INDICE ANALÍTICO DE ARTÍCULOS

En la pestaña anterior BLOG DE INTERÉS/ACTUALIDAD encontrarás otros artículos interesantes no relacionados con el RAMIRO.
En la pestaña de arriba INDICE ANALÍTICO DE ARTÍCULOS encontrarás los más de 425 posts publicados anteriormente, con indicación de temas, fechas y autores.
También encontrarás en la barra lateral derecha un ÍNDICE DE ARTÍCULOS PUBLICADOS indexados por fechas.


31 de mayo de 2012

Nuestro Dinero, por Manolo Rincón


Para terminar esta época de nostalgia sana, traigo aquí los elementos, que casi ni veíamos y que nos ilusionaban, las monedas de curso legal en aquellos años:


BILLETES







Billetes de una peseta. Yo recuerdo haber tenido los cuatro modelos (había más), que incluyo.

Con ellos se podía comprar una bolsa de patatas fritas en la cantina de Pedro. Circulaban entre 1953 y 1.958.


  





Estos billetes los veíamos menos, pero también llegábamos a manejarlos. Te permitían ir al cine y comprar un TBO de los caros. Circularon entre 1953 y 1959.

Con billetes mayores (25, 50,100, 500 y mil pts.) no sigo pues raramente los veíamos y por supuesto nunca los manejábamos, salvo para pagar el colegio.



MONEDAS
  



Monedas de 10 y 5 céntimos de peseta. Las que más manejábamos. El interior era de cartón. Las poníamos en la vía del tranvía a ver como quedaban a su paso.




Moneda de 2,50 pts. (medio duro). Yo la llamaba monedona. Daba para un bocata de mejillones en la Cantina



Moneda de dos reales, muy apreciada. Servía hasta para poner en los cinturones. Se decía que el valor del metal era mayor que el facial.


  


Monedas de una peseta (cobre) y un duro (níquel) que también manejábamos

Estas fueron las monedas que utilizamos en nuestra época de preparatoria.

Al acceder al instituto (1.957), se hicieron otros formatos más pequeños de monedas de 5, 25 y 50 pts.



Lo que sigue es una aportación complementaria de Rafael García-Fojeda:

Respecto a 'NUESTRO DINERO', trataré de completar algo lo que nos envía Manolo Rincón. Soy aficionado a la numismática y poseo algunos billetes y monedas que usamos o que, al menos, vimos de aquella época. Como curiosidad, os diré que en una numismática, a los escasos tres meses de retirar un billete de 500 pts -el de Benlliure- ya me pidieron 3.000 pts; por supuesto, no lo compré.
Seguro que algunos tuvimos en la mano la moneda de 1 peseta que os adjunto y puede que hasta el billete de 25 pts. Con los demás -faltan los de 500 y 1.000 pts.- intento cerrar ese círculo nostálgico (los de 50 y 100 pts. no los tengo en mi colección). Rafael Gª-Fojeda.







4 comentarios:

  1. Gracias por ponerlo. Espero que guste

    ResponderEliminar
  2. Nos ha gustado y mucho. Muchas gracias a los dos.
    Miguel Angel Morcillo ha comentado por mail lo importantes que eran las monedas de dos reales como freno final de la cuerda del peón...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También servían para que determinados macarrillas se hicieran cinturones a lo Steve Mc Queen en 'Los Siete Magníficos', con lo cual debían suponer que a los cínicos nos deslumbraban. Ya por entonces era una gran verdad que si los capullos volasen los aviones llevarían bocina.

      Alfonso el Piadoso

      Eliminar
    2. Los cinturones adornados con los dos reales, me parecían espantosos. Si recuerdo a makarras con ellos.

      La moneda fraccionaria de 5 y 10 céntimos era internamente de cartón.

      Muchas veces "desarmé" y "armé" de nuevo una moneda de aquellas

      Eliminar

Escribe en el recuadro tu comentario.
NO TE OLVIDES DE FIRMAR.
¡ LOS MENSAJES ANÓNIMOS SERÁN BORRADOS !.