yo era el único que sabía que Navarro Latorre tenía cierta importancia política, pero lo sabía por dos cosas, primero porque iba al Ramiro, no siempre, en coche oficial, pero, sobre todo, porque fui becario desde 1º y las becas las firmaba el presidente del Patronato de Igualdad de Oportunidades que se llamaba José Navarro Latorre y, ¡elemental, querido Watson!

    ResponderEliminar
  12. Pues fíjate Jose Luis que yo fui becario del PIO desde primero de bachiller al doctorado y jamás me di cuenta que D. José firmase las becas. Despistado que es uno.

    Manolo

    ResponderEliminar
  13. Hoy mismo un alumno de la promoción 63 me ha contado una anécdota buenísima del Topo.
    Los alumnos del B, y en virtud de que calzaba zapatos de suela junto a unos giros muy pronunciados de 180º (para los de letras, de la pared del fondo a la pared de la pizarra) en el pasillo central del aula cuando daba su clase a este curso, pelaban las cabezas de varias cerillas y las tiraban al suelo del pasillo central de la clase, de modo que cuando giraba sobre sus pasos se le encendían bajo la suela de los zapatos. Nunca llegó a castigar a ningún alumno por ello, señal de que no sintió excesivo calor bajo los pies...

    ResponderEliminar

Escribe en el recuadro tu comentario.
NO TE OLVIDES DE FIRMAR.
¡ LOS MENSAJES ANÓNIMOS SERÁN BORRADOS !.